INE

El comercio ceutí cae casi un 20 por ciento, el mayor desplome del país junto a Melilla

El comercio ceutí cae casi un 20 por ciento, el mayor desplome del país junto a Melilla
Un hombre con mascarilla pasa frente a una tienda en el Paseo del Revellín
Un hombre con mascarilla pasa frente a una tienda en el Paseo del Revellín  

Que el comercio está en una profunda crisis era algo sabido, antes incluso de conocer el significado de la palabra coronavirus. Pero la pandemia de COVID19 ha hurgado en la herida económica de Ceuta hasta abrir una brecha de dimensiones desconocidas. Una caída libre a la que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha puesto cifras este viernes con su estadística mensual de índices de venta al por menor: la tasa anual de ventas del comercio ceutí cayó en julio un 18,8 por ciento, 15 puntos por debajo de la media nacional (-3,7%) y apenas un punto por encima de Melilla, que registró una caída de las ventas del 20,7 por ciento.

Un desplome del comercio en el que solo cuatro regiones presentan pérdidas porcentuales de dos dígitos, las cuatro extrapeninsulares: Melilla (-20,7), Ceuta, (-18,8), Baleares (-14,8) y Canarias (-13,2.) Y solo cuatro autonomías no están en números rojos, aunque todas con crecimientos pírricos: Galicia (0,59 Castilla-La Mancha (0,8) La Rioja (1,9) País Vasco (1,9) y Asturias (2,3). Las restantes presentan pérdidas.

Eso solo en julio. En lo que va de año, el comercio ceutí ha perdido el 19,1 de las ventas, un 17% en términos interanuales. Tres veces peor que la media nacional, donde la tasa anual de ventas ronda el 5,2%. Las pérdidas se acercan si se analiza solo 2020, periodo en el que el comercio perdió, en términos nacionales, más de un 10 por ciento.

Pese a ello, ayudado por los ERTERS y lo diferente programas de ayuda. El sector comercial no ha destruido empleo en proporción a la pérdida de negocio. En el mes de julio,  el comercio ceutí perdió un 3,7 por ciento de sus puestos de trabajo, en la media nacional (-3,6)

A nivel nacional, comparando con el mes de julio del año pasado, el comercio minorista registra un descenso del 3,9% en tasa anual. Grandes cadenas (0,6%) es el único modo distribución que aumenta sus ventas.

La movilidad por todo el territorio nacional ha propiciado un incremento de las ventas en Estaciones de Servicios del 16,9% respecto al mes de junio. No obstante, el mantenimiento del teletrabajo en las empresas y el descenso del turismo, sigue propiciando que estas ventas no alcancen el nivel de hace un año y registren una tasa anual del −9,9% respecto a julio de 2019.

Por productos, Equipo personal (−21,9%) sigue manteniendo la mayor bajada en tasa anual, mientras que Equipo del hogar (6,1%) registra el mayor aumento.

El comercio on-line presenta un incremento anual del 19,9%. No obstante, con la nueva normalidad pierde fuerza y desciende un 25,7% respecto a junio.

Las comunidades más dependientes del turismo sufren las mayores bajadas de las ventas minoristas, con tasas anuales del −14,8% en Illes Balears y del −13,2% en Canarias. El empleo también se ha visto afectado en estas comunidades, sobre todo en Illes Balears, con una tasa anual del −11,4%.

El comercio ceutí cae casi un 20 por ciento, el mayor desplome del país junto a Melilla