CRISIS

Las plantillas de BBVA y Caixabank, unidas en protesta de la oleada de despidos en el sector

Las plantillas de BBVA y Caixabank, unidas en protesta de la oleada de despidos en el sector
Trabajadores de BBVA (izqda) y Caixabank, en protesta por los recortes
Trabajadores de BBVA (izqda) y Caixabank, en protesta por los recortes

La Plaza de los Reyes ha sido el escenario este miércoles de un encuentro casual que define a la perfección la suma de crisis que atraviesa la economía mundial, azotada por una pandemia y en plena revolución digital. Una crisis en la que las primeras víctimas visibles en Ceuta están siendo los trabajadores del sector de la banca. 

Allí han coincidido las concentraciones de las plantillas de BBVA y Caixabank, que salían a la calle en protesta por el recorte “salvaje” de más de diez mil puestos de trabajo entre las dos entidades financieras, 8.000 en CaixaBank y 3.000 en BBVA.  Cada uno protestaba por su cuenta pero terminaron unidos en una concentración singular, con las plantillas de dos entidades rivales unidas por una causa común: hacer frente a una oleada de despidos en el sector. “Es una sensación triste verte en una situación así, te llegas a emocionar al ver a los compañeros del sector, todos en la misma situación”, resumía Teresa Matres, delegada de los trabajadores en BBVA por CCOO.

Por un lado, la plantilla del BBVA, en huelga durante toda la jornada de este miércoles, se concentraba en la Plaza de los Reyes ante la ausencia de avances significativos en la negociación entre la plantilla y la entidad bancaria. Algo que, admiten, no les ha pillado por sorpresa. “Las negociaciones formales finalizan esta semana, a partir de ahí, la empresa determinará cuáles son las personas que se van a la calle, explica la portavoz sindical de CCOO, Teresa Matres. “En ese sentido no somos muy optimistas pero vamos a seguir luchando”. Aunque el viernes expira el plazo de la negociación formal, los analistas del sector apuntan a que ambas partes prolongarán el plazo para alcanzar un acuerdo por el daño reputacional que supondría para la empresa acudir al Expediente de Regulación de Empleo sin acuerdo con los trabajadores por primera vez en su historia.

En el caso de Ceuta serán ocho los trabajadores de BBVA los condenados al desempleo, lo que supone un 28 por ciento de la plantilla en la ciudad autónoma y el cierre de un número indefinido de oficinas que probablemente alcance a la mitad de las existentes en Ceuta en la actualidad

Lo que sí saben son la cifra de trabajadores que tras muchos años en la empresa terminarán en la calle. En el caso de Ceuta serán ocho los trabajadores condenados al desempleo, lo que supone un 28 por ciento de la plantilla en la ciudad autónoma y el cierre de un número indefinido de oficinas que probablemente alcance a la mitad de las existentes en Ceuta a día de hoy. Aunque esa era la cifra de partida, por el camino, BBVA ha rebajado sus pretensiones de despedir a 3.800 empleados en todo el territorio nacional a unos 3.300.

Caixabank

Y al otro lado de la calle, en las escaleras de acceso de la oficina de Caixabank de la Plaza de los Reyes, la plantilla de la entidad recientemente fusionada con Bankia secundaba el paro de media hora convocado para este miércoles en respuesta al ERE “salvaje” planteado por el banco y que en Ceuta afectará a 16 empleados y abocará al cierre a “al menos dos” oficinas. “De la antigua Bankia somos 4 oficinas, de La Caixa son tres, y el despido afecta a 16 personas, que equivale a tres oficinas”, explica Mercedes Martínez, del sindicato ACCAM. “La media, salvo en esta oficina de las Plaza de los Reyes que es más grande, es de unas seis personas por sucursal. Y no sabemos a quién le va a tocar, la incertidumbre es lo peor, si tu supieras que se van a ir con más de 58, que somos 10, pero no, nadie sabe quién se va a ir y quién se va a quedar y con esta incertidumbre es muy difícil vivir”.

“De la antigua Bankia somos 4 oficinas, de La Caixa son tres y el despido anunciado afecta en Ceuta a 16 personas, que equivale a tres oficinas”, explica Mercedes Martínez, del sindicato ACCAM

“Han planteado un ERE prácticamente de empresa en quiebra, cosa que no es real, en 2020 hubo un beneficio de 1.300 millones”, explica la portavoz del sindicato ACAAM. “Lo bueno que ha salido de esta movilización es que todos los sindicatos vamos a una, eso es muy importante”. Para los sindicatos no cabe duda de que estamos ante un ERE “salvaje” y desproporcionado “Quieren despedir a más de 8.000 personas, cerrar mil y pico oficinas y las condiciones que presentan no son aceptables, pedimos voluntariedad pero es voluntariedad forzosa. En un principio planteaban que el 50 por ciento de los restos que se amortizan iban a ser menores de 50 años pero en las últimas negociaciones han sido 60-40, eso no es voluntariedad, es obligación”.

“Llevamos muchos años trabajando y lo que queremos es irnos de una manera digna, al principio los mayores de 58 sí llevaban el paro de la Seguridad Social hasta los 63 pero los menores no, y eso es inconcebible, si te tienes que ir con 54 años y te tienes que pagarte la Seguridad Social porque los últimos años son los importantes en la pensión, pues entonces…”.

Trabajadores de Caixabank, durante el paro de media hora en protesta por los despidosConcentración de la plantilla de BBVA en Ceuta

Las plantillas de BBVA y Caixabank, unidas en protesta de la oleada de despidos en el sector