El nuevo contrato de limpieza pública viaria, en un tris de anularse por problemas de interpretación


El nuevo contrato de limpieza pública viaria, en un tris de anularse por problemas de interpretación

- La Mesa de Contratación debe decidir este jueves cómo interpretar el requisito de aportar "compromiso formal" de tener unas instalaciones centrales de 5.500 metros cuadrados: Urbaser propone las que ya usa; Sacyr, las mismas

- Los técnicos aprecian que hay criterios de valoración "subjetivos" que podrían dar pie a situaciones de "indefensión" para alguna de las licitadoras

La Mesa de Contratación de la Ciudad Autónoma volverá a reunirse este jueves para decidir si paraliza el proceso de licitación del nuevo contrato de la gestión del servicio público de limpieza viaria; recogida de residuos domésticos; suministro, mantenimiento y lavado de contenedores y papeleras; y recogida, retirada, almacenamiento, transporte e incineración de subproductos animales no destinados al consumo humano para los próximos diez años o intenta abrir un proceso de subsanación de los errores detectados.

Anteayer, la Mesa se encontró con varios problemas de interpretación de su contenido que ponen en grave riesgo su camino para elegir entre las dos licitadoras que optan al mismo, la UTE Urbaser y FCC, por un lado, y 'Valoriza Servicios Ambientales', del Grupo Sacyr, por otro.

El gran escollo ha surgido, según las fuentes consultadas por Ceutaldia.com, en dos de los requisitos establecidos a las concurrentes. Se trata del de "presentar compromiso formal de instalaciones centrales" con un mínimo de 5.500 metros cuadrados y de cómo interpretar ese "compromiso formal". Urbaser-FCC ha aportado la concesión del puerto que le ha venido permitiendo usar sus actuales dependencias en el puerto; Sacyr, que cuenta con hacerse con ellas en el caso de ser la elegida, también.

Además, ninguna de las dos ha aportado pruebas de tener la "disponibilidad" de unas instalaciones aparte para gestionar los residuos animales no destinados al consumo humano.

Aplicar a rajatabla, de la forma más estricta, la literalidad del pliego en el primer caso podría dejar fuera de concurso a 'Valoriza Servicios Ambientales' y, en una ciudad con las limitaciones de espacio de Ceuta, casi a cualquier empresa dispuesta a competir con Urbaser. Hacerlo con el segundo apartaría a ambas de la carrera por hacerse con una concesión valorada en 16 millones al año durante la próxima década (prorrogables por otros diez ejercicios).

Por si fuera poco, el martes los técnicos advirtieron a la Mesa de que en el pliego de condiciones se introducen criterios de valoración "subjetivos" que podrían dar pie a alegar "indefensión" por alguna de las licitadoras. También se echa de menos en el pliego el cumplimiento del requisito legal que exige dar cuenta explícita de los medios materiales públicos que se pondrán a disposición de la nueva concesionaria.

La última prórroga concedida a Urbaser mientras se licitaba el nuevo contrato, que suma tres que hasta ahora se gestionaban por separado (limpieza viaria, contenedores y residuos animales), termina a finales de año. En junio, la Administración local ya paralizó el concurso de alumbrado, el otro gran servicio que se iba a licitar este año, para abrir "un periodo de reflexión" sobre su contenido.

El nuevo contrato de limpieza pública viaria, en un tris de anularse por problemas de interpretación