LE RETAN

Cámara y CECE salen en defensa de la hostelería ante el ataque de Julián Domínguez con un duro comunicado

Cámara y CECE salen en defensa de la hostelería ante el ataque de Julián Domínguez con un duro comunicado
Karim Buláix, presidente de la Cámara y Juan Torres, del Centro Comercial Abierto y al fondo Pepe Dhanwani, presidente de la CECE y Quino Blanco, hostelero./archivo
Karim Buláix, presidente de la Cámara y Juan Torres, del Centro Comercial Abierto y al fondo Pepe Dhanwani, presidente de la CECE y Quino Blanco, hostelero./archivo
Los entes empresariales recuerdan los brotes aparecidos en la unidad de diálisis del Ingesa

Al sector de la hostelería no le han sentado nada bien las palabras dedicadas a ellos por parte del máximo responsable en prevención de riesgos del Ingesa y una de las voces expertas que han guiado el tránsito de Ceuta y los ceutíes por la pandemia de covid. Julián Domínguez acusó a los hosteleros de creerse sus propias mentiras en declaraciones concedidas al diario El Faro. Ante eso los dos entes patronales, Cámara de Comercio y Confederación de Empresarios han apretado los dientes y tensado la pluma para emitir un duro comunicado en el que salen en defensa de uno de los sectores económicos de la ciudad claves y más castigados por las restricciones a las que ha obligado la propagación del virus.

En el comunicado llegan a retar a Domínguez, que señaló a la hostelería como un elemento que favorece la propagación, a que apoye “estas afirmaciones con datos reales sobre la tasa de contagio en los establecimientos hosteleros, que se supone debe tener dado el cargo que ocupa, y no basarse sólo en su impresión o el hecho de que un brote haya aparecido en un establecimiento hostelero”, recoge el comunicado conjunto para acto seguido tensar más la cuerda con  un ejemplo real y concreto:

“El hecho de que un brote haya aparecido en un establecimiento o lugar de cualquier tipología en muchas ocasiones no se puede achacar en su totalidad a los responsables, o ¿acaso los numerosos brotes aparecidos, por ejemplo, en la unidad de diálisis dependiente de INGESA y por ende de su jefe de epidemiología, es responsabilidad del Director de dicha institución?”.

¿Dónde empieza y dónde acaba la responsabilidad de cada establecimiento y la de sus clientes? “En todo caso, al igual que no se puede hacer la ciudadanía o la sociedad, nunca la mala praxis de un establecimiento podría llevar a calificar a todo un sector que trabaja diariamente por la salud de sus clientes”, señalan la Cámara y la CECE.

Los entes patronales niegan que exista o haya existido en el sector hostelero “ningún tipo de relajación respecto a las medidas a aplicar y dictadas por las autoridades sanitarias”. Y recuerdan que desde el inicio de la pandemia en marzo los hosteleros locales “han demostrado una gran responsabilidad así como un gran compromiso con la sociedad y la salud de los ceutíes. De hecho, en muchas ocasiones desde las instituciones de Ceuta se ha indicado que los brotes no proceden del sector, sino de otros entornos como el familiar o de reuniones sociales”.

“Desde el sector no creen ninguna mentira, al revés, sólo hacen caso a lo que las administraciones han ido declarando o haciendo desde el inicio de la pandemia, otra cosa es que el mensaje por parte de estas no haya sido claro ni por supuesto continuo”, niegan y a su vez reprochan desde el empresariado local.

Señalar a todo un gremio de manera generalizada nunca parece prudente y Cámara y Confederación replican la acusación de Domínguez sobre los hosteleros mirando a otros puntos de interés pandémico, “focos importantes de contagio”, en sus palabras, “como los barcos y el puerto, llenos el sábado y el domingo o las fiestas que de forma ilegal se han llevado a cabo en nuestra ciudad”. “No entendemos que sólo hable de la hostelería”, apostillan los representantes patronales.

La hostelería, quizás por haber sufrido las consecuencias de los cierres y las limitaciones de aforo y horarias ha elevado de forma constante propuestas para navegar las diferentes olas de la pandemia conjugando salud y negocio y eso también lo recuerdan en su comunicado la Cámara y la Confederación de Empresarios:

“Desde el sector de la hostelería se ha trabajado de forma continua con las diferentes administraciones durante toda la pandemia y seguimos trabajando para garantizar la convivencia de un sector económico vital para nuestra Ciudad y la salud de los ceutíes. Asimismo, con la ayuda correspondiente, estamos abiertos a nuevas propuestas como certificados de espacios libres de covid, etc. que se propongan de forma consensuada con las administraciones. Es importante recordar, que varias de estas medidas se le presentaron a las administraciones en el mes de junio por nuestras entidades y hasta ahora no hemos tenido respuesta”.

Y al igual que ocurre en otros ámbitos, como por ejemplo el fútbol, los trapos sucios si los hubiera mejor lavarlos en la caseta antes de generar un escándalo público, o en este caso, encender el miedo al consumo en los bares, cafeterías y restaurantes:

“No entendemos que si de verdad existiera esta relajación por parte del sector no se nos haya comunicado a través de las diferentes canales de interlocución que mantenemos permanentemente abiertos con las administraciones sanitarias, al objeto de propiciar las posibles medidas correctoras y no, que se hayan hecho estas declaraciones a los medios de comunicación directamente”. Más allá de la queja, Cámara y Confederación inciden en este punto en algo que se aprecia entre líneas en todo el comunicado, una cierta fijación de Domínguez con el gremio, dado que si ninguna autoridad les ha llamado la atención hasta ahora, más que Domínguez en público, parece lógico pensar que a lo mejor dicha relajación no existe o no ha merecido la atención de las autoridades.

“Por ello, desde la Cámara y la Confederación queremos llamar a la responsabilidad en las declaraciones públicas que se hagan en referencia a un sector del que dependen numerosos puestos de trabajo y la economía de nuestra Ciudad, y seguimos animando a las administraciones a seguir colaborando por el bien de la economía y salud de los ceutíes”, han cerrado su comunicado.

Cámara y CECE salen en defensa de la hostelería ante el ataque de Julián Domínguez con un duro comunicado