LIBROS

El reto superado de Tula Fernández con ‘La inocencia de los sublimes’

El reto superado de Tula Fernández con ‘La inocencia de los sublimes’
Tula Fernández-2
Tula Fernández-2

Lleno absoluto en la Biblioteca Pública de Ceuta para recibir su segunda novela tras ‘La boca de los cien besos’


“Todos llevamos una novela dentro, escribir la segunda ya es otro cantar y Tula lo ha conseguido”, sentenciaba el director de la Biblioteca Pública de Ceuta, José Antonio Alarcón, en la presentación de ‘La inocencia de los sublimes’, la segunda aventura literaria de Tula Fernández tras ‘La boca de los cien besos’.

Tras la buena acogida de su primera novela, ‘La inocencia de los sublimes’ llega ya con primer éxito: el lleno total de la sala de usos múltiples de la Biblioteca para recibir este segundo libro de esta jerezana de nacimiento y ceutí de adopción a la que Alarcón augura “una larga y exitosa carrera literaria”. “Hay madera de novelista”.

Tula Fernández-1

Elogios que Tula Fernández encajaba con timidez. “Todavía digo la palabra escritora con pudor, tengo mucho respeto a la literatura, me gusta escucharlo pero me da pudor decirlo”. La autora admite que el reto de afrontar esta segunda novela fue mayúsculo. “El origen de la primera novela fue emocional, producto de una experiencia vital en la que yo estaba dentro de la historia, era una novela emocional (…) con ‘La inocencia de los sublimes’ era una búsqueda constante de una ficción y eso es más difícil, más racional”.

El responsable de la Biblioteca, una de las primeras personas en leer el manuscrito de ‘La inocencia de los sublimes’, no ha escatimado elogios a la escritora y la obra que este jueves se presentaba en sociedad en Ceuta, encajando su estilo en el realismo mágico al estilo de Laura Esquivel o, “·salvando las distancias” con García Márquez. “Tiene un estilo depurado, sin excesos narrativos o estilísticos que pueden estropear una novela. Es una novela coral con personajes variopintos, escritos con ternura y empatía”, valoraba Alarcón, que confesaba que “en algunos pasajes me ha hecho llorar y no soy de lagrima fácil”.

El reto superado de Tula Fernández con ‘La inocencia de los sublimes’