INE

Las empresas ceutíes resisten, de momento, el empuje de la crisis pero se frena el impulso emprendedor

Las empresas ceutíes resisten, de momento, el empuje de la crisis pero se frena el impulso emprendedor
Interior de un comercio adaptado a las nuevas medidas de seguridad impuestas por la COVID19.
Interior de un comercio adaptado a las nuevas medidas de seguridad impuestas por la COVID19.  

La pandemia de coronavirus COVID19 ha enfermado al mundo entero, a sus habitantes y también a su forma de vida y su economía, llevándose por delante más de 3.000 empresas en toda España, solo dos de ellas en Ceuta desde el pasado mes de marzo. El paisaje empresarial ceutí, de momento, resiste el embate de la crisis, registrando una menor mortalidad empresarial que en 2019, la mitad, de hecho; aunque también un notable frenazo a la creación de nuevas empresas, que cae a la mitad que en el primer semestre del pasado ejercicio.

Pero la crisis no es solo culpa de la pandemia a la vista de los datos acumulados desde comienzos de 2020: en toda España se disolvieron casi 10.000 empresas, el grueso de ellas entre enero y febrero. Algo similar a lo registrado en Ceuta: de las seis empresas disueltas en 2020, la mayoría desaparecieron antes de la pandemia, 3 de ellas lo hicieron en enero y otra más en febrero. Una cifra que, no obstante, con crisis y todo, supone reducir a la mitad la mortalidad de las empresas ceutíes registrada en 2019, cuando en el primer semestre del año se perdieron 11 sociedades. Unos resultados en los que han influido la posibilidad de declarar expedientes de regulación temporal de empleo y las ayudas del Gobierno central, así como las líneas de ayudas directas o líneas de crédito aprobadas desde el Gobierno local.

En el periodo de pandemia, el comprendido entre marzo y junio, se crearon en Ceuta 8 nuevas empresas, todas sociedades limitadas y una veintena desde comienzos de año. El saldo vegetativo es así y todo positivo. Pero, si se comparan los datos del mismo periodo de 2019, cuando se registró la constitución de 46 nuevas empresas en el primer semestre del año, se constata que el impulso emprendedor ha caído a la mitad.

A nivel nacional, en junio se crean 6.733 sociedades mercantiles, un 9,4% menos que en el mismo mes de 2019. El capital suscrito para su constitución supera los 393 millones de euros, con un incremento anual del 37,2%. El capital medio suscrito (58.400 euros) aumenta un 51,5%.

Por otro lado, en junio amplían capital 1.935 sociedades mercantiles, un 10,2% menos que en el mismo mes de 2019. El capital suscrito en las ampliaciones registra un descenso del 37,9% y supera los 1.062 millones de euros. El capital medio suscrito en estas operaciones (549.015 euros) disminuye un 30,8% en tasa anual.

El número de sociedades mercantiles disueltas en junio es de 1.112, un 11,4% menos que en el mismo mes de 2019. De éstas, el 73,4% lo hicieron voluntariamente, el 14,5% por fusión y el 12,1% restante por otras causas.

Evolución de la tasa mensual

Para contribuir al análisis e interpretación de los datos, el gráfico siguiente muestra la variación del número de sociedades mercantiles creadas y disueltas entre los meses de mayo y junio en los cinco últimos años. En 2020 la variación mensual del número de sociedades creadas es del 77,7% y la de las disueltas del 131,2%.

Resultados por actividad económica principal

El 23,4% de las sociedades mercantiles creadas en junio corresponde al Comercio y el 14,3% a Inmobiliarias, financieras y seguros. En cuanto a las sociedades disueltas, el 18,9% pertenece al Comercio y el 14,9% a la Construcción.

Resultados por comunidades autónomas

Las comunidades autónomas con mayor número de sociedades mercantiles creadas en junio son Comunidad de Madrid (1.499), Cataluña (1.436) y Andalucía (1.192).

Por el contrario, las que menos sociedades han creado son La Rioja (27), Comunidad Foral de Navarra (47), y Cantabria (61).

Atendiendo a las sociedades mercantiles disueltas, las que presentan mayor número son Comunidad de Madrid (364), Andalucía (162) y Comunitat Valenciana (112). Por el contrario, las que registran menos sociedades disueltas son Comunidad Foral de Navarra y La Rioja (ambas con cuatro).

Las empresas ceutíes resisten, de momento, el empuje de la crisis pero se frena el impulso emprendedor