RECONSTRUCCIÓN

La mesa de diálogo social de la Delegación insta a la Ciudad a sumarse con una voz de alto nivel

La mesa de diálogo social de la Delegación insta a la Ciudad a sumarse con una voz de alto nivel
Imagen de la mesa de diálogo social de la Delegación.
Imagen de la mesa de diálogo social de la Delegación.  
Los sindicatos querrían que acudiese un representante con rango de consejero y la patronal preferiría que fuese Gaitán o Chandiramani para tratar temas como el gran acuerdo que la Cámara proyecta con un turoperador que garantizaría entre 6.000 y 20.000 pernoctaciones al año durante el periodo 2021-2025 o la necesidad de formar más trabajadores de la Construcción con capacitación de oficial de Primera, actualmente escasos.

La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, se ha comprometido esta semana con los agentes sociales a instar al presidente de la Ciudad a sumar alguno de sus consejeros, como han pedido los sindicatos como rango mínimo, a las reuniones de diálogo social que la institución de la Plaza de los Reyes puso en marcha hace un mes. La Confederación de Empresarios y la Cámara han opinado que los mejores representantes de la Administración local serían los titulares de Hacienda o Fomento, Kissy Chandiramani o Alberto Gaitán.

Los sectores de la Construcción y el Turismo están siendo dos los ejes principales de debate en ese foro. Esta semana el presidente de la Cámara, Karim Bulaix, ha presentado como un proyecto muy avanzado la firma de un acuerdo con uno de los grandes turoperadores españoles que ya trabaja en el Norte de Marruecos que se comprometería a traer a Ceuta un mínimo de entre 6.000 pernoctaciones (el primer año) y al menos 20.000 (el último) durante el periodo 2021-2025.

La delegada, Salvadora Mateos, se ha comprometido a intentar concertar una reunión por videoconferencia con la Secretaría de Estado de Turismo y representantes de Turespaña para explorar cualquier posible mejora para un plan de trabajo que supuestamente ya funciona con éxito en Melilla. Para mejorar las condiciones de “formación y profesionalidad” del personal hostelero se ha barajado incidir en la metodología de la FP Dual, con periodos de instrucción en los centros de trabajo, para lo que el Ministerio debería extender los incipientes acuerdos que en ese marco ha firmado con alguna empresa para ciclos de otras familias.

Mano de obra y PGOU para la Construcción

La patronal ha vuelto a lamentar la lentitud del proceso de elaboración del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que sigue sin fecha fija para poder llevar el documento a su aprobación al Pleno antes de que el Ministerio aborde su revisión definitiva. Los constructores e inversores rehúsan poner en marcha proyectos que puedan perder rentabilidad por no esperar a la definición del nuevo marco normativo urbanístico de la ciudad, pendiente ahora del mapa de riesgo de inundaciones.

En ese mismo campo se ha alcanzado un principio de consenso en torno a la existencia de un déficit de personal cualificado para trabajar en el sector de la Construcción, donde las empresas echan en falta sobre todo oficiales de Primera. Las prospecciones realizadas en las listas del SEPE han permitido constatar que efectivamente solamente se ha localizado a 155 inscritos como parados registrados, además “personas en muchos casos de edad avanzada”.

Entre las soluciones que han barajado los agentes sociales está poner en marcha algún  tipo de ayudas a la contratación de oficiales de Segunda o Tercera o otros perfiles para “desarrollar periodos de formación en el centro de trabajo, una especie de ‘FP Dual’ que incluya bonificaciones y contraprestaciones para los profesionales que ejerciesen de ‘tutores”. La vía para formar mano de obra sin experiencia previa o procedente de otros sectores sería evolucionar los perfiles de entrada en la Escuela de la Construcción, que actualmente priman mucho lo social, con la cooperación de la Ciudad.

La mesa de diálogo social de la Delegación insta a la Ciudad a sumarse con una voz de alto nivel