V CENTENARIO DEL CARDENAL CISNEROS

El canto gregoriano revive en la Catedral

El canto gregoriano revive en la Catedral
V Centenario del Cardenal Cisneros.
V Centenario del Cardenal Cisneros.

La Catedral será este 26 de marzo el escenario de la vuelta a la vida del canto gregoriano 500 años después. En homenaje al Cardenal Cisneros, la Sociedad de Amigos de la Música, en colaboración con la Consejería de Educación y Cultura, se dará cita en la catedral con la Schola Gregoriana Hispana.


Se trata de un grupo vocal especializado en la interpretación de monodía religiosa y primera polifonía medieval, fundado en 1984 por Francisco Javier Lara. Su repertorio fundamental está compuesto por canto mozárabe y gregoriano en el que siguen las directrices marcadas por la escuela semiológica de Dom Eugène Cardine, y primeras polifonías (Códice Calixtino, Códice de Madrid, Huelgas, Escuela de Notre Dame, etc.).

Con este repertorio ha realizado una importante labor de difusión a través de centenares de conciertos por toda la geografía nacional. También ha intervenido en la interpretación de repertorios religiosos más modernos en los que se incluye alternancia de canto llano con polifonía en colaboración con otros

grupos y entidades vocales e instrumentales como The Scholars, Cuarteto Renacimiento, Coro de la Universidad Autónoma de Madrid y Orquesta Sinfónica de Madrid, en la interpretación del repertorio del Códice Calixtino con el Grupo “In Itinere” de la Universidad de Santiago de Compostela o repertorio de canto gregoriano y órgano alternatim. 

Pero el verdadero motivo de este ‘concierto’ en la Catedral es el quinto centenario de la muerte del Cardenal Cisneros, Francisco Jiménez de Cisneros. Fue Cardenal, Arzobispo de Toledo y Primado de España y pertenecía a la Orden Franciscana. La llegada a la Archidiócesis de Toledo del arzobispo don

Fr. Francisco Jiménez de Cisneros, significó para el Rito Hispano-Mozárabe, la toma de con-ciencia de su inmenso valor y la puesta en marcha de un fuerte impulso renovador. Informado el Arzobispo de la escasez de libros litúrgicos, de la penuria económica en que se encontraban las parroquias mozárabes de la ciudad y de la presencia en ellas de clérigos que desconocían el Rito, hecho que había influido enormemente en su falta de vitalidad y en el olvido de esta liturgia, se decidió a afrontar el

problema y a ponerle alguna solución. Propició una profunda revisión del Rito, con la edición de nuevos libros, fieles a la liturgia transmitida co-mo un tesoro desde siglos, y con la fundación, en el interior de la Catedral, de una Capilla dedicada exclusivamente al Rito Hispano-Mozárabe.

De este trabajo surgieron el Missale mixtum secundum regulam Isidori dictum mozarabes (1499-1500), el Breviarium secundum regulam Isidori (1502) y cuatro cantorales que con-tienen únicamente las piezas musicales en notación mensural. Estos cuatro cantorales que vieron la luz a comienzos del siglo XVI a impulsos del cardenal Cisneros, destinados a ser usados en la M. I. Capilla Mozárabe del Corpus Christi por él fundada en el ámbito de la Catedral Primada, y conservados en dicha Capilla, constituyen uno de los grandes tesoros documentales que enriquecen la liturgia hispano-mozárabe.

El canto gregoriano revive en la Catedral