Caballas anuncia que la Ciudad cerró 2011 con un nuevo déficit de 6 millones de euros


Caballas anuncia que la Ciudad cerró 2011 con un nuevo déficit de 6 millones de euros

-El principal partido de la oposición anuncia en nota de prensa que de los datos obtenidos de la liquidación de los Presupuestos para 2011 la difenrencia entre obligaciones y derechos da un saldo negativo

- Los localistas temen que "una vez más el Gobierno intente 'maquillar' la realidad"

Para Caballas "los números son los números, y la contabilidad es la cotabilidad", y la liquidación del presupuesto de 2011 arroja un déficit "una diferencia entre ingresos y gastos, una diferencia entre obligaciones y derechos" de 6 millones de euros. "Este déficit se suma al del ejercicio 2010 siempre negado por los responsables del Gobierno".

Para el grupo que lidera la oposición "estas cifras reflejan la irresponsabilidad del Gobierno y son una prueba palpable de que el discurso sobre la contención del gasto y la austeridad es una pura falacia que se utiliza exclusivamente como propaganda. El Gobierno mantiene inalterados todos sus costosos mecanismos electorales que implican un enorme gasto público sin repercusión efectiva en la vida de los ceutíes".

Así mismo, prosiguen desde Caballas, "este nuevo déficit demuestra que el Plan de Ajuste ha sido sólo una pantomima del Gobierno, papel mojado, para conseguir el préstamo para pagar facturas y ganar tiempo; pero no existe la voluntad real de racionalizar la gestión económica de la Ciudad".

Temen que la Ciudad niegue la realidad

"Los datos son los facilitados a Caballas de la liquidación del Presupuesto de la Ciudad para 2011. "Como en ocasiones anteriores nos tememos que la versión de la Ciudad volverá a ser que el resultado ha sido de superávit, como ya hicieron en 2010 y aunque al final se demostró que era incierto, incumpliendo el principio de transparencia, uno de los criterios fundamentales que debe tener cualquier administración pública".

Principio de devengo

"La única forma de que las cuentas de 2011 puedan dar como resultado superávit es mediante el ‘maquillaje’ de las mismas, suprimiendo del resultado final los gastos u obligaciones correspondientes a ejercicios anteriores, los cuales de estar contabilizados bajo el principio de devengo (uno de los principales principios contables) estarían reflejados en sus correspondientes ejercicios y por tanto debidamente presupuestados. Para los neófitos en la materia, aclarar que los principios contables son de obligado cumplimiento, y según el principio de devengo: la imputación de ingresos y gastos deberá hacerse en función de la corriente real de bienes y servicios que los mismos representan con independencia del momento en que se produzca la corriente monetaria o financiera derivado de ellos.

Es decir, los gastos y los ingresos, las obligaciones y los derechos, se contabilizan en el momento de realizarse con independencia de cuando se ingresen o se paguen. Algo que por ejemplo no ha ocurrido en gran parte de las facturas incluidas en el Plan de Pago a Proveedores.

Caballas anuncia que la Ciudad cerró 2011 con un nuevo déficit de 6 millones de euros