CABLE SUBMARINO

La Línea rechaza la subestación eléctrica que conectará Ceuta con la Península y pide alternativas ecológicas

La Línea rechaza la subestación eléctrica que conectará Ceuta con la Península y pide alternativas ecológicas
cable eléctrico submarino
ARCHIVO
Plantean alternativas al cable submarino bien a a través de la interconexión eléctrica con Marruecos o mediante una central hidroeólica, que supondría además un ahorro energético y ecológico.

Este próximo jueves, 11 de febrero, al mismo tiempo que se celebre la sesión ordinaria del Pleno de la Asamblea de Ceuta, al otro lado del Estrecho, el Ayuntamiento de la Línea de la Concepción también se reúne en pleno ordinario, con mención especial a Ceuta.

La sesión, según adelantan medios locales, incluirá una moción urgente y conjunta de todos los grupos municipales para impedir la construcción de una subestación de Red Eléctrica Española en el término municipal de La Línea. Esta subestación será parte del proyecto de interconexión eléctrica submarina para que la ciudad autónoma se integre en el sistema peninsular mediante la instalación de dos cables submarinos de 132 Kv.

“La ciudad de La Línea de la Concepción manifiesta su frontal oposición y absoluto rechazo al proyecto de instalación de una subestación en Los Portichuelos, en la zona de La Alcaidesa de nuestro municipio, como parte del proyecto de interconexión eléctrica submarina entre la Península y Ceuta, que pretende desarrollar Red Eléctrica Española—reza el texto de la moción, en la que se insta a la paralización del proyecto y “al estudio de alternativas energéticas sostenibles, basadas en el complemento de energías renovables y la modernización de las actuales fuentes de generación del sistema energético ceutí, que permitan dotar a dicho sistema de los principios de la política energética de seguridad en el suministro para todos los consumidores, garantizando el abastecimiento al mínimo precio, y con el menor impacto ambiental, evitándose de este modo la necesidad de interconexión con el sistema energético peninsular”.

La moción recuerda que ya en 2016, cuando se planteó el proyecto de cable submarino, se denunció que los trabajos necesarios tendrían una repercusión negativa tanto para el sector pesquero local, como para la posible expansión urbanística del municipio. Un rechazo y unos argumentos que La Línea mantiene hoy ante la construcción de la subestación en su territorio. El proyecto contempla unas instalaciones de 9,2 hectáreas en su proyecto inicial, un tendido aéreo y una extensión de cable soterrado por el mar a lo largo de 45 kilómetros.

El Gobierno de la Línea ha mostrado en reiteradas ocasiones su rechazo frontal al proyecto y exige que se barajen otras alternativas. Ceuta puede abastecerse por otros cauces, argumentan, por lo que proponen en su moción que, “bien a a través de la interconexión eléctrica con Marruecos o mediante una central hidroeólica, que posibilitaría “un ahorro energético de combustibles fósiles lo que, a su vez, reduciría el sobrecoste de la compensación por extrapeninsularidad de la generación eléctrica en España y las emisiones de CO2.”

La Línea rechaza la subestación eléctrica que conectará Ceuta con la Península y pide alternativas ecológicas