PROYECTO GANADOR

Así será la nueva Rampa de Abastos, sede del Archivo de la Ciudad y Museo Militar

Así será la nueva Rampa de Abastos, sede del Archivo de la Ciudad y Museo Militar
Boceto del proyecto Los lienzos de la Almina_
Boceto del proyecto Los lienzos de la Almina_  

La Rampa de Abastos recuperará casi tres siglos después  su condición original de almacén. Pero ya no almacenará utensilios de uso logístico militar,  sino que será la memoria de Ceuta. La sede del Archivo General de la Ciudad y también Museo Militar. Ya sabíamos su uso, ahora empezamos a hacernos una idea de cuál será su forma. 

El Ministerio de Fomento ha hecho público este jueves el veredicto del jurado del concurso de ideas para la rehabilitación del edificio del siglo XVIII de la Rampa de Abastos como nueva sede del Archivo General y Museo de Historia Militar de la Ciudad de Ceuta. ‘Lienzo de la Almina’, el proyecto firmado por el estudio de arquitectura valenciano Balman Consultores y Alejando Martínez del Río, ha sido el ganador en un concurso de ideas con propuestas de muy alta calidad, ha resaltado el jurado, que ha elegido este proyecto por la capacidad de integración del edificio en la trama urbana de la Ciudad y la mínima intervención en su estructura.

Esa mínima intervención y el respeto por el patrimonio y su entorno, un ámbito en el que tienen una dilatada experiencia, han sido las claves para el éxito del proyecto, considera desde Valencia Vicente Dualde, de Balmán Consultores, minutos después de conocerse el veredicto del jurado. Dualde considera que el proyecto incluso debería ampliarse al entorno del edificio del siglo XVIII poniendo en valor el lienzo de la muralla, esencia de la ciudad autónoma. Para el jurado, ha sido crucial la “sensibilidad y manera de entender la ciudad” del proyecto, que sabe poner en valor la estructura”con una cubierta que se confunde con el cielo” y una “delicada intervención paisajista". Todo ello, “con la mínima intervención”, amén de ser también la propuesta más económica de las 22 presentadas, ha hecho posible que sean manos valencianas las que den forma a la Rampa de Abastos del siglo XXI, pero sin perder de vista al siglo XVIII que la vio nacer.

El edificio, que es Bien de Interés Cultural desde 1998 y es propiedad del Estado, aunque en mayo de 2016 se concedió la propiedad demanial de la primera planta a la Ciudad autónoma de Ceuta para que albergase el Archivo General de la Ciudad, tiene una superficie aproximada de 2.592 m2. Esta superficie se divide en 1.436 m2 en planta primera y 1.156 m2 en planta baja.

Además de albergar las instalaciones del Archivo General, el nuevo espacio tendrá uso como Museo Militar, con espacios multi usos y expositivos, divididos por un lado con contenido militar y, por otro, como centro de interpretación de la Rampa de Abastos, para mostrarla historia del antiguo almacén de intendencia. Con la restauración, emergerá también uno de los valores escondidos de la Rampa de Abastos, su patio, que servirá de lugar para la exposición de piezas singulares de artillería. Asimismo, el edificio contará con una sala de Investigadores con biblioteca de apoyo y una sala de usos múltiples con capacidad para cincuenta personas.

Más allá de sus espacios abiertos al público, bien para exposiciones, bien para eventos, el nuevo edificio deberá albergar todos los tesoros del Archivo General. Las nuevas instalaciones tendrán que albergar libros y cajas que uno tras otro supondrían más de16 kilómetros lineales: 60.000 cajas de documentos en papel, 25.000 unidades de fotografías en papel y 500 en cristal,15.000 planos individuales, de los cuales 100 son de gran formato,1500 cintas de vídeo y algunos soportes plásticos en otros formatos de grabación, 500 impresos de varios tamaños y más de mil libros de Protocolo Notariales.

Boceto del proyecto Los lienzos de la Almina peq

El 90 por ciento de los fondos del Archivo General de Ceuta son papel (incluida planimetría y cartelería en formatos medios y grandes, pero también fonográfico (casetes, cintas magnetofónicas…), material fotográfico (cristal, plásticos...) y audiovisual (8 mm, super 8 mm, 16 mm, vídeos, cd, dvd...); además de memorias de ordenador.

Este edificio, que forma parte del paisaje cotidiano de la ciudad hasta casi ser invisible, constituye uno de los escasos vestigios conservados de la fortificación de la Almina del siglo XVIII. El Almacén de Abastos, explica el pliego de condiciones del proyecto, se construye coincidiendo con el gran impulso fortificador que tuvo como objeto el frente norte de la Almina a lo largo del siglo XVIII. En estos terrenos se ubicó con anterioridad la desaparecida ermita de San Pedro. Se construyó esta edificación con el objetivo de funcionar como elemento de servicio para el conjunto de las fortificaciones de la Almina. Siguió teniendo un uso logístico militar hasta comienzos del siglo XX. Cerca existían otras instalaciones de servicio militares, tal es el caso de las desaparecidas Cuadras y Almacenes de la Tocina, situadas en la otra acera de la Calle Rampa de Abastos.

No es la primera reforma

En 1907 se produce un importante incendio que afecta al almacén y que incide especialmente en la planta alta, destruyendo la cubierta primitiva. A raíz de este accidente, en 1908, se redacta y ejecuta un proyecto de reforma, en el que destaca la sustitución de las cerchas originales de madera por otras metálicas, además de cubrirse de forma integral con planchas onduladas de fibrocemento. 

No era ni el primero ni el último proyecto. En La Rampa de Abastos, en permanente restauración en los últimos diez años ha tenido muchos proyectos sobrevolando su estructura, el penúltimo, de Forja XXI, institución que debía restaurar y recuperar mediante una escuela taller tanto la citada Rampa de Abastos como el Fortín del Príncipe, ambos proyectos nunca llegaron a buen puerto. Ahora, la Rampa de Abastos tiene una nueva oportunidad de volver a su ser, pero esta vez para servir de memoria de la ciudad.

Los lienzos de la almina

rampa abastos 3rampa abastos 2rampa abastos 1

Así será la nueva Rampa de Abastos, sede del Archivo de la Ciudad y Museo Militar