DECÁLOGO

Diez propuestas del Colegio de Arquitectos para afrontar la crisis

Diez propuestas del Colegio de Arquitectos para afrontar la crisis
Sede del Colegio de Arquitectos.
Sede del Colegio de Arquitectos.

El Colegio de Arquitectos de Ceuta plantea diez medidas que, a su juicio, pueden ayudar a impulsar Ceuta y tratar se salir de la crisis adaptándose al nuevo escenario, pese a que, lamentan, no han sido invitados participar en la elaboración de los planes estratégicos en los que trabaja la Ciudad, tanto antes como después de la pandemia. . 

Ante la situación de alarma, la Ciudad Autónoma presentó en febrero de 2020 una serie de medidas “Por un futuro más estable y seguro para Ceuta”, que posteriormente se desarrolló mediante una comisión de trabajo en el que estaban representados los partidos políticos, los sindicatos, la Administración General del Estado, la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios. Desde el Colegio Oficial de Arquitectos lamentan que la Ciudad no haya contado con ellos en la comisión de trabajo para la elaboración del Plan Estratégico, ni tampoco en la posterior comisión de reconstrucción de la ciudad autónoma. Pese a ello, desde COACE, que ha participado activamente en mesas redondas y conferencias relativas al planeamiento y a la crisis fronteriza en los últimos años, presentan su decálogo de medidas para afrontar esta crisis desde su perspectiva.

1 Elaboración de una Ley del Suelo específica para Ceuta. “Esta debería ser la prioridad del Gobierno de la Ciudad, ya que la ley actual dejó de actualizarse para Ceuta y Melilla al desarrollar todas las Comunidades Autónomas sus propias leyes del suelo. Esta situación hace que el Plan General de Ordenación Urbana no tenga suficiente alcance legal para dar respuestas a los problemas estructurales de nuestra ciudad, como son la escasez de terrenos (condicionadas por los límites marítimos-terrestres), la dotación de una red de transporte adaptada a la densidad edificatoria, la compatibilidad Puerto-Ciudad o las dificultades para generar nuestra propia energía”.

Para el COACE, eta ley debería servir de marco para la adecuada coordinación de las distintas acciones, planes y programas que tengan incidencia sobre nuestro territorio, estableciendo sobre el mismo la distribución global de usos y actividades, las infraestructuras básicas, las áreas sujetas a limitaciones específicas, las medidas de protección del medio ambiente y aquellas otras determinaciones que sean necesarias para articular los Planes y Normas que lo desarrollen.

La Ley del Suelo de Ceuta la redactaría el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, pero la Ciudad tendría que elaborar un documento en el que se especifiquen los factores legales que impiden el desarrollo urbano de Ceuta para que sean tenidos en cuenta.

2 Elaboración de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética específica para Ceuta. La entrada en vigor de dicha ley “va a suponer un gran cambio en nuestros modos de vida, así como en la planificación de las ciudades”, advierten, cambios que van a empezar a notarse en

2023, cuando la Ciudad tenga que restringir el paso de vehículos contaminantes por la zona centro. “Pero hay otros requerimientos, que si bien deben cumplirse antes de 2030, deberán empezar a gestionarse desde ahora. Estamos hablando de la producción de energía. El texto de la ley que está tramitando actualmente el Congreso ha perdido algo de concreción durante su elaboración, pero si se lee la ley que aprobó en 2019 el Gobierno de las Islas Baleares, veremos las implicaciones de esta normativa europea en la gestión y planificación a escala urbana y de territorio, sobre todo en lo que se refiere a reserva de suelo para la generación de energía, que en nuestra ciudad se convertirá en un nuevo problema”. 

3 Rehabilitación, renovación y regeneración arquitectónica y urbana. En los sucesivos documentos que el CSCAE ha remitido al Gobierno de la Nación, ha insistido en las posibilidades que ofrece la rehabilitación en España, donde esta solo supone el 0,2% de inversión,mientras que la media europea se sitúa en el 2%. 

4 Reducción de los tiempos de concesión de licencias impulsando la modernización de los procedimientos de gestión.

  • • Concretar de manera racional el alcance y el objeto de la revisión técnico-jurídica en el trámite de tal concesión y publicar las listas de comprobación correspondientes a cada tipo de licencia.
  • • Implementar los procedimientos que faciliten la especificación e identificación de los contenidos necesarios en los diversos proyectos técnicos objeto de revisión.
  • • Revisar la normativa técnica y urbanística, así como las ordenanzas municipales, para simplificar su aplicación y evitar las indeterminaciones jurídicas, duplicidades y contradicciones que garanticen el procedimiento reglado.
  • • Garantizar la transparencia y trazabilidad de los trámites de concesión de licencias mediante su seguimiento efectivo a través de la Sede Electrónica y la intervención activa de los interesados, incluyendo la posibilidad de extraer información estadística.
  • • Incrementar, en la medida de lo posible, los supuestos de “silencio positivo” con la revisión necesaria del marco normativo local para garantizar la seguridad jurídica en los casos donde se produzcan.
  • • Arbitrar un proceso unitario, simultáneo y coordinado para la elaboración de todos los informes sectoriales que resulten necesarios en el trámite de otorgamiento de las licencias.
  • • Establecer los oportunos canales de comunicación específicos para los técnicos y los responsables de la toma de decisiones en el ámbito urbanístico, de forma que se eviten dilaciones innecesarias.
  • • Promover una colaboración efectiva de la Ciudad y las demás Administraciones Públicas con el COACE y aprovechar las sinergias posibles con el sistema de visado digital existente y su gestión telemática.

5 Puesta en marcha del registro de Inspección Técnica de Edificios al que obliga el Real Decreto Legislativo 7/2015 (texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana) y que entre otras cosas obliga a los edificios de viviendas colectivas de más de 50 años a evaluar las condiciones de seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato, así como a determinar las obras y trabajos de conservación necesarios. “Este registro supondría un aumento del volumen de trabajo en el sector de la construcción, pero sobre todo evitaría desprendimientos de elementos de fachada que pueden causar desgracias personales”.

6 Supervisión integral de los proyectos encargados o realizados por la administración que comprueben no solo el cumplimiento de normativas, también las posibles discordancias entre todos los documentos, así como la verificación de los diferentes cálculos. Esta medida redundaría en un ahorro en el coste de las obras y en una reducción de los plazos de ejecución de las mismas.

7 Redacción de un Plan Estratégico del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad que tenga como referente el Plan estatal aprobado por RD 1274/2011 en desarrollo de la Ley 42/2007, así como el resultado de su informe de evaluación final, y que contemple, como meta global, detener la pérdida de biodiversidad en el territorio de la Ciudad Autónoma de Ceuta y su entorno marino inmediato, evitar la degradación de los servicios ecosistémicos y afrontar su regeneración. “Deberá estar dotado de un presupuesto adecuado para hacer frente a los diversos objetivos que han de dar respuesta a metas parciales vinculadas a la conservación de la biodiversidad de nuestros espacios naturales tales como: la adquisición de conocimientos científicos sobre el uso sostenible de los ecosistemas, la integración de la biodiversidad en las políticas verdes locales, la participación de la sociedad en dicha conservación fomentando su compromiso, la mejora de la gobernanza ambiental, la movilización de recursos financieros de todas las fuentes posibles y, en suma, la protección, conservación y restauración de la Naturaleza reduciendo sus principales amenazas en nuestro ámbito”.

8 Redacción de un Plan Estratégico del Patrimonio Histórico que esté dotado de un presupuesto plurianual para el estudio, conservación y difusión del patrimonio. En la actualidad, la sección de Patrimonio Cultural de la Ciudad no cuenta con los suficientes medios personales y económicos para afrontar los gastos emanados de tan importante legado.

“Es inconcebible que los principales elementos de la arquitectura militar, como pueden ser las Murallas Reales y la Fortaleza del Hacho, no hayan desarrollado planes específicos para su estudio, comprensión y rehabilitación, dedicándole hasta la fecha solo actuaciones puntuales y sin continuación en el tiempo. Del mismo modo que no hay una estrategia de difusión digital del patrimonio y de todos los estudios y excavaciones hechas hasta ahora, siendo este instrumento uno de los principales elementos para atraer turistas".

9 Creación de un grupo de trabajo para estudiar la posibilidad de que Ceuta sea declarada Patrimonio de la Humanidad.  La Unesco establece como uno de los requisitos para tal declaración, que se demuestre que el patrimonio material sea único en el mundo, pero Naciones Unidas también aclara que para entender dicha singularidad es muy probable que haya que ampliar la zona de estudio, pues una ciudad puede tener una relevancia e influencia en muchos otros lugares distantes, sin los cuales no se entendería esa singularidad e importancia a lo largo de la historia. “En ese sentido, creemos que elevar la candidatura solo del complejo de las Murallas Reales no sería suficiente y que sería necesario analizar y comprender el papel que ha desempeñado, en el pasado pero también en el presente, el conjunto de fortificaciones de la ciudad, poniéndolas además en relación con las distintas redes de comunicaciones (tanto terrestres como marítimas) que se han ido sucediendo a lo largo de la historia. Solo desde esta dualidad de escalas, local y continental, podremos llegar a la conclusión de la verdadera singularidad de Ceuta”.

10 Convocatoria de un concurso internacional de arquitectura para proponer cómo podría ser la Ceuta de 2070. “Hace 90 años el Consistorio convocó un concurso para el Plan de Ensanche y Reforma Interior de Ceuta, en el que participaron los mejores urbanistas del país, planteando soluciones innovadoras tanto en el plano urbanístico como arquitectónico. Un nuevo concurso permitiría pensar cómo podría o debería desarrollarse la ciudad, sin los condicionantes impuestos por las distintas normativas, con ideas que nos podrían guiar en la modificación o redacción de nuevas leyes. Por otra parte, dicho concurso tendría una fuerte repercusión al mostrar claramente las intenciones para con el futuro de Ceuta”.

Diez propuestas del Colegio de Arquitectos para afrontar la crisis