FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Los consejeros de Hacienda del PP piden a Sánchez más dinero, menos carga fiscal y consenso

Los consejeros de Hacienda del PP piden a Sánchez más dinero, menos carga fiscal y consenso
reunión consejeros hacienda pp nov2021-2
Reunión de los consejeros autonómicos de Hacienda del PP.
Los consejeros de Hacienda de las regiones gobernadas por el PP se han reunido en Ceuta para abordar una postura común de cara a la reforma de la financiación autonómica. Públicamente no aportan propuestas o soluciones concretas, pero sí trazan un camino al Gobierno para abordar esa negociación: multilateral, sin favorecer a ninguna región, sin elevar la carga fiscal y respetando la autonomía de cada región

Los consejeros de Hacienda de las autonomías gobernadas por el PP (Madrid, Andalucía, Galicia, Murcia, Castilla León y Ceuta han aprovechado su encuentro este sábado en la ciudad autónoma para lanzar un mensaje al Gobierno de la Nación en el que además de pedir una reforma de la financiación autonómica insisten en que sea negociada de forma multilateral, consensuándola con todas las regiones y sin dar prioridad a Cataluña o “ninguna otra Comunidad Autónoma”.

En el comunicado que ha emitido la Ciudad Autónoma de Ceuta tras la reunión de trabajo celebrada este sábado por la mañana, el frente común de las regiones del PP ha esbozado su hoja de ruta para lograr un nuevo sistema de financiación. Así, lo primero que destacan es que “hasta el momento” ningún consejero de Hacienda de esas regiones ha “mantenido ninguna reunión con ningún alto cargo del Ministerio de Hacienda” para tratar la reforma del sistema de financiación. “Nada ha sido consultado, ni mucho menos acordado. Por tanto, cualquier planteamiento que ponga el Ministerio encima de la mesa será exclusivamente unilateral, hasta que se produzcan las necesarias reuniones”.

El sistema de financiación consideran las autonomías del PP que “ha demostrado no ser suficiente para afrontar los costes reales de unos servicios públicos fundamentales de alta calidad”, razón por la que reclaman, casi como todas las autonomías la reforma de la financiación. Pero apuntan que “en la negociación se debe afrontar la realidad actual de las necesidades financieras de servicios como la Sanidad, la Educación, la Dependencia y los Servicios Sociales a fin de asegurar una calidad semejante en todas las comunidades”, recoge el comunicado.

Eso sí, como todo apunta a que la solución pasa por inyectar más dinero, ya ponen un importante muro de contención a cómo lograrlo. Lo primero apuntan es que “no eleve el esfuerzo fiscal de los ciudadanos, y sea incentivador de la actividad económica, necesaria para la recuperación post covid”.

Lo segundo es no privilegiar en la negociación a ninguna región, como Cataluña y llevar a cabo una “negociación multilateral, mediante el diálogo y la negociación simultánea con todas las comunidades autónomas de régimen común”.

Lo segundo parece una cuestión política, la línea roja de no elevar la presión fiscal parece más técnica y complicada, en especial si se tienen en cuenta otras de las peticiones elevadas por los consejeros de Hacienda del PP. Y es que estas autonomías piden que en el año 2022 se “mantenga” por parte del Estado “un fondo extraordinario que sirva como salida del covid, dirigido a sufragar gasto no estructural y directamente relacionado con la atención y la prevención de la pandemia”. Esto es, más dinero del Estado a las autonomías.

Piden además otra cuestión que en parte está en el origen de esa insuficiencia financiera para atener los servicios y en que las transferencias del Estado a las regiones para atender competencias no se ajusten al coste real y provoquen déficits:

“El futuro Sistema de Financiación Autónomica deberá respetar la autonomía fiscal y financiera de las Comunidades Autónomas, y su capacidad normativa, como mínimo en sus niveles actuales, de manera que las Comunidades Autónomas puedan seguir haciendo una política para bajar el esfuerzo fiscal en beneficio de los ciudadanos”, recoge el comunicado.

Eso sumado a la intención de que la nueva financiación “asegure una calidad semejante en todas las comunidades”, seguirá sumando elementos para que las regiones avancen en prestaciones, recauden y gasten de forma diferente. Y es que gran parte de los desequilibrios actuales está originada por las diferentes fiscalidades y las diferentes carteras de servicios que han ido implementando las autonomías. En el pasado por ejemplo, cabe recordar el conflicto que tuvo la Junta de Andalucía (entonces gobernada por el PSOE) con el Gobierno central (entonces en manos del PP) cuando intentó reducir costes sanitarios con subastas de compras de medicamentos y se encontró con la oposición de Moncloa, que llegó a recurrir la maniobra a la Justicia.

reunion consejeros hacienda pp nov2021

Lo que piden las regiones del PP en definitiva es que el Estado aporte más dinero sin subir la carga fiscal y permitiendo a su vez a las autonomías que incluso reduzcan su fiscalidad.

Y si todo esto ya parece complicado, suman además otra petición: abordar al tiempo que la reforma de la financiación autonómica, la de los entes locales:

“La financiación local es igualmente una necesidad para garantizar los servicios públicos de proximidad, y su revisión debe afrontarse conjuntamente con la del Sistema de Financiación Autonómica”, dice el comunicado de la Ciudad.

Ceuta parece haber sacado partido de acoger la reunión de los consejeros de Hacienda de las regiones gobernadas por el PP, así en el comunicado emitido se acentúa que han tenido en consideración “la situación especial de Ceuta y Melilla”. Y las autonomías reunidas señalan “la importancia que para toda España tiene el hecho de que ambas ciudades autónomas cuenten con recursos suficientes para prestar eficazmanete sus servicios, y proteger su españolidad y su integridad social y territorial”.

En definitiva, los consejeros de Hacienda del PP han marcado a Sánchez las líneas rojas para abordar la reforma del sistema de financiación autonómica, dado que, al menos en lo comunicado públicamente, no han apuntado propuestas o soluciones a la actual situación, sino tan sólo alumbrado el camino de cómo debe abordarse la negociación: de forma multilateral, sin elevar la carga fiscal, y respetando la autonomía de cada región para tomar sus decisiones.

Fondos UE

La reunión también ha servido para lanzar otra crítica al Gobierno por la gestión del Plan de Recuperación Next Generation. La preocupación de las regiones del PP es “cada vez mayor, al ver la lentitud con la que los ministerios están trabajando, lo que impide ser ágiles en la puesta a disposición de las empresas, especialmente las pymes”.

Y a esa crítica de falta de agilidad suman un excesivo control por parte del Gobierno, que consideran “insiste en tratar a las comunidades autónomas como meras ejecutoras de líneas de actuación atomizadas y definidas por el Gobierno hasta en sus mínimos detalles. De esa forma los fondos Next Generation, dirigidos así por el Gobierno de la Pedro Sánchez, corren un grave riesgo de ser un nuevo Plan E, ineficaz e incapaz de generar crecimiento económico y competitividad empresarial”.

Además han abordado las dificultades que están atravesando los sectores producidos derivadas de la inflación y los cortes en las cadenas de suministros. Esas dificultades consideran que podrían resolverse también con más dinero del Estado si desde Moncloa habilitan un fondo para atender esos problemas.

Los consejeros de Hacienda del PP piden a Sánchez más dinero, menos carga fiscal y consenso