HASTA EL 2 DE JUNIO

De Goya a Agatha Ruiz de la Prada, la exposición de tapices recorre 300 años de historia de España

De Goya a Agatha Ruiz de la Prada, la exposición de tapices recorre 300 años de historia de España
tapices bustos clecker rontome
Bustos, Clecker y Rontomé durante la presentación.
La Real Fábrica de Tapices, el Centro de Historia y Cultura Militar y la Consejería de Educación y Cultura han presentado la muestra que se inaugura este jueves con obras originales recién restauradas que se podrán ver por primera vez

El Museo del Revellín abrirá sus puertas este jueves al público en general para que pueda ver “la historia de España, su evolución sociológica, política” a lo largo de los últimos tres siglos, en palabras del coronel Carlos Bustos, responsable del Centro de Historia y Cultura Militar, uno de los entes tras la exposición. En la muestra hay obras de arte en forma de tapiz y alfombra desde Goya hasta Agatha Ruiz de la Prada, para dar muestra de esa historia patria en los últimos 300 años.

Pero no sólo. El interesante proceso de armar un tapiz o una alfombra desde la excelencia está explicado en la muestra que complementa más de cien obras de la Real Fábrica de Tapices, que es la entidad que ha armado la exposición, con telares originales y fotos que explican el laborioso proceso de una de las entidades que más saben de esto. Número uno en Europa en restauración y con el hito de no haber parado su actividad nunca desde 1721.

“En la fábrica no hay tapiceros, esos son los de la furgoneta, hay liceros”, ha explicado el director general de la Real Fábrica de Tapices, Alejandro Clecker, que este jueves a las 18.30 antes de abrir la exposición ofrecerá además una conferencia. Se usa la técnica ancestral del altolizo. Entre 7 y 8 meses para un metro cuadrado de tapiz, según ha explicado. Un proceso artesanal por completo que arroja finalmente la excelencia.

Otro ejemplo real, de los trabajos que están llevando a cabo ahora mismo para el Gobierno de Sajonia en Alemania: tapices de plata, oro y seda. 4 personas tardarán unos 13 meses en fabricar 2 metros cuadrados de tapiz. “Es otra galaxia totalmente distinta de relajo y amor por el detalle y las cosas bien hechas”, ha apostillado Clecker.

Igual con las alfombras con la técnica del nudo turco. 7 días para armar a mano un metro cuadrado con 44.500 nudos. “Nada de pedales manejando el telar, el trabajo sería digital completamente”, ha bromeado Clecker, jugando con la palabra que nombra a nuestros tiempos y está omnipresente para devolverle su significado etimológico, perteneciente o relativo a los dedos.

En la muestra hay obras destacadas, cartones originales de Goya y de otros destacados artistas o diseñadores, porque todos los que se han tenido aprecio o prestigio han seguido los pasos de Goya para colaborar con la Real Fábrica de Tapices y dejar ahí su huella en los últimos 300 años.

Pero la muestra es además una clara evidencia más de las virtudes de la mezcolanza de culturas desde la antigúedad. Y es que sin la influencia musulmana en España difícilmente sería explicable no ya esta exposición sino la propia Real Fábrica de Tapices. Desde el gusano de seda, a la oveja merina, “cuestión de estado” en su día, como ha recordado el propio Clecker, introducida por los meriníes en la península y prohibida su exportación hasta el siglo XVIII. Pasando por los múltiples cultivos que trajeron y servían para teñir a las propias técnicas o los productos químicos necesarios para la elaboración de los tapices.

La exposición supone la primera vez que los tapices salen de la península y además se podrán disfrutar algunos cartones originales de Goya completamente restaurados el pasado año y que es la primera vez que van a cruzar miradas con espectadores.

Visto así, no extraña que el consejero de Educación y Cultura, Carlos Rontomé, se haya deshecho en agradecimientos tanto al Centro de Historia y Cultura Militar como a la Real Fábrica de Tapices. La muestra es para él “un motivo de satisfacción y orgullo”.

Los agradecimientos los ha devuelto con creces tanto Carlos Bustos como el propio Clecker por el apoyo y la decidida apuesta de la Consejería por traer la muestra.

En su génesis podría incluso decirse que está un “agárrame el cubata”, a tenor de lo contado por Bustos. Clecker es colaborador habitual del Centro de Historia y Cultura Militar y el pasado octubre en un descanso de uno de sus actos departió con el propio Bustos. “Me comentó el señor Clecker que se iba a Santander a una exposición si no igual, muy parecida. Le dije en broma: No eres capaz de traerla aquí a Ceuta. Y ya ven que fue capaz. Me dijo que sí. Me puse en contacto con el consejero y me dio todas las facilidades. Adelante. Es un éxito para la Ciudad”, ha relatado Bustos.

La muestra se puede visitar desde este jueves en horario de martes a sábado de 11 a 14 y de 17 a 21 horas. Los festivos y domingos sólo de 11 a 14 horas. Y estará en la ciudad hasta el próximo 2 de junio. La entrada es gratuita, el mismo precio que le ha costado tanto a la Consejería como al Centro de Historia y Cultura Militar. Todo corre por cuenta de la Real Fábrica de Tapices.

De Goya a Agatha Ruiz de la Prada, la exposición de tapices recorre 300 años de historia de España