IMV

El Gobierno aún no ha decidido si pedirá la gestión de Ingreso Vital Mínimo

El Gobierno aún no ha decidido si pedirá la gestión de Ingreso Vital Mínimo
Archivo
Archivo

El consenso rodea a la necesidad de un Ingreso Vital Mínimo que ayude a paliar la pobreza existente y la que se añadirá derivada de la pandemia de COVID-19. Todos los partidos —salvo Vox— coinciden su necesidad y el único punto de discrepancia es quién lo gestionará, si el Estado de forma centralizada, agraves de la Seguridad Social, o se permitirá la cogestión y se cederá parte a los Gobiernos autónomos. 

De momento, solo Navarra y el Paнs Vasco van a asumir la gestión del ingreso mínimo vital (IMV), algo que también han solicitado desde el PP de Castilla y León y autonomías como Galicia. Ceuta aún no ha escogido bando. El portavoz del Gobierno ha explicado que la Consejería de Servicios Sociales está estudiando la situación antes de posicionarse. 

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha abierto esta semana la puerta a acuerdos futuros con otras autonomías similares al alcanzado con Euskadi y Navarra para la gestión del ingreso mínimo vital (IMV), pero ha descartado que pueda producirse ahora por la necesidad urgente de desplegar la prestación en toda España y recordando que no todas las regiones tendrían capacidad para realizarlo. 

Gaitán ha precisado también que la nueva ayuda podrá ser compatible con el IMIS, el Ingreso Mínimo de Inserción Social que abona la Ciudad, deberá cumplir dos requisitos que ya cumple, ha adelantado el portavoz, no superar el suelo base que. marca el IMIS y que la ayuda que recibe no sea superior al nuevo IMV. ASIMISMO, La Ciudad ha solicitado a la Administración General del Estado la inclusión de oficio de todas las personas que están dentro del Ingreso Mínimo de Inserción Social (IMIS) de la administración autonómica en el Ingreso Mínimo Vital que aprobó hace unos diez días el Consejo de Ministros.

El Gobierno aún no ha decidido si pedirá la gestión de Ingreso Vital Mínimo