FERIA DEL LIBRO

Marwan regala un recital de emociones y buen rollo en la Biblioteca del Morro

Marwan regala un recital de emociones y buen rollo en la Biblioteca del Morro
Biblioteca Pública Ciudad de Ceruta

El cantautor y poeta Marwan, ha inaugurado la Sala de Usos Múltiples de la Biblioteca Pública Ciudad de Ceuta con un recital de poesía y canciones dentro de la programación de la Feria del Libro 2021.


Marwan es cantautor, poeta, escritor y orgulloso ciudadano "del país de las contradicciones”. Hijo de un palestino, la zona más caliente del planeta, y de una soriana, quizá la tierra mas apacible del globo terráqueo. Ha estado muchas veces en Melilla, confiesa, pero esta es su primera vez en Ceuta. Tal vez por eso, andaba despistado y ha venido abrigado de más y a media actuación en la Biblioteca Ciudad de Ceuta, en el Morro, hubo de despojarse de la casaca, “aunque me queda muy bien”.  No las tenía todas consigo antes de llegar a Ceuta. El madrileño, de Aluche para más señas, está acostumbrado a recibir peticiones de sus fans para que actúe en su ciudad, pero nunca ha recibido una petición desde Ceuta. “A ver si va a ser mi primer concierto sin público”, barruntaba. No fue así. El público ceutí respondió, dispuesto a dejarse emocionar.

Marwan tiene el honor de haber “democratizado”  la poesía, si eso es posible. Un superpoder que demostró este miércoles en la Biblioteca del Morro, que inauguraba con él el espacio de usos múltiples de la nueva sede. El recital, en el marco de la Feria del Libro, agotó el espacio disponible en un abrir y cerrar de ojos, dejando público fuera. Público que, como suele suceder en los eventos culturales, especialmente en Ceuta, era principalmente femenino. De los alrededor de 80 espectadores, solo 12 eran varones. Y muchos de ellos y ellas, jóvenes todos, venían con un libro o un disco de Marwan, prestos para el autógrafo, pruebas vivientes de que este tipo salta muros imposibles. A las pruebas nos remitimos: cantautor, poeta y con legión de fans, algo a priori descabellado en estos tiempos y, seguramente, la envidia de Benjamín Prado, el poeta y novelista con alma de rockero que también pasará por la Feria del Libro de Ceuta, este próximo 9 de junio, en este caso en la Sala de Usos Múltiples de la Biblioteca Pública Adolfo Suárez.

Sus poemas hablan de amor y desamor, como todos, pero también de sexo, de autoestima, de haters, de Madrid, Palestina o de Tinder. Poesía al alcance de todos, sin aura ni elitismos culturales, una poesía abierta, sencilla, llana, a veces tal vez demasiado.

Qué fue antes, si la poesía o las canciones, es lo mismo que preguntarse qué fue primero, si el huevo o la gallina. En Marwan, más letrista que músico, más cantautor que cantante, la poesía y las canciones se alternan con naturalidad, como si fuera lo más normal del mundo. Y en cierto modo lo es. Sus poemas —esto sí que es justicia poética— le han aupado contra todo pronóstico a lo más alto de las listas de ventas de las librerías y en las listas de reproducción de las plataformas de música. Sus poemas hablan de amor y desamor, como todos, pero también de sexo, de autoestima, de haters, de Madrid, de Palestina o de Tinder. Poesía al alcance de todos, sin auras ni elitismos culturales. Una poesía callejera, sencilla, a veces tal vez demasiado. Poemas de verso libre, sonetos y aforismos "como meteoritos”. Poemas con los que también se moja, especialmente en su último trabajo, admite, el poemario “Una mujer en la garganta”. “Yo que he sido siempre un poco así… (no acaba la frase, lástima) en este libro he dado caña”, confiesa

Marwan, de padre palestino, llegaba a Ceuta especialmente sensibilizado tras la entrada multitudinaria en la ciudad de más de 10.000 marroquíes, muchos de ellos niños, una instrumentalización de los menores que le ha indignado especialmente, confiesa. Como hijo de refugiado era “muy consciente” de dónde venía, siente “muy de cerca” la migración y las necesidades de las personas árabes que desean llegar a Europa. 

Como hijo de refugiado era “muy consciente” de dónde venía, siente “muy de cerca” la migración y las necesidades de las personas árabes que desean llegar a Europa. 

Pero su labor como músico, como poeta, es emocionar, subraya. Hablar de emociones, trasladarlas, compartirlas y hacerlas universales. A eso venia y eso logró sin apenas proponérselo. El trato era recitar un poema y cantar tres canciones de su vasto repertorio, pero hizo mucho más. Con un chorro de carisma y su voz más grave para recitar y la más límpida para las canciones, al más puro estilo del cantautor canónico, Marwan regaló todo un recital de poesía, canciones y buen rollo a los 80 afortunados que lograron un asiento en el primer acto cultural de la Sala de Usos Múltiples de la Biblioteca Ciudad de Ceuta.

Marwan regala un recital de emociones y buen rollo en la Biblioteca del Morro