DESESCALADA

El Gobierno reabre el hotel municipal, dispuesto a desalojar huéspedes y no lo notifica al mando único

El Gobierno reabre el hotel municipal, dispuesto a desalojar huéspedes y no lo notifica al mando único
La puerta la volverán a cruzar huéspedes a partir del próximo lunes./archivo
La puerta la volverán a cruzar huéspedes a partir del próximo lunes./archivo

Contradicción evidente, de nuevo, entre lo que opinó el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, este lunes en rueda de prensa y las acciones de su Gobierno. El presidente defendió y justificó la gestión que se ha venido haciendo del hotel municipal, el Puerta de África, anclado en la necesidad de contar con la instalación por si fuera necesario ponerla a disposición de la lucha contra la pandemia. Por eso el Gobierno ha estado dispuesto a cargar con costes salariales de unos 200.000 euros mensuales, manteniendo a toda la plantilla activa y el hotel sin facturar un solo euro desde el pasado 19 de marzo. "El 'Puerta de África' no se ha utilizado hasta ahora porque estaba previsto para ser medicalizado si aquí hubiera habido una necesidad de hospitalizar a gente superior a la capacidad del clínico de Loma Colmenar, algo que nadie ha descartado ni lo ha hecho todavía porque la epidemia no ha pasado", advirtió Vivas el lunes sobre la posibilidad de que haya un "rebrote" del coronavirus.

La realidad es que esa “prudencia, que conlleva gastos”, según sus propias palabras, ha llegado a su fin o la pandemia ya no preocupa tanto, como él mismo decía ayer. El hotel reabrirá sus puertas a huéspedes a partir de este próximo lunes 18 de mayo. Usted mismo si lo desea puede reservar habitación desde hoy mismo para esa fecha a través de las plataformas habituales en internet de reserva de habitaciones.

Y esa decisión, que contradice a la prudencia y a la justificación de dejar el hotel como si estuviera abierto durante los dos últimos meses, lanza el mensaje de que el riesgo de la pandemia ha pasado y ni tan siquiera se ha notificado al mando único. Delegación del Gobierno ha confirmado este mismo martes no tener conocimiento de la decisión del Gobierno de la Ciudad de reabrir el hotel al público.

Y es que el hotel reabre sus puertas, pero según ha explicado el Gobierno de la Ciudad, la instalación permanece “a disposición de la Consejería de Sanidad”. ¿Cómo es posible mantener la instalación a disposición de la lucha contra la pandemia pero abriendo las habitaciones a los huéspedes? “Se hará una reapertura por plantas cumpliendo con los supuestos permitidos para la apertura de establecimientos hoteleros”, han explicado desde el Gobierno de la Ciudad. Y eso es, según el Ejecutivo “compatible” con que la instalación siga disponible para una posible emergencia como la que refirió Vivas ayer. En ese caso “si hay emergencia sanitaria se desalojarían las habitaciones”, han concretado desde el Gobierno.

Así, de este modo, queda descartado, por ejemplo, el uso de la instalación como una posible arca de Noé para alojar a posibles casos asintomáticos o para el uso de los profesionales sanitarios, como habían reclamado los sindicatos de profesionales e incluso la propia Junta de Personal del Ingesa, sin que su petición haya sido atendida por las autoridades sanitarias.

Como sea la decisión está tomada. Desde el próximo lunes, 18 de mayo, la instalación municipal dejará de estar al servicio de Ingesa para una urgencia inmediata, para pasar a estar al servicio de los ¿turistas? Parece que tampoco, porque el propio Vivas defendió este lunes a su vez ser más prudente aún con la apertura de la frontera y del puerto. El propio Gobierno de la nación ha decretado 14 días de cuarentena en casa o en los hoteles a quienes lleguen del extranjero, lo que lastra en sí mismo al sector turístico. Difícilmente alguien se puede plantear pasar un fin de semana en Ceuta viniendo desde Marruecos si la situación que se va a encontrar es la de pasarse 14 días metido en un hotel sin poder salir a la calle.

En Madrid por ejemplo, la Consejería de Sanidad llegó a usar como hoteles medicalizados 13 instalaciones, algunas de gran capacidad como el Auditorium con 869 habitaciones, el pasado 30 de abril se habían replegado 7 de esas instalaciones dejando otras 6 aún con pacientes de COVID-19.

El domingo, 22 de marzo, cuando el Gobierno de la Ciudad ya había decidido que dejaría el hotel municipal como si estuviera abierto, con toda la plantilla operativa, por si Ingesa requería su uso como instalación sanitaria o de apoyo al combate contra la virus, Ceuta registraba 6 casos positivos. Este mismo martes, 12 de mayo, cuando usted ya puede reservar su habitación, la Consejería de Sanidad e Ingesa han informado de que existen 13 casos activos del virus en la ciudad, 12 en sus domicilios y uno ingresado en planta en el Hospital.

Si Vivas no negaba la posibilidad de un rebrote, tampoco parece hacerlo Ingesa, que este mismo lunes, recomendó vacunarse contra la gripe de cara a un esperado rebrote de la enfermedad que provoca el coronavirus y cuyos síntomas pueden confundirse con los de la gripe en otoño.

Así las cosas, cabe preguntarse si de verdad el Gobierno de la Ciudad creía necesario mantener abierto el hotel, evitando un ERTE sobre la plantilla, sin actividad real, salvo la lavandería, y sumando 200.000 euros más de gastos a unas cuentas en quiebra técnica, o si simplemente era la excusa para no generar un conflicto con la plantilla o poner sobre la mesa el futuro mismo de la instalación. La pregunta surge al comprobar como tan pronto como se ha podido el hotel ha dejado de estar a disposición inmediata del sistema de salud para retomar su actividad, y sin tan siquiera notificarlo a quienes en última instancia han de tomar las decisiones sobre la gestión sanitaria de la pandemia.

El Gobierno reabre el hotel municipal, dispuesto a desalojar huéspedes y no lo notifica al mando único