El Ceuta convierte el Murube en la irreductible aldea caballa de Javi ‘Astérix’ Navarro


El Ceuta convierte el Murube en la irreductible aldea caballa de Javi ‘Astérix’ Navarro

-El conjunto de Joao de Deus derrota al Betis B por dos goles a cero

-El equipo lleva cuatro victorias seguidas en casa y de ocho encuentros como local sólo ha perdido en la segunda jornada de liga y ha empatado otro

Le pasa a los chicos de la AD Ceuta que se crecen en su casa, como si el Murube fuera la irreductible aldea gala de Asterix y Obelix; Y así, el apático, intrascendente, triste y aburrido Ceuta de Alcalá, Almería y Estepona dejó paso este sábado a un equipo más acompasado, más concentrado, mejor plantado en el campo y con un plus de ambición que le faltó hace menos de siete días cuando el Estepona le tumbó a pesar de jugar con uno menos más de la mitad del encuentro.

Tampoco es que el partido fuera el mejor de la temporada ni el anduviera cerca, pero la faena de aliño impidió que un buen rival, como el Betis B, hiciera daño e invadiera la aldea caballa del Murube. Van cuatro victorias en casa consecutivas. El equipo no hace otra cosa ante su afición desde que jugara con el Jaén el 23 de octubre, dos semanas antes concedió un empate y en la primera jornada de liga una derrota.

Con o sin pócima mágica al equipo le sienta bien jugar en casa. Y así lo volvió a demostrar este sábado. El particular Astérix caballa bien podría ser Javi Navarro, aunque por físico le pega más representar el papel de Obélix, su astucia y persistencia le convierten en un tesoro, tal y como resaltó el técnico bético, Oli, tras el encuentro.

Y es que después de una primera parte en la que el Ceuta estuvo más cerca de comenzar a perder el encuentro que de cualquier otra cosa, el segundo tiempo y la entrada de Javi Navarro lo cambió todo.

En los primeros 45 minutos, el Betis B fue mejor que el Ceuta, aunque sólo fuera un poco. Tuvo dos buenas oportunidades. En una de ellas fue la suerte la que evitó que se adelantara en el marcador y todo se pusiera patas arriba. El balón acabó en el palo cuando Nauzet estaba ya vencido y todo parecía apuntar al cero a uno.

El equipo de Joao de Deus sólo inquietó al Betis B al final de los primeros 45 minutos. Con una serie de corners que bien pudieron haber acabado en gol alguno de ellos. La primera parte tampoco tuvo mucha más historia.

Sea por la arenga del técnico luso o por la pócima mágica del Murube o por el espabilamiento que acostumbra a tener el equipo en las segundas partes, el Ceuta salió con otra cara de la caseta y empezó pronto a dejar claro que el Betis B iba a caer.

A Joao de Deus, más que el papel del mago Panorámix o del jefe de la tribu, le pega el del bardo al que todo el mundo quiere colgar y tapar la boca. Y es que después de Alcalá, Almería, parte del encuentro con el Yeclano, Estepona y la falta de resultado de la primera parte contra el Betis, eran muchas las voces que se escuchaban en la grada en contra de la alineación empleada por el luso. A la afición le disgustaba las notas elegidas y no acababan de entender porque algunos hombres jugaban en posiciones que no eran las suyas o las razones por las que dejó a Javi, ‘Asterix’, Navarro fuera del once.

Y en esa línea, al bardo, le sonó una pitada unánime de la grada (hubiera sido más importante si no fuera puente y el campo presentara la entrada habitual y no los aproximadamente 800 espectadores de este sábado). Pero la pitada unánime, quizás si no pudo resonar más, es importante, hoy estaban los que no perdonan un partido y los más fieles. Y esos, los más fieles, pitaron la decisión de cambiar delantero por delantero y no arriesgar un poco más, cuando en el minuto 60 dio entrada a Javi Navarro y quitó a David Torres.

Pero la decisión fue acertada, el equipo ganó en ambición y en competitividad, más aún cuando siete minutos después, Gilson Silva, poco afortunado este sábado dejó paso a Berrocal.

La Asociación Deportiva Ceuta acosaba al Betis B, por la banda derecha y por la izquierda, por el centro, centrando balones al área y a la contra. Y así fue como llegó el primero gol de Javi Navarro.

Sólo un Astérix como él es capaz de convertir ese gol. Lanzó el Betis B una falta de media distancia con cierto peligro y la estrelló en la barrera en la que se encontraba Javi Navarro. El Ceuta recuperó el balón, Navarro, astuto corrió y corrió hacia el área rival. Y ahí le pusieron el balón, en largo y dividido, frenado por el viento, elemento tradicional en el Murube y en Ceuta, salió el meta bético, Adrián, muy inseguro toda la tarde, al duelo, y llegó antes. Pero, Justo delante tenía a un jugador que no se rinde nunca, que insiste y que sabe, que es perro viejo, Javi, ‘Astérix’, Navarro taponó el despeje del cancerbero bético, ganó el rechace y la empujó desde la frontal del área sin que nada pudiera hacer el portero, ya vencido, ni los defensas que aún estaban volviendo. Gol. Uno a cero. Era el minuto 69.

El Betis B, un equipo de cantera, de jóvenes en busca de gloria, no iba a rendirse así como así cuando habían rozado la gloria a las puertas de la irreductible aldea caballa hacía menos de media hora con aquel disparo al palo.

Y siguieron insistiendo los muchachos de Oli. Pero entonces apareció Guzmán, otro que, últimamente, casi siempre está inspirado y como tocado por la varita mágica. En otra contra, más en tres toques le mandaron el balón a Guzmán en su territorio la banda derecha muy cerca del área. Quebró al defensa y sorteó al portero con un golpeo magistral con al izquierda. El balón hizo una parábola perfecta y bella para pasar fuera del alcance del guardameta Adrián y acabar besando las mallas. Precioso gol. Dos cero. Minuto 75. Choque resuelto, salvo sorpresa de última hora.

El cuarto de hora restante sirvió para ver alguna buena jugada más de Seguro, Guzmán, Javi Navarro y Berrocal, este sábado los mejores del equipo. Y para certificar otro triunfo más.

Y para mirar también al marcador de los otros encuentros. Aplazado el Melilla-Poli Ejido por la huelga salvaje de los controladores, el otro encuentro enfrentaba al San Roque en casa con el Estepona. El conjunto malagueño volvió a dar la sorpresa y ganó por uno a dos, después de ir todo el encuentro ganando por cero a uno.

Con esos resultados el Ceuta cerrará la jornada durmiendo en la zona de liguilla, hasta que juegue el Melilla con el Poli Ejido. De momento es tecero con 30 puntos, dos más que el Cádiz que juega mañana, tres más que el Melilla, que previsiblemente lo hará el miércoles y uno menos que el Sevilla Atlético, que juega mañana con el Roquetas y dos menos que el Murcia que se enfrenta al Lorca.

Lea también:

De Deus: “La vida de un entrenador es así. Si no ganas vas a tener problemas” 

El técnico del Betis B, Oli, se deshace en elogios hacia Javi Navarro 

Ceuta 2 - Betis B 0 (así se lo hemos contado) 

El Ceuta convierte el Murube en la irreductible aldea caballa de Javi ‘Astérix’ Navarro