Las escuelas náuticas acusan al ICD de provocar pérdidas del 50% al sector por su «precaria gestión»

Las escuelas náuticas acusan al ICD de provocar pérdidas del 50% al sector por su «precaria gestión»
Un velero, atracado en las instalaciones del Real Club Náutico CAS
Un velero, atracado en las instalaciones del Real Club Náutico CAS
Valero y Ceuta Yachting culpan a la sociedad municipal por las convocatorias de examen para titulaciones náuticas de recreo

Las escuelas náuticas caballas Valero y Ceuta Global Yachting han emitido un comunicado conjunto para expresar sus quejas «por la precaria gestión de las convocatorias de examen para titulaciones náuticas de recreo».

Ambas organizaciones han asegurado que «tanto las escuelas náuticas de recreo como los usuarios aspirantes a titulaciones náuticas se han visto gravemente perjudicados por tres hechos: la improvisación en las fechas de examen, el brevísimo plazo de inscripción y la falta de transparencia en la contratación de los examinadores, así como el cumplimiento de las normas al momento de realizar los exámenes».

En el comunicado, se afirma que «mientras el resto de comunidades autónomas con competencias en Náutica de Recreo programan a principios de año la totalidad de las convocatorias, el Instituto Ceutí de Deportes las programa a su criterio; ello, a pesar de las reiteradas solicitudes por parte de las empresas para consensuar las fechas de examen y demás convocatorias».

A criterio de los centros náuticos, «tanto la fecha elegida para las inscripciones -que suele coincidir con el inicio del curso escolar- como el breve período de tiempo entre estas y los exámenes complican gravemente la impartición de la debida formación teórica, siendo absolutamente insuficiente para las titulaciones superiores, como las de Patrón y Capitán de Yate, necesarias para poder acceder al mercado laboral para empleos como el de socorrismo».

Al parecer, la gestión efectuada por parte del ICD estaría provocando pérdidas empresariales superiores al 50% de la facturación, así como impidiendo el acceso al mercado laboral de decenas de ceutíes.

En cuanto a los examinadores, Valero y Ceuta Global Yachting han solicitado a la Administración información sobre los criterios de contratación de estos, requerimiento para el que aún no han recibido respuesta formal.

«Tanto las empresas como los usuarios llevan años padeciendo la mala gestión del ICD. Entre otras negligencias, el organismo ha obligado durante años a efectuar los trámites de forma presencial, no permitiendo su realización a través de medios electrónicos, absolutamente obligatorios desde 2015», añade el comunicado.

«En definitiva, la absoluta desidia del ICD está provocando gravísimos e irreparables perjuicios al sector náutico, incongruentes con el enorme esfuerzo que está realizando la Ciudad Autónoma, agravando la ya complicada situación de falta de patrones profesionales y de público proveniente de la península para examinarse o hacer prácticas en nuestra ciudad», concluye el escrito.

Las escuelas náuticas acusan al ICD de provocar pérdidas del 50% al sector por su «precaria gestión»