INSTITUTO DE ESTUDIOS CEUTÍES

El diccionario de árabe que ha tardado dos siglos en llegar a la imprenta

El diccionario de árabe que ha tardado dos siglos en llegar a la imprenta
Edición del Vocabulista arábigo español (1 de 2)
Edición del Vocabulista arábigo español (1 de 2)  

Es una de las obras lexicográficas por excelencia pero nunca llegó a publicarse: la reedición del Padre Patricio de la Torre del “Vocabulista castellano arábico compuesto y declarado en letra y lengua castellana por el reverendo padre Fray Pedro de Alcalá del Orden de San Gerónimo” es un diccionario pionero que va más allá del original de 1505 y se adentra en lo etnográfico pero que por muchas vicisitudes llevaba más de dos siglos esperando a llegar a una imprenta. Una injusticia que de la mano del Instituto de Estudios Ceutíes (IEC)  ha reparado Francisco Moscoso, profesor titular de lengua árabe y dialecto árabe marroquí en la Universidad Autónoma, que este lunes ha presentado la obra, por fin, publicada 213 años después “lo más fielmente posible al original”.

Edición del Vocabulista arábigo español (2 de 2)“Es un libro de fondo y los archiveros y bibliotecarios nos preguntamos por qué no se ha publicado antes”, explicaba Rocío Valrriberas, directora del IEC y anfitriona de la presentación en la Biblioteca Pública Adolfo Suárez. Las razones de este imperdonable olvido son varias, aunque una sobre sale por encima de las demás: la invasión napoleónica que pillo al libro aún en prueba de imprenta y que nunca llegó a editarse. Su autor tuvo que esconderse en Cádiz y nunca pudo volver a Tánger –donde fue nombrado vicecónsul, cargo que no pudo ocupar- Poco después, en 1819 muere sin ver publicada su obra y tras toda una vida dedicada a los estudios árabes, de cuyo resurgimiento tuvo buena parte de culpa.

Un valioso documento que el IEC se encargará de distribuir en todas las bibliotecas de la ciudad para uso y disfrute de los estudiosos del árabe dialectal marroquí y para todos aquellos que quieran conocer un poco más aquel Marruecos de finales del siglo XVIII pues el ‘vocabulista’ corregido y ampliado por el Patricio de la Torre, observa Moscos, está repleto de información etnográfica, pero también sobre el Islam, juegos infantiles y estilo de vida en el Tánger de hace dos siglos.

El diccionario de árabe que ha tardado dos siglos en llegar a la imprenta