HOSTELERÍA

Los bares tendrán que retirar los toldos de las terrazas al cerrar, salvo los autoportantes

Los bares tendrán que retirar los toldos de las terrazas al cerrar, salvo los autoportantes
Terraza bar cafe
Las sillas y las mesas tendrán que evitar los colores llamativos./archivo

El Pleno de la Ciudad Autónoma ha aprobado este viernes de forma inicial una modificación en la normativa que regula la instalación de terrazas y veladores en los locales de hostelería. Es una modificación puntual que lleva trabajándose al menos desde finales de 2018 y que no aspira a resolver los problemas del sector con las licencias de terrazas, tan sólo a regular el uso de toldos, cada vez más frecuentes entre los locales.

La verdadera modificación de la normativa que espera y demanda el sector para poder regularizar sus espacios de negocio en la calle seguirá esperando al mapa de ruido. Un cambio mucho más profundo y más demandado por el sector que tendrá que seguir esperando. Lo aprobado este viernes se centra en regular el uso de toldos en las terrazas. Y una vez entre en vigor dará sólo dos meses a los locales para adaptarse a la nueva regulación. Un periodo de tiempo breve, que por ejemplo, la portavoz del MDyC ya ha criticado aludiendo además a la situación de zozobra que vive el sector por la pandemia y contra el que ya ha dicho que presentará alegación entre esta aprobación inicial y el trámite de aprobación definitiva, prevista más o menos para marzo.

En términos prácticos la normativa modifica concretamente el uso de esos toldos. Obligando a los hosteleros al retirarlos tras el cierre de la actividad cada día para que no duerman en la vía pública.

“Los toldos deberán quedar retirados de la vía pública una vez finalizado el horario de funcionamiento de la terraza, salvo los toldos autoportantes que deberán cumplir lo dispuesto en el apartado tipos de mobiliario toldos autoportantes”, recoge la normativa que después dedica más de una página a explicitar cómo deben ser esos toldos anclados en bases de hormigón y que sí podrán dormir en la vía pública.

La modificación de la ordenanza establece que tanto mesas como toldos deben ser en su estética respetuosa y acorde con el entorno, estableciendo los colores claros y ocres como prioridad y restringiendo los llamativos como naranjas, rojos o verdes, y prohibiendo las mesas, sillas y sombrillas publicitarias.

La modificación ha contado con el visto bueno de todos los grupos políticos salvo con la abstención de MDyC.

Lo que tampoco ha impedido al portavoz de Caballas, Mohamed Ali, criticar al Ejecutivo: “¿Están legales todas las terrazas de la ciudad? Sin querer montar una polémica esto parece empezar la casa por el tejado. Históricamente se lo hemos planteado en diversas ocasiones, las terrazas deberían tener una regulación que aclarase bien cómo se montan. Hay una nebulosa muy rara en torno a las terrazas. Las dimensiones dependen de quienes sean los locales, de si conoce a tal o cual, en base a eso tienen una terraza o tienen otra”, ha explicado Ali que aún así ha votado a favor de la normativa.

MDyC ya ha anunciado que pedirá que los dos meses para adaptar los toldos y las mesas a la nueva normativa pedirán que se amplíen a un año. Y VOX ha hecho hincapié en que se vigile el cumplimiento de la normativa.

Consulte aquí la ordenanza aprobada inicialmente

Los bares tendrán que retirar los toldos de las terrazas al cerrar, salvo los autoportantes