HUELGA DE AUTOBUSES

Hadú Almadraba: «divorcio» total entre empresa y trabajadores

Hadú Almadraba: «divorcio» total entre empresa y trabajadores
Varios trabajadores de Hadú Almadraba, congregados frente a las oficinas de la compañía
Varios trabajadores de Hadú Almadraba, congregados frente a las oficinas de la compañía

Ambos actores han dado por concluido el proceso de negociaciones colectivas sin haber llegado a un acuerdo


Esta mañana, ha tenido lugar una nueva reunión bilateral entre los delegados sindicales de Hadú Almadraba y los máximos responsables de la compañía. El objetivo del encuentro no era otro que tratar de acercar posturas para poner fin a la huelga de personal y restablecer, así, el servicio regular de transporte público de cara a las fiestas patronales. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos y la predisposición de la plantilla, el resultado no ha podido ser más desalentador.

Inicialmente, la dirección propuso a los empleados una subida salarial del 2,5%, una oferta que, en absoluto, satisfacía las pretensiones de los trabajadores, que aspiran a que sus sueldos sean actualizados con respecto al IPC. Hoy, lejos de aumentar el citado porcentaje, la empresa ha dado «marcha atrás» y ha suprimido todas las propuestas efectuadas hasta la fecha. Así lo ha asegurado José Antonio Blanco, portavoz de la plantilla: «Han retirado todas las ofertas y han dado por concluidas las negociaciones».

Y es que, Hadú Almadraba afirma que entraría en pérdidas en caso de ceder a las exigencias de su plantilla. Ello, a pesar de que la empresa se ha beneficiado de más de un millón de euros en ayudas públicas tan solo en lo que va de año. El Gobierno local, responsable de la emisión de dichas subvenciones, comunicó a la compañía -hace tan solo unos días- los servicios mínimos que habrán de estar vigentes mientras dure el parón. Sin embargo, el personal ya comunicó que no acataría tal mandato mientras no se encontrase una solución efectiva al problema.

Dada la coyuntura, cabe la posibilidad de que la empresa no preste servicio de transporte durante la semana de feria, puesto que, al parecer, el convenio colectivo no permite a los chóferes trabajar durante la noche (a no ser que estos opten por hacerlo voluntariamente). «Los trabajadores deciden y serán ellos quienes tendrán la última palabra sobre si salen o no», ha afirmado Blanco, y ha añadido: «Sabemos a lo que nos exponemos y lo asumimos». De esta forma, la decisión de operar durante las fiestas patronales se tomará (salvo sorpresa) a última hora.

Hadú Almadraba: «divorcio» total entre empresa y trabajadores