Caballas diseña unos presupuestos alternativos destinando gastos innecesarios a empleo e igualdad


Caballas diseña unos presupuestos alternativos destinando gastos innecesarios a empleo e igualdad

- Paro, pobreza, acceso a la vivienda y cohesión territorial son los cuatro ejes de la propuesta de la formación localista

- Plantean la inversión de casi 30 millones de euros en un plan de inversiones en los polígonos del Tarajal, un parque tecnológico, o mil VPO entre otras medidas

- Proponen crear un PER para los parados mayores de 50 años, “condenados a morir de hambre”

Como cada año, la coalición Caballas ha presentado su propuesta de Presupuesto alternativo, priorizando el gasto público y “demostrando que es posible otra manera de gestionar el dinero público”. Paro, pobreza, acceso a la vivienda y cohesión territorial son los cuatro ejes de la propuesta que la formación localista llevará a Pleno aún a sabiendas de que fracasará de nuevo en el intento y “trece brazos de madera irreflexivos” votarán en contra dando al traste con la propuesta alternativa y dando luz verde a los Presupuestos Generales de la Ciudad para 2017 aprobados ya en primera instancia por la Asamblea. Unos presupuestos que, a juicio de Caballas, suponen “un delito moral”, amén de un “corta y pega” de los presupuestos de años anteriores.

En total, este Presupuesto Alternativo, “basado en la igualdad”, destina casi 30 millones de euros a cuatro ejes: lucha contra el paro, lucha contra la exclusión social, cohesión territorial y acceso a la vivienda. Un dinero que se sacará de “gastos innecesarios” como el nuevo plan de limpieza “por triplicado” que suma 4 millones de euros a los 17 que ya se destinan a la limpieza viaria; o de los sueldos de asesores y cargos políticos y las dietas de los concejales por asistir a las sesiones plenarias, que Caballas propone dejar en 426 euros.

El primer capítulo, dedicado a la creación de empleo, destina 7,8 millones de euros repartidos entre un Plan de Inversiones en el Tarajal, con un millón de euros; un Plan de Apertura de Comercios en fines de semana, con otro millón de euros para incentivar la contratación de jóvenes; un plan de gratuidad del barco vinculado al consumo en la ciudad, dotado con medio millón de euros, así como un millón más para un contrato con una naviera a cambio de abaratar el billete; la creación de un parque tecnológico con una inversión de 1,8 millones y un Plan Integral de Juventud dotado con 1,5 millones de euros. “En una ciudad con un 70 por ciento de paro juvenil en los Presupuestos no hay ninguna medida real contra el paro juvenil”, apuntó Mohamed Alí.

En lo que a la lucha contra la exclusión social, Caballas propone invertir 9,7 millones de euros en un nuevo Plan de Empleo para personas en riesgo de exclusión social (3 millones de euros); un plan de atención a familias necesitadas (3 millones); un Plan “ningún niño sin tres comidas al día” (un millón) que Mohamed Alí recuerda que se aprobó en Pleno por unanimidad pero nunca se llevó a cabo; el incremento en 500.000 euros el paquete de ayudas del IMIS; un millón de euros para el incremento de becas y ayudas al estudio; y medio millón más para nuevas becas.

Caballas propone además invertir 8 millones de euros en un plan de inversiones de núcleos poblacionales “olvidados”, como, por ejemplo, el Serrallo, una barriada sin luz ni agua. “Este Gobierno quiere invertir seis millones en otra obra faraónica en la Gran Vía mientras hay barriadas sin servicios básicos y fundamentales, es una política disparatada”. Una medida que costaría 3 millones de euros, a los que habría que sumar 5 para una Oficina para el Desarrollo Integral del Príncipe, “No sólo hay que invertir en tuberías y ladrillo, hay que invertir en las personas”, explica Mohamed Alí.

El plan se completa con la construcción de 1.000 viviendas públicas porque, recuerda, las cuentas de la Ciudad no prevén la edificación de ni una sola a corto o medio plazo.

Para Juan Luís Aróstegui estos “son unos Presupuestos de igualdad” para una Ceuta que “está en proceso de fragmentación”, opuestos a los presentados por los populares que, a su juicio, “están cómodos en la desigualdad” abocando a los ceutíes “a un desfiladero de conflictividad social”.

Pero, ¿de dónde se van a sacar esos 30 millones de euros? Para Aróstegui es sencillo: de los gastos superfluos. Y pone un ejemplo: El nuevo plan de refuerzo de la limpieza viaria que supondrá 4 millones de euros más que se suman a los 17 que ya cuesta el servicio de limpieza viaria que gestiona TRACE, además de los 3 millones de las Brigadas Verdes y los 11 del Plan de Empleo. Un refuerzo de la limpieza viaria que supone “ocho veces el salario social” y que supone “un contrato triplicado que nadie puede explicar”.

Juan Luis Aróstegui plantea la necesidad de destinar ese dinero, por ejemplo, a un PER, como el que disfrutan Andalucía y Extremadura, para dar una ayuda permanente a los parados mayores de 50 años que en Ceuta “sólo pueden esperar a morir de hambre”.

Caballas diseña unos presupuestos alternativos destinando gastos innecesarios a empleo e igualdad