220.000€ PERDIÓ EN 2019

El Gobierno achaca a la pandemia las pérdidas del restaurante del hotel municipal y omite que ocurre todos los años

El Gobierno achaca a la pandemia las pérdidas del restaurante del hotel municipal y omite que ocurre todos los años
El restaurante también lo pagamos todos./archivo
El restaurante también lo pagamos todos./archivo

Al Gobierno de la Ciudad le sigue pareciendo prioritario tener abierto un restaurante que es deficitario y que hace competencia desleal al resto del sector, recibiendo ayudas para compensar las pérdidas. 


El portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán, ha intentado justificar con la pandemia las pérdidas económicas del servicio de restaurante del hotel Ceuta Puerta de África, cifradas entre enero y septiembre en 200.000 euros. 

Gaitán se ha referido a que es un servicio más del hotel municipal: "Todos los hoteles en España tienen un servicio de restaurante" y a las cuentas que se pudieron sobre la mesa en la reunión del Consejo de administración: "El año empezó bastante bien. Enero y febrero iban mejor que el año pasado incluso con la contención de gastos fijos, pero la situación de la pandemia ha afectado a este y otros establecimientos del país, así como al ámbito de hostelería y autónomos como actividad comercial que es". 

Lo que ha omitido el portavoz del Gobierno es que la pregunta se refería a pérdidas anuales tanto de 2020 como en otros años. En 2019, sin pandemia, el hotel que gestiona la Ciudad también fue deficitario. El servicio que presta el restaurante L´Albufera tuvo unos ingresos de 901.000 euros y unos gastos de 1.120.000 euros. En números redondos sumó al balance deficitario de las cuentas del hotel unos 220.000 euros. En dos años, por tanto, el restaurante ha perdido más de 400.000 euros. 

El Gobierno de la Ciudad tiene que aprobar aportaciones y anticipos periódicamente al hotel Puerta de África para su mantenimiento y para poder pagar las nóminas de los empleados, pero sin embargo no se preocupa de dar un giro a la gestión para que el establecimiento resulte eficiente. Su apertura supone un gasto extraordinario todos los años que pagan con sus impuestos los ceutíes.

Los hosteleros se han quejado además de que siendo un hotel de titularidad pública intervenga en el sector como un agente más haciendo negocio con su política de precios, ofertas y servicios, compitiendo en el mercado hostelero con el resto de empresas privadas, microempresas y autónomos, motivo por el que han solicitado al Gobierno que le retirara las ayudas. 

El Gobierno achaca a la pandemia las pérdidas del restaurante del hotel municipal y omite que ocurre todos los años