ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA

¿Bajó el paro durante el estado de alarma? La pandemia desnuda las carencias de la EPA en Ceuta

¿Bajó el paro durante el estado de alarma? La pandemia desnuda las carencias de la EPA en Ceuta
Archivo
Archivo  

La pandemia de la covid-19, y el estado de alarma que llevó a la economía a un coma inducido durante todo un trimestre, ha terminado de desnudar las limitaciones de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) en Ceuta. Su escasa muestra con la que se elabora cada trimestre restaba credibilidad a un estudio estadístico que la pandemia y sus devastadoras consecuencias económicas han puesto de manifiesto la inutilidad de esta herramienta estadística en Ceuta: Según la EPA correspondiente al segundo trimestre del año, durante los tres meses de confinamiento se destruyeron más de un millón de empleos en toda España. En Ceuta, en cambio, según el INE, el paro descendió en la ciudad autónoma en el segundo trimestre del año.

Según la EPA, el número de desempleados habría descendido en este último trimestre en 1.900 personas en la ciudad, situándose en un total de 7.300. De esta cifra, unos 3.900 serían hombres y cerca de 3.500, mujeres. De este modo, la tasa de desempleo se sitúa en en Ceuta en un 20.30%, la quinta más alta del país, siendo superada por Andalucía (21,32%) Extremadura (21,39%) Canarias (21,55%) y Melilla (23,37). Unos datos desconcertantes en plena pandemia. Según la EPA, durante los tres meses del estado de alarma, en pleno parón económico, solo se destruyeron 500 empleos, reflejando además un crecimiento, aunque leve, de la población ocupada, con 400 trabajadores más que en el mismo periodo de 2019. 

Y es que, la reducida población de las dos ciudades autónomas se lo pone muy difícil a la estadística. “Los resultados de Ceuta y Melilla deben tomarse con precaución porque pueden estar afectados por grandes errores de muestreo”, advierte el INE en sus tablas de datos.

El INE llama a 65.000 hogares en toda España, recabando datos de más de 160.000 personas. Pero el caso de las ciudades autónomas es diferente. La muestra se fijó en un total de 3000 secciones, investigando si una media de 20 viviendas por sección. Así, en el resto de España, para garantizar la uniformidad de la proporcionalidad, explica el INE en su metodología, se asignan entre tres y 12 entrevistadores a cada territorio, cada uno tiene 13 secciones muestrales, con la excepción de Ceuta y Melilla que debido a su reducido tamaño poblacional tienen un solo agente y por tanto 13 secciones en la muestra cada una de ellas. Esto es, en Ceuta, la muestra sería de 260 viviendas. 

La escasa muestra y el gran margen de error que conlleva son un problema para Ceuta y no solo porque afecte a la credibilidad de los datos y no sirvas como reflejo real del desempleo en Ceuta sino porque esos datos, precisamente, son los que la UE considera oficiales para, por ejemplo, el reparto de fondos FEDER o del Fondo Social Europeo.

El problema, obviamente no es nuevo. Ya en enero de 2013, el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, mantenía una entrevista con el por entonces presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE), Gregorio Izquierdo. La población estadística de Ceuta y el tamaño de las muestras de las diferentes encuestas que realiza el Instituto centraron la reunión, en la que el presidente de la Ciudad ha estado acompañado por los entonces consejeros de Hacienda Economía y Recursos Humanos, Guillermo Martínez, y de Programación y Relaciones con otras Administraciones, Francisco Márquez. De aquellos tres problemas se solucionaron dos, la corrección del dato de población y se desagregaron los datos de Ceuta y Melilla. Pero el tamaño de la muestra sigue siendo un problema a resolver.

¿Bajó el paro durante el estado de alarma? La pandemia desnuda las carencias de la EPA en Ceuta