NUEVA NORMALIDAD

El ICD prevé abrir sólo a clubes en agosto el Campoamor y el Guillermo Molina

El ICD prevé abrir sólo a clubes en agosto el Campoamor y el Guillermo Molina
Polideportivo Antonio Campoamor./archivo
Polideportivo Antonio Campoamor./archivo

La Federación de Fútbol sí guarda un turno en sus campos para particulares, previo registro y con limitaciones


La nueva normalidad pasa por seguir con limitaciones en las actividades que van más allá de las mascarillas obligatorias. En lo deportivo, al menos, las limitaciones pasan para el ICD por no contemplar el uso de los pabellones polideportivos por parte de particulares ni con ni sin registro previo. Ahora mismo sólo la Federación de Gimnasia Rítmica está accediendo tres veces por semana a las instalaciones para entrenar, dado que es la única que lo ha solicitado, según han confirmado desde el Gobierno.

La previsión es que en agosto empiecen a entrenar la mayoría de los clubes en pretemporada y alguna federación más como la de Kárate y Baloncesto. En ese caso, la Consejería que dirige Lorena Miranda prevé abrir el Campoamor. Si no se ha abierto antes es porque no se ha solicitado.

Todas las actividades previstas para el verano fueron suspendidas por la pandemia. Y por el momento no se contempla que las instalaciones puedan ser alquiladas por particulares como sucedía antes de la pandemia, si bien, todo “se irá viendo en función de cómo evolucione” la situación con el virus. La decisión se hace, según el Gobierno en base “a las recomendaciones sanitarias”.

Aunque esas mismas recomendaciones han de ser distintas para la Federación de Fútbol que sí ha contemplado el uso de los campos federativos que gestiona, el 54 y el Benoliel, para el uso de particulares.

La Federación ha reservado el horario de 9 a 10 de la noche para grupos de amigos que para alquilar la instalación tienen previamente que registrarse para que exista un control de quienes usan las instalaciones y con limitaciones de 10 personas por campo.

En el resto de horarios sí están siendo usadas también por los clubes, tal y como confirma la propia Federación.

Tampoco hay limitación alguna que impida usar las pistas deportivas del Parque Urbano Juan Carlos I, ni ninguna otra, ni en las ordenanzas lanzadas por la Ciudad ni en el Real Decreto de Nueva Normalidad, en lo que parece una aparente contradicción de nuevo con las recomendaciones sanitarias, dado que como mucho se habla de garantizar una distancia de 1,5 metros, en los eventos deportivos, en lo referido al público, sin que se mencione expresamente la prohibición de practicar deportes colectivos como el fútbol que son de contacto.

El ICD prevé abrir sólo a clubes en agosto el Campoamor y el Guillermo Molina