ALPINISMO

La Federación Española de Alpinismo celebra su centenario

La Federación Española de Alpinismo celebra su centenario
Varios miembros del Club Anyera, en el mirador de San Antonio
Varios miembros del Club Anyera, en el mirador de San Antonio

«¡Larga vida al montañismo y a los montañeses!», ha proclamado la organización a través de un comunicado


El 1 de agosto de 1922, se constituyó -en Madrid- la Federación Española de Alpinismo (hoy, FEDME). La necesidad de crear una federación deportiva vino dada debido a que, hace un siglo, los clubes madrileños Peñalara y Alpino Español decidieron fundar un ente asociativo, unitario y fuerte para construir refugios y promover el alpinismo.

Hoy, FEDME conmemora su centenario bajo el lema «un año para compartir», que identifica la filosofía del organismo de abrir el mundo federativo a la sociedad y compartir sus valores, objetivos y compromisos con todas las personas que practican deportes de montaña. La federación considera que la mejor manera de conmemorar la efeméride es llevar a cabo lo que siempre ha sido el núcleo de su ser: ascender una montaña usando sus propios refugios, practicar escalada o cualquier otra especialidad similar. Es ahí donde confluye la necesidad de programar la actividad, el esfuerzo para alcanzar la cima, la solidaridad del grupo, la igualdad de todo tipo entre las personas montañeras, etc.

El montañismo es una práctica deportiva multitudinaria. FEDME es una federación de referencia en deportes de naturaleza. Sus deportistas pueden asistir tanto a los Juegos Olímpicos de invierno como a los de verano. Además, la red de senderos homologados se constituye como la mayor instalación deportiva presente en todo el territorio nacional. El montañismo es un deporte de valores, donde se cultivan la solidaridad, el esfuerzo, la prevención, la seguridad, la igualdad, la inclusión social y el respeto por el medio natural. FEDME concibe su práctica como un modo de vivir y adquirir hábitos saludables. Y es que, el montañismo es una actividad para todas las edades y que se puede practicar durante toda la vida. Celebrar cien años es un hecho verdaderamente singular.

Desde el Monte Hacho y sus miradores, el Club de Montaña Anyera se ha unido a la celebración, mostrando su agradecimiento a quienes soñaron hace un siglo con la unión de las sociedades y entidades montañeras e hicieron posible el proyecto deportivo. El citado club también ha hecho patente su gratitud hacia aquellos que se esfuerzan por mantener vivos los valores de sus deportes protegiendo la defensa y conservación de los espacios protegidos.

La Federación Española de Alpinismo celebra su centenario