Márquez ofrece pagar el específico amortizando plazas y con parte de los fondos adicionales


Márquez ofrece pagar el específico amortizando plazas y con parte de los fondos adicionales

La Ciudad ha movido ficha. El consejero de Hacienda, Francisco Márquez, ha recibido a los representantes de los tres sindicatos con representación en el Ayuntamiento, CCOO y UGT por un lado y CSIF por otro, para explicarles la propuesta elaborada por el Ejecutivo para hacer frente al pago del 66% del complemento específico en la paga extraordinaria de diciembre. Una reivindación "justa" según el propio consejero, pero que se encontraba con "impedimentos legales". ¿La solución? aplazar los pagos de 2008 y 2009 a enero del año siguiente a través de la creación de un fondo de adecuación salarial. La siguiente pregunta que surge es de dónde saldrá el dinero. Aquí surge la condición que no ha gustado tanto a los sindicatos. La Ciudad pagaría el específico en las extraordinarias amortizando plazas no cubiertas, y si es necesario más financiación se tiraría de parte de las cantidades que se adeudan a los trabajadores del 0,3 por ciento de la masa salarial, correspondiente a los fondos adicionales de los últimos años. Esta deuda se unificaría con la del específico y se abonaría en los referidos pagos de enero.

Una solución que no hace especialmente féliz a los sindicatos, que se han comprometido a estudiarla y dar una respuesta la próxima semana, una vez realicen los cálculos pertinentes.

Los sindicatos han explicado que todo el problema surge debido al retraso en el pago del 33% de diciembre de 2007 a enero de 2008, lo que ha provocado que en este año ya no quedase dinero para afrontar más abonos. "Falta de previsión" del Gobierno, según ha explicado el representante de UGT, José Mata, provocada en gran medida por la tardanza para llegar a un acuerdo. Y es que mientras el calendario de abonos se negoció en Ceuta en diciembre del año pasado, en Melilla por ejemplo está listo desde finales de 2006.

Con el nuevo modelo planteado por Francisco Márquez, los trabajadores cobrarían el 66% y 100% respectivamente del específico de las extraordinarias de diciembre en el enero siguiente en este año y el próximo, quedando la situación estabilizada en 2010. José Mata también ha recalcado que "en ningún momento" la Administración les ha ofrecido retraer parte del salario de ningún trabajador, eliminando por ejemplo las jornadas partidas y especiales.

La Ciudad se compromete a acabar con la temporalidad

Ambas partes han destacado el ambiente "cordial" en el que se ha desarrollado el encuentro, y es que según ha explicado Márquez, el Gobierno entendía como "legítima" la reivindicación de los trabajadores, de cuyo lado han "estado siempre.

Junto con la negociación del pago del específico, Márquez, que ha estado acompañado del viceconsejero de Recursos Humanos, ha planteado a los sindicatos un nuevo modelo  de gestión del área, con responsabilidad directa de cada Consejería sobre su plantilla. El Ejecutivo local también asegura que a partir del próximo año se llevará a cabo una "reducción drástica" de la temporalidad en el Ayuntamiento, dando "estabilidad" a trabajadores que ahora carecen de ella.

Márquez ofrece pagar el específico amortizando plazas y con parte de los fondos adicionales