MURAL

La nueva Estación del Ferrocarril, último tren hacia “un polo de desarrollo artístico”

La nueva Estación del Ferrocarril, último tren hacia “un polo de desarrollo artístico”
Mural de la Estación de Ferrocarril, obra de Alejandro Izquierdo Gallardo
Mural de la Estación de Ferrocarril, obra de Alejandro Izquierdo Gallardo
La Ciudad y Endesa inauguran un mural realizado por los alumnos de la escuela de Arte junto a la nueva sede de la Fundación Premio Convivencia

Hace ya 18 años que se puso sobre la mesa la restauración de la vieja Estación de Ferrocarril que un día unió a Ceuta con Tetuán. Ya en aquel entonces se planteaba como un elemento revitalizador de una barriada tan cerca y tan lejos del centro. Un proyecto que, sobra explicarlo a la vista del calendario, ha sufrido décadas de vicisitudes. Hoy, al fin, ese impacto empieza a vislumbrarse. 

Los vecinos de la barriada de la Estación del Ferrocarril, acostumbrados a ver el edificio entre andamios durante años, ya se han familiarizado con la presencia, entre vanguardista y tradicional, del nuevo edificio, que combina la vieja estructura con una fachada de cristal y hormigón blanco. A la espera de su inauguración, prevista para septiembre, se le ha unido hoy una pincelada de lo que traerá a la barriada. 

Foto de familia de las autoridades junto a Alejandro Izquierdo Gallardo, primero por la izquierda
Foto de familia de las autoridades junto a Alejandro Izquierdo Gallardo, primero por la izquierda

La Consejería de Cultura, en colaboración con la Fundación Premio Convivencia y Endesa, han inaugurado este martes un mural —tal vez el primero de muchos— que rememora a la vieja locomotora que unía Ceuta con Tetuán en el muro que separa a la Estación de Ferrocarril de la central eléctrica. Un mural basado en un diseño de Alejandro Izquierdo Gallardo, alumno de la Escuela de Arte de Ceuta y ganador entre las 40 propuestas que se presentaron al concurso convocado por la Endesa. Un mural que pretende ser un símbolo que une el pasado de Ceuta, aquella ciudad próspera, puente entre España y el Protectorado, con el futuro de una ciudad que busca su sitio en el siglo XXI. 

El consejero de Educación y Cultura, Carlos Rontomé, ha querido mostrar las dos caras del proyecto de la Estación de Ferrocarril: el urbanístico y el cultural. Por un lado, ha explicado en el acto de inauguración del mural, se trata de abrir la posibilidad de “interconectar y pulsar el desarrollo para aportar al conjunto de la sociedad y completar más espacios”. Por otro lado, se trata de que la vieja Estación, reconvertida en sede cultural y sede de la Fundación Premio Convivencia, sea “un polo de desarrollo artístico en esta barriada y el mural es un acompañamiento a ese desarrollo”.

La intención de la Fundación del Premio Convivencia es que la Estación de Ferrocarril, pero también el espacio que la rodea —especialmente la plaza, pensada y equipada para albergar eventos y actuaciones— sea un nuevo eje de la vida cultural de la ciudad autónoma. Una necesidad acuciante para una ciudad que adolece de una auténtica vida cultural, necesitada de un espacio, una iniciativa, que sirva como motor para dinamizar e impulsar el espíritu creativo, el primer síntoma del desarrollo socioeconómico de una comunidad.

Interior de la Estación de Ferrocarril
Interior de la Estación de Ferrocarril

El director general de Endesa en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, Rafael Sánchez Durán, que ha colaborado en la financiación del nuevo mural a través de su programa social y cultural,  ha querido poner el foco en la máquina de la primera revolución industrial que es el alma del nuevo edificio y símbolo universal del progreso.  “Era un ferrocarril que acabó generando movimiento y riqueza”, ha recordado Durán. Más de un siglo después, ese es el destino del tren que sale de la remodelada Estación de Ferrocarril: la riqueza. Pero esta vez se trata de riqueza cultural.

La nueva Estación del Ferrocarril, último tren hacia “un polo de desarrollo artístico”