Los muebles de Ebania esperan un uso mientras cogen polvo en un almacén de la Manzana de Siza


Los muebles de Ebania esperan un uso mientras cogen polvo en un almacén de la Manzana de Siza

-Los muebles comprados a Ebania para el conservatorio esperan en un almacén a ser ubicados en la futura Escuela de la Construcción y en el nuevo Centro Asesor de la Mujer en el chalet de Ybarrola

-Mientras los falsos cogen polvo, los auténticos lucen en las salas del conservatorio y en el propio auditorio

-Incluye galería de imágenes

El arquitecto portugués, Álvaro Siza, remitió el pasado 24 de mayo de 2010 un carta al presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Vivas en la que advertía a Vivas de que había sido “informado a través del arquitecto Avelino Silva de que existe la intención de colocar mobiliario copiado de mis diseños, realizados en exclusividad por la firma Serafim Pereira Simoes Sucrs, Lda”. Y ante esa información Siza recordaba a Vivas en la misiva que lo que se estaba haciendo no era conforme a la Ley. “No podré aceptar una ejecución ilegal de los muebles, estando yo mismo como autor vinculado a ese contrato de exclusividad”, continuaba Siza y añadía para rematar: “Le pido atencfión en esta grave tentativa de contornear de forma ilegal lo que está establecido”.

A pesar de la advertencia, que Siza afirmó en una de sus últimas visitas a la obra que se había producido con anterioridad a la compra de los muebles, el Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Ceuta recogió el 30 de junio de 2010 la adjudicación de la compra de los muebles a la empresa jienense Ebania por un importe de 184.299,69 euros. Si bien fechaba la adjuciación en 48 días antes, el 17 de mayo de 2010, una semana antes de la fecha que recoge la misiva de Siza a Vivas.

La publicación en Boletín OFicial de la compra de los muebles a Ebania apuró el limite legal establecido, 48 días, para dar cuenta de la compra.

Poco más de dos meses después, el Gobierno hacía público que había comprado los muebles dos veces, una a Ebania, empresa que Caballas vinculó al jefe de gabinete del presidente Vivas, y a la empresa portuguesa que tenía los derechos del diseño exigido por Siza.

Para minimizar el impacto de la mala gestión el Ejecutivo prometió que los muebles de Ebania serían reubicados en otras dependencias municipales.

Guillermo Martínez, consejero de Economía, Empleo y Turismo, ha asegurado que parte de ellos se encuentran ya en la Escuela de Negocios del Mediterráneo y que otra parte esperan destino en la futura Escuela de la Construcción y en el nuevo Centro Asesor de la Mujer. De momento las réplicas de los diseños originales cogen polvo en un almacen del complejo cultural del Revellín. Martínez ha asegurado también que se ha realizado un “inventario exhaustivo de todos los muebles que no se habían ubicado en el Conservatorio” para evitar cualquier “duda” sobre el destino final de los mismos.

{gallery}Galerias/muebles{/gallery}

Los muebles de Ebania esperan un uso mientras cogen polvo en un almacén de la Manzana de Siza