FUTURO DE CEUTA

Caballas se pone a disposición del Gobierno para el pacto económico, pero le señala sus propios palos en las ruedas

Caballas se pone a disposición del Gobierno para el pacto económico, pero le señala sus propios palos en las ruedas
mohamed ali
Mohamed Ali durante un Pleno de la Asamblea./archivo

El líder de Caballas, Mohamed Ali, ha reaccionado ante la llamada al consenso y la unidad realizada este sábado por el presidente, Juan Vivas, para sacar adelante antes del 5 de junio un plan para el futuro económico de Ceuta que cuente con el mayor respaldo social y político posible. Lo ha hecho para reiterar en público lo que ya le habría transmitido al Gobierno: “Por mi parte tiene toda la predisposición y colaboración para intentarlo, siempre que se haga de forma sincera y anteponiendo el interés general de los y las ceutíes”, ha señalado Ali.

Pero, al mismo tiempo el líder de la formación le ha señalado al Gobierno algunos puntos débiles que en su opinión podrían truncar el esfuerzo de aunar posiciones y defenderlas ante el Gobierno de la nación.

Son contradicciones o palos en la rueda que Ali da a entender que en realidad son más del propio Gobierno de Vivas que de nadie y que tienen a VOX y ciertas actitudes tanto de esa formación como del PP como núcleo del obstáculo.

“Hoy por hoy, no tenemos en Ceuta la estabilidad política y social necesaria para afrontar nuestro futuro inminente (Gobierno en minoría, apoyado por VOX, que está en clara confrontación con el resto de grupos políticos), ni tampoco hay un dialogo social fluido con los agentes sociales y económicos”, ha señalado Ali.

Y a eso añade otro punto más, si VOX está en clara confrontación con el resto de grupos políticos que conforman la Asamblea, no parece que la situación sea tampoco la más idónea con el Gobierno Central, su apoyo es vital para sacar cualquier plan de estas características hacia delante.

“Las soluciones para Ceuta pasan por tener el máximo respaldo y apoyo del Gobierno de la Nación, y actualmente la estrategia seguida por el Gobierno de Vivas y sus socios de Vox, es el insulto y la descalificación permanente, muy lejos de la debida lealtad institucional. En este escenario será muy complicado mantener las imperiosas, necesarias y urgentes relaciones con Ejecutivo central y de las que dependen casi en su totalidad las medidas que aquí adoptemos”, ha recordado el líder de Caballas.

Y a eso se suman otras dos ‘contradicciones’:

“Hay 2 cuestiones fundamentales en las que el Gobierno ya tendría que tener una posición y no la tiene, una es nuestra necesaria conversión en Comunidad Autónoma, tal y como marca la Constitución Española; y la segunda, es nuestra necesaria incorporación en la Unión Aduanera, con el consiguiente establecimiento legal y regulado de una Aduana Comercial con Marruecos”, ha explicitado Ali.

El Gobierno no quiere pronunciarse aún sobre su posición respecto a la posibilidad de solicitar el ingreso en la Unión Aduanera. Después de bailar del sí al no en los últimos años, las explicaciones dadas por Vivas dejan intuir que podría estar proclive a sugerir de nuevo la entrada, algo que podría suponer también la modificación del tratado Schengen con lo que el propio Gobierno de Vivas y el PP en general han especulado en los últimos tiempos.

“Tampoco parece que la visión del Gobierno de Ceuta se asemeje o se acerque al del Gobierno de la hermana Ciudad de Melilla. Baste como ejemplo, que nuestros hermanos melillenses no comparten eliminar la excepción al Tratado Schengen ( lo cual equivaldría, en la práctica, a poner el "muro" del que habla Vox). Esta discordancia entre los ejecutivos de las dos ciudades hermanas influye de forma negativa para la consecución de los intereses de ambas”, ha recordado Ali.

Y es que Caballas apuesta por mirar hacia el norte como propone el Gobierno, pero cree que eso “no tiene que suponer negar el sur, y por ello resulta importante el desarrollo de un Tratado de Buena Vecindad con e país vecino”.

Caballas se pone a disposición del Gobierno para el pacto económico, pero le señala sus propios palos en las ruedas