REUNIÓN

Los responsables autonómicos de Cultura buscan medidas comunes para salvar las artes escénicas

Los responsables autonómicos de Cultura buscan medidas comunes para salvar las artes escénicas
Javier Guerrero, consejero de Sanidad y Carlos Rontomé, consejero de Cultura.
Javier Guerrero, consejero de Sanidad y Carlos Rontomé, consejero de Cultura.  

El consejero de Educación y Cultura, Carlos Rontomé, ha participado hoy por videoconferencia en la reunión mantenida con el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez, y el resto de consejeros autonómicos del área.

En el encuentro telemático, el consejero ha expuesto la actual situación de Ceuta y cómo se están desarrollando los eventos culturales en la ciudad, de acuerdo a las directrices establecidas por la Consejería de Sanidad, Consumo y Gobernación.

En ese sentido, el ministro ha insistido en la necesidad de acordar unas pautas comunes en cuanto a los aforos permitidos en este tipo de actos, en los que, y tal y como han coincidido el resto de consejeros, no se han registrado incidencias a consecuencia de la COVID- 19.

Otro de los asuntos abordados en la reunión ha sido la necesidad de buscar fórmulas que permitan la continuidad de las salas de concierto y, por tanto, la celebración de eventos con música en vivo, atendiendo a las debidas medidas de prevención frente a la enfermedad del coronavirus.

En esa línea, y con el objetivo de ayudar al sector cultural, el ministro ha anunciado que va a llevarse a cabo una campaña específica y también se ha comprometido a coordinar con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la convocatoria de una próxima Interterritorial centrada en este ámbito.

Las ayudas y subsidios por desempleo para los trabajadores del sector ha sido otro de los temas planteados en la reunión, donde además el ministro ha emplazado a los consejeros a un nuevo encuentro con el objetivo de elaborar un documento común acerca de las actuaciones y medidas que cada comunidad y ciudad autónoma ha puesto en marcha en los últimos meses.

Los responsables autonómicos de Cultura buscan medidas comunes para salvar las artes escénicas