HABLAN LOS COMERCIANTES

“Nos hemos quedado con las ganas de más Buy Bonos, ha sido increíble”

“Nos hemos quedado con las ganas de más Buy Bonos, ha sido increíble”
Campaña Buy Bono
Campaña Buy Bono
“Increíble”, “buenísima idea”, “genial, a ver si lo repiten y si puede ser todos los años”…. Pocas veces una iniciativa de este tipo cosecha una bienvenida unánime. Los Buy Bonos lo han logrado de forma unánime y fulminante.

La campaña de la Cámara de Comercio y el Gobierno de la Ciudad, a través de la sociedad municipal Procesa, para ofrecer descuentos de un 25 por ciento en los 192 comercios adheridos, agotó los 400.000 euros en cupones de descuento disponibles en apenas 10 días. Pero lo bueno parece condenado a parecer corto. “Se ha hecho corto, se han gastado en nada”, resume Patricia, dependienta de la tienda de material deportivo The Corner Shop, “la gente pregunta por ellos”. “Mucha gente se ha quedado con ganas, yo una de ellas, cuando he querido comprar un bono para mí ya se habían acabado”, explica Maribel desde su perfumería que lleva su nombre desde hace más de cuatro décadas en la céntrica calle Cervantes. No es la única que lamenta haber llegado tarde a la promoción: “Tienen que sacar más, no me ha dado tiempo y a mi compañera tampoco”, ruega Carolina, dependienta de la juguetería San Pablo. Los empleados del comercio, paradojas de la vida, no tienen tiempo ni para las rebajas.

“Mucha gente se ha quedado con ganas, yo una de ellas, cuando he querido comprar un bono para mí ya se habían acabado”, explica Maribel

Para el pequeño comercio como la perfumería Maribel, que no puede competir con las apisonadoras de las grandes cadenas, esta iniciativa ha venido como agua de mayo en pleno diciembre. “No me recuerdes los bonos, que nos hemos quedado sin ellos”, responde riéndose. “Ha ido muy bien, muy, muy bien. Sólo te digo que hemos hecho sesenta y tantos bonos, que para un comercio pequeño no está nada mal. Al ser una tienda pequeña, pues a lo mejor hay otra tienda más barata, cadenas que tienen cien tiendas en España y por mucho que yo quiera competir… pues claro. Pero de esta manera no ha habido problema”, explica encantada. 

Ella misma se ha encargado de promocionar los Buy Bonos entre sus clientes, ofreciéndoles la posibilidad de un sustancioso descuento, algo siempre de agradecer. “Ya ves, yo comentándoselo a los clientes y me quedo sin ellos”. Un trato personalizado, pensando en el interés del cliente, que supone un valor añadido en el pequeño comercio tradicional y que la clientela agradece y valora, explica. Sin ir más lejos, ella misma explicó la campaña y sus beneficios a una destacada política de esta ciudad -a la que no quiere poner nombre "por secreto profesional", se ríe- y que no conocía la promoción impulsada por la Cámara de Comercio y Procesa. Esa misteriosa política volvió al día siguiente con 300 euros en bonos para los regalos de estas navidades. 

Perfumería Maribel comercio tienda

No es la única, ni mucho menos, que se ha encargado de promocionar la campaña. En Ratán, su dueño se ha encargado personalmente de ayudar a los clientes con el registro en la aplicación. Mientras ellos compraban, él se encargaba de rellenar el formulario para agilizar el proceso, con un ahorro de tiempo para los clientes por gentileza de la casa. “Los clientes y los empresarios estamos muy agradecidos”, confiesa, aunque, “por poner una pega” él haría bonos de cantidades mayores para facilitar la tramitación en la compra a aquellos que quieren usar en una sola operación el máximo permitido de 300 euros. “Sobre todo para evitar la cola, se tarda un rato”, explica.

"A muchos clientes les ha costado un poco de trabajo entenderlo, porque muchos son mayores y a mi también, que me lo bajaron mis hijas , pero ha ido muy bien"

Aunque al principio costó un poco explicárselo a algunos clientes, en especial los más mayores, admiten varios de los comerciantes consultados. “Yo se lo explicaba a la gente, tu compras algo de cien y pagas 75, el descuento te lo pone la Cámara de Comercio y la gente me decía ¿tan fácil? Pues sí. Tan fácil”, explica Maribel. “La gente se pensaba que había trampa”, añade Trini, empleada de la perfumería. Y no solo compradores, también algún empresario desconfiaba de tantas ventajas y de tanto lío con las aplicaciones.  “A mi personalmente, para mi comercio, me ha venido muy bien, aunque a muchos clientes les ha costado un poco trabajo entenderlo, porque muchos son mayores y a mi también, que me lo bajaron mis hijas, pero ha ido muy bien, al principio como tampoco tengo un móvil a la altura, me costó, pero al segundo día tofo perfecto”. A algunos empresarios de la vieja escuela aún les asusta la tecnología.

La llegada de clientes bono en mano fue una constante los primeros días, “mucho más en el puente, que tuvimos abierta las tiendas del centro”, explican en The Corner Shop. “Entraban los clientes preguntando si teníamos lo de los bonos”, añaden en Ratan. “Muchos clientes lo sabían, además el producto aquí ya esta rebajado y lo primero que hacen es preguntarte el precio, y si es competitivo y le interesa, te preguntaban si podían pagar con bonos y muchas veces y si no, se lo decíamos nosotros”.”La única pega es que deberían haberlo extendido más allá del 26, para que la gente pueda repartir sus compras mejor para Reyes o Navidad”.

La iniciativa ha permitido poner en marcha la maquinaria de las compras navideñas antes de lo esperado, dando a los empresarios un margen muy necesario para hacer frente a la campaña de Navidad. “Yo esperaba esos clientes pero mucho más adelante, han venido muy rápido y me ha venido muy bien porque he podido coger el dinero y hacer otro pedido, en mi caso la gente espera a los últimos días, el perfume es una cosa de última hora, y esto nos ha permitido adelantar las ventas”. Y no solo las ventas, al adelantar la fecha de la compra con los Buy Bonos se evitan también las aglomeraciones de última hora, lo que puede complicar los límites de aforos de muchos comercios. Los Buy Bonos han servido para que, por una vez, aquellos que dejan los regalos para el último día se hayan espabilado este año.

La perspectiva de ahorrarse un buen bocado en el presupuesto de regalos navideños ha servido de motor de arranque para las ventas, impulsadas ya por el trampolín del Black Friday.  “En la joyería ha sido un boom, increíble, la gente ha participado muchísimo, ha funcionado muy bien, casi todo el mundo venía ya con su bono comprado”, explica Lola, que ha comprobado el éxito de la iniciativa en la joyería Tous del Paseo del Revellín y ahora en una tienda de ropa muy diferente, Club Bebé.

“Se ha notado mucho, era gente que venia a gastarse los Buy Bonos en regalos para Reyes, hoy mismo ha venido una clienta con un bono de 300 euros y lo ha agotado todo con nosotros, ha comprado todos los regalos de Navidad"

“Estamos super contentos, nos han faltado, nos hemos quedado con la miel en los labios”, coincide Pipo, de La Meca. Y eso que la gente parecía reticente en un principio. “No se fiaban, qué es eso de ir a Internet para comprar en una tienda en Ceuta pero cuando han descubierto que era para ahorrarse un 25 por ciento han volado en dos días”. En la semana que ha durado la promoción antes de agotarse el fondo previsto, por La Meca han pasado “60 ó 70 clientes con el bono, como mínimo”.  Una clientela añadida que, tal y como ha sido 2020 y como se presenta 2021, es un auténtico regalo de Navidad para el comercio. En la mayoría de los casos, explica Pipo, los Buy Bonos se han convertido en compras envueltas en papel de regalo. “Se ha notado mucho, era gente que venia a gastarse los Buy Bonos en regalos para Reyes, hoy mismo ha venido una clienta con un bono de 300 euros y lo ha agotado todo con nosotros, ha comprado todos los regalos de Navidad, pero creo que una cosa así, lo saques en la fecha que lo saques se va a gastar, es que compras 30 pero pagas 40 en la tienda”. 

Un descuento que supone un atractivo especial en comercios como La Meca, especializado en grandes marcas, o como The Corner Shop, cuyo mercado es la ropa técnica para los muy deportistas. Esas deportivas para volar por la montaña o ese abrigo divino que antes parecían inalcanzables, son un poco más accesibles con los Buy Bono. “Aquí es una oportunidad importante, es como comprar en rebajas”, admite Pipo.

“No se fiaban, qué es eso de ir a Internet para comprar en una tienda en Ceuta pero cuando han descubierto que era para ahorrarse un 25 por ciento han volado en dos días”.

No solo de regalos de Navidad y Reyes viven los Buy Bonos. El descuento supone un atractivo añadido para compras que obligan a rascarse el bolsillo. Y la ropa técnica deportiva es un ejemplo. La tienda de The Corner Shop en la calle Real ha podido comprobarlo. “La gente ha aprovechado mucho el descuento, clientes habituales y no tan habituales, porque en este material se nota, una chaqueta de 150 euros te la llevas por 112,50, ya ves si se nota”.

Ropa, perfumes, gadgets, regalos de todo tipo… y buena comida y buena bebida. Los Buy Bonos sirven también para poner la mesa en Nochebuena y despedir 2020 en Nochevieja, en los muchos restaurantes adheridos a la promoción o en establecimientos como Algo más que vinos, cuya clientela no ha dudado en comprar un vino un poco más caro para esta Navidad, explican. También ellos han notado el impulso de la campaña de la Cámara de Comercio y Procesa. En su caso es sobre todo clientela habitual, pero no ha sido así en todos los comercios, que han vivido un puente de la Inmaculada y una entrada de diciembre que en muchos casos no esperaban. Con los ceutíes más dispuestos a gastar en Ceuta, y no solo por que no se pueda cruzar el Estrecho, que eso ha ayudado. Una inyección de clientes que cualquier año habría sido más que bienvenida, pero que en este aciago 2020 que acaba, ha sido un regalo. 

Tienda comercio COVID La Meca

“Nos hemos quedado con las ganas de más Buy Bonos, ha sido increíble”