El Premio de las Artes y las Culturas al Conservatorio pone en valor la figura de Ángel García Ruiz


El Premio de las Artes y las Culturas al Conservatorio pone en valor la figura de Ángel García Ruiz

- El fundador del Conservatorio al que da nombre ha visto repasada su trayectoria en una gala de entrega que culminó con su creación más universal, el Himano a Ceuta

- El director actual del Conservatorio, German Bonitch, agradece a familiares, amigos, alumando y ciudadanía en general el reconocimiento

La entrega del premio de las Artes y la Cultura de Ceuta en su XVI edición este miércoles en el Auditorio del Revellín ha servido para reconocer la labor a lo largo de más de 80 años del Conservatorio de la Ciudad Autónoma de Ceuta y también para poner en valor la figura de uno de sus fundadores y vitalista impulsor de la institución que coge precisamente su nombre, ‘Ángel García Ruiz’.

Y usted, quizás no sabe quién es Àngel García Ruiz y se le escapa porqué lleva su nombre el Conservatorio, pero es casi seguro que ha cantado o tarareado una de sus dos creaciones más populares alguna vez: El Himno de Ceuta y El Novio de la Muerte. En el segundo caso sólo los arreglos son suyos, pero ¿qué demonios? Usted vive en la era de los Dj, asúmalo.

Fue allá por las fiestas navideñas de 1932, un 4 de enero, cuando Ángel García Ruiz acogió en su casa a don Mariano y don Jesús Alcalá-Galiano –cuyo ilustre nombre ha sido puesto bien grande en uno de los edificios más modernos de la ciudad en la calle Santander- y doña Isabel Bohórquez Navas. Entre los tres en aquella sencilla reunión fundaron la Escuela de Música en Ceuta.

En aquella reunión le dieron el mando a Ángel García Ruiz, y éste en sólo un año convirtió la Escuela en Conservatorio Oficial, en dos años montó una Orquesta Sinfónica y en ese frenesí, el 24 de agosto de 1934 logró que el Ayuntamiento reconociera su creación como el Himno Oficial de Ceuta.

El premio se ha aderezado con un breve programa interpretado por la Orquesta Profesional del Conservatorio y algunos de los alumnos. El actual Conservatorio, al que 84 años contemplan, vive probablemente su mejor época, al menos en lo que a infraestructura se refiere.

Desde el escenario han flotado por el teatro del Revellín las notas escritas hace años por Purcell, Mascagni, Mozar, Jolivet, Beethoven, Picavais o Bach y como no para cerrar la sesión el Himano a Ceuta del propio García Ruiz, con la participación incluida de la consejera de Educación y Cultura, Mabel Deu.

El premio le ha tocado recogerlo al actual director de la Institución German Bonitch que en un breve y acertado discurso ha dado las gracias a todos los que de un modo u otro ponen de su parte para sacar adelante el proyecto de difundir y poner en valor la cultura musical: profesores y compañeros, alumnado, institución, amigos y ciudadanía de Ceuta en general, en el convencimiento sincero de que el premio llega desde las instituciones pero encuentra eco en la calle.

El Premio de las Artes y las Culturas al Conservatorio pone en valor la figura de Ángel García Ruiz