CRISIS ENERGÉTICA

Resignación e incertidumbre: así afronta el comercio ceutí el nuevo plan de ahorro energético

Resignación e incertidumbre: así afronta el comercio ceutí el nuevo plan de ahorro energético
La calle Real, a la altura del Edificio de Colores
La calle Real, a la altura del Edificio de Colores

La medida parece estar pasando «desapercibida» en lo que a facturación empresarial se refiere


El plan de ahorro energético impulsado por el Gobierno de la nación ya está en marcha. Tras la entrada en vigor del nuevo real decreto regulador, la noche de ayer fue la primera en la que algunas de las edificaciones más emblemáticas de nuestra ciudad lucieron completamente a oscuras; una «estampa» nunca antes vista que, por contra, se convertirá en tónica habitual a partir de ahora.

Además de los edificios públicos, esta nueva (y controvertida) medida también afecta a comercios y demás establecimientos privados. Aunque aún es un poco pronto para hacer balance sobre sus beneficios y desventajas, desde Ceuta al día, hemos querido realizar un análisis preliminar para conocer la opinión de los comerciantes y hosteleros del municipio a propósito de la nueva normativa.

Como ya adelantó el Gobierno de Sánchez, los establecimientos más «damnificados» por los recortes energéticos serían aquellos cuyos locales cuentan con escaparates en su haber. Dicho y hecho: todas las tiendas del centro de la ciudad que mantenían iluminadas sus vitrinas en horario nocturno se apagaron anoche por primera vez en años.

Aunque, de nuevo, aún es temprano para valorarlo, ninguno de los empresarios y trabajadores con los que hemos tenido oportunidad de hablar ha notado (al menos, por ahora) una bajada en el flujo de clientes. Tampoco, una caída en la facturación, como algún que otro político de alcance nacional vaticinaba que sucedería.

Este medio ha podido recabar el testimonio particular de Miguel Díaz, máximo responsable de «Íntima Guegar», tienda de lencería situada frente a la Iglesia de Los Remedios. El empresario ha asegurado, en esta misma línea, que todavía no se ha percibido cambio alguno. «La clientela sigue siendo la misma. Los ingresos han caído como sucede todos los años durante el período vacacional», ha afirmado Díaz.

Del aire acondicionado a los ventiladores

A pesar de que el calor parece haber remitido ligeramente durante estas últimas jornadas, no hay que olvidar que aún queda verano por delante. No es ningún secreto que el aire acondicionado ha sido el mejor aliado de muchos durante las últimas olas de calor. Sin embargo, parece que eso de programar los aparatos a bajas temperaturas ha llegado a su fin en lugares como centros comerciales y demás superficies.

Como forma de paliar los efectos del calor, algunos comerciantes (los más pequeños) prevén colocar ventiladores en algunos puntos de sus establecimientos. Aunque no cabe esperar que la medida sea la panacea, como suele decirse, «menos da una piedra».

Ayudas, ayudas y más ayudas

La Ciudad Autónoma ya anunció -tras la última reunión del Consejo de Gobierno- que proveerá de ayudas a aquellas empresas y comercios que hayan de adaptarse a la nueva normativa estatal. El Ejecutivo local informó de que dichos subsidios se articularían a través de PROCESA.

Así pues, el organismo prevé elaborar un documento cuyas bases reflejen, en primer término, las necesidades reales con las que cuentan los distintos empresarios afincados en Ceuta. Tras ello, el pliego recogerá los requisitos específicos que estos tendrán que cumplir para beneficiarse de las subvenciones.

El ente público continúa trabajando en este sentido para tratar de «dar forma» a la convocatoria y emitir las ayudas lo antes posible.

Resignación e incertidumbre: así afronta el comercio ceutí el nuevo plan de ahorro energético