El Gobierno mantiene su decisión de comprar la escultura de Laverón pese a las críticas


El Gobierno mantiene su decisión de comprar la escultura de Laverón pese a las críticas

- Hachuel argumenta que cumple todos los requisitos del acuerdo plenario para dotar a la ciudad de un monumento que ensalce la solidaridad de los ceutíes con lo emigrantes

- Tiene cuatro figuras, es de un artista ceutí y está a la mitad de precio, argumenta el portavoz del Gobierno en su favor

- Recuerda que Tingitana no puede aspirar a más que al apoyo del Ejecutivo y a los 45.000 euros consignados

El Gobierno de la Ciudad se mantiene “firme” en su decisión de comprar, por 165.000 euros, la escultura ‘Solidaridad’ (También conocida como ‘Danza Griega’) de la escultora ceutí, Elena Laverón. Una imagen que, según el Gobierno, cumple con creces los requisitos del acuerdo plenario por el que, a iniciativa de Caballas, se aprobó por unanimidad adquirir una escultura para simbolizar la solidaridad del pueblo del Ceuta y “el Gobierno ha considerado que en esta escultura concurren características y circunstancias que la hacen idónea para eso”, según ha recordado el portavoz del Gobierno, Jacob Hachuel.

“Primero tiene cuatro figuras humanas, segundo porqué es de una artista ceutí, tercero porque la ha dejado a la mitad de lo que realmente dice el catálogo”, argumentó Hachuel enumerando las razones que han llevado al Gobierno a desembolsar 165.000 euros. Un precio que, insistió el portavoz, es la mitad del marcado por la artista.

“Y tengo que decir que pregunté quien decidía cuánto vale”, ha apostillado Hachuel, “y me dijeron que era la autora, aunque en caso de que el autor hubiese fallecido sí lo decidiría un perito, pero en este caso el precio ya venía previamente marcado en el díptico editado por ella”.

El Gobierno mantiene su decisión de comprar la escultura de Laverón pese a las críticas