CSIF se descuelga de la movilización de UGT y CCOO de los días 15 y 18 de diciembre


CSIF se descuelga de la movilización de UGT y CCOO de los días 15 y 18 de diciembre

- El sindicato de funcionarios quiere participar en una negociación como agente social y pone encima de la mesa sus propia hoja reivindicativa

- En la agenda de CSIF está básicamente que los funcionarios recuperen la situación que comenzaron a perder a partir de 2010

CSIF no apoyará la movilización convocada en el ámbito de todo el país que promueven Comisiones Obreras y UGT, también en Ceuta, donde se realizará una concentración en la plaza de los Reyes a las 19.30 horas el próximo día 15 de diciembre.

El sindicato ha emitido un comunicado en el que asegura que “no está en la movilización porque ahora es el momento de entre todos, negociar, trabajar y debatir propuestas con el nuevo Gobierno y el resto de las fuerzas políticas, y adoptar acuerdos que nos permitan salir de la crisis y avanzar en la recuperación de derechos perdidos”.

Para el sindicato de funcionarios la protesta obedece a “intereses políticos. No representa la pluralidad sindical de la sociedad española y de otras organizaciones que, como CSIF, defendemos mejorar la calidad en el empleo y la viabilidad de nuestros servicios públicos”.

El sindicato además de no participar de la movilización de las dos principales centrales sindicales del país se ha comprometido a trabajar de forma urgente por la convocatoria de mesas de negociación en la Administración Pública de la que puedan salir soluciones “a los problemas de los trabajadores de este país”.

El sindicato reclama “una oferta de empleo plurianual suficiente para garantizar los servicios públicos y que recupere la pérdida de empleo público producida durante los años de crisis”.

En la hoja reivindicativa del CSIF está la jornada laboral de 35 horas, como una herramienta para generar empleo y mejorar la prestación de servicios públicos, además de reformas legales “que permitan reducir la temporalidad en las administraciones públicas” además de cumplir con lo dictado por la Justicia Europea sobre los interinos.

Otra de las principales reivindicaciones de CSIF es la de recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores y pensionistas, retomando el 5 por ciento recortado en 2010, restituyendo el pago de la totalidad por bajas, la jubilación parcial y otros derechos también fusilados durante los años de la crisis. En resumen devolver al funcionariado a la situación que disfrutaba antes de 2010.

Además, el sindicato quiere pactos de estado en pensiones, educación, sanidad y mantener servicios públicos, redoblando la lucha contra la violencia de género. Todo eso, contrasta, según CSIF con lo que quieren los sindicatos de clase: “mantener en exclusividad un diálogo social antiguo, sesgado y fracasado”.

“Queremos abrir una nueva etapa en el diálogo social que incorpore a nuevos agentes sociales que representan a millones de trabajadoras y trabajadores de este país. Por esto, instaremos al nuevo Gobierno y al resto de grupos parlamentarios a que aborden una reforma legal urgente para abrir la participación del resto de sindicatos, con un diálogo social más plural, representativo y resolutivo”, ha manifestado CSIF.

CSIF se descuelga de la movilización de UGT y CCOO de los días 15 y 18 de diciembre