AYUDAS DIRECTAS

Procesa inyectará 10 millones de euros de liquidez a cambio de no destruir empleo hasta fin de año

Procesa inyectará 10 millones de euros de liquidez a cambio de no destruir empleo hasta fin de año
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  
Se establece una cuantía máxima mensual a percibir por autónomos y microempresas sin empleados de 1.441 euros que se incrementará "de manera proporcional al número de trabajadores que permanezcan en la empresa durante los seis meses siguientes a la finalización del Estado de Alarma”.

La Ciudad Autónoma va a inyectar a través de Procesa 10 millones de euros en ayudas directas a los autónomos, microempresas (hasta 10 personas en plantilla) y pymes de Ceuta para darles liquidez "como medida de protección y soporte al tejido productivo y social de Ceuta al objeto de lograr que, una vez finalizado el periodo de alarma dictado por el Gobierno de España, se produzca, lo antes posible, la reactivación de la actividad económica”.

El plazo de presentación de solicitudes finalizará el 30 de septiembre y para la concesión se tendrá en cuenta el orden cronológico de las formuladas "siempre que cumplan con todos los requisitos exigidos", según consta en el borrador de las bases de la convocatoria con el que trabaja la Sociedad de Fomento.

Un total de 9,8 millones se dedicarán a subvenciones directas “condicionadas al mantenimiento de la actividad y cuantificadas en función del número de trabajadores que se mantengan de alta” durante los seis meses siguientes a la finalización del Estado de Alarma decretado. Se dirigirán a autónomos y microempresas que se hayan visto obligados a suspender su actividad por la crisis sanitaria, los taxistas y concesionarios de los Mercados de Abastos y los no sometidos al cierre obligatorio que demuestren de manera fehaciente que han visto minorado sus ingresos hasta provocar una falta de liquidez que pone en riesgo la supervivencia de la empresa.

Se establece una cuantía máxima mensual a percibir por autónomos y microempresas sin trabajadores de 1.441 euros. Los beneficiarios con trabajadores a su cargo percibirán una cantidad equivalente “incrementada de manera proporcional al número de trabajadores que permanezcan en la empresa durante los seis meses siguientes a la finalización del Estado de Alarma”. El beneficiario estará obligado a mantener, en número, los puestos de trabajo que se consideren a efectos del cálculo de la subvención. Por cada trabajador con contrato indefinido a tiempo completo o autónomo colaborador se aumentará la ayuda total a percibir mensualmente en 360 euros (la parte proporcional si es a tiempo parcial).

Los servicios profesionales prestados por persona física o jurídica sin trabajadores a su cargo cuya facturación en 2019 superase los 60.000 euros están expresamente excluidos como beneficiarios

Estas ayudas se pagarán por mensualidades comenzando a computar el plazo desde el día 14 de marzo. Es decir, se devengará la primera mensualidad a partir del pasado lunes “y sucesivamente cada mes mientras dure la declaración del Estado de Alarma hasta agotar el crédito presupuestario”.

Costes financieros

La segunda línea de apoyo, con 200.000 euros de presupuesto, está concebida para dar ayudas en forma de subvención directa “cuantificadas en función de los intereses devengados por operaciones crediticias que se hayan concertado, a través de los mecanismos extraordinarios habilitados por el Gobierno de España y las entidades financieras, regulados en las distintas normas implementadas a consecuencia del brote de la COVID-19”.

Se dirigirán a los autónomos y empresas que hayan concertado una operación sujeta a la Línea de Avales del Real Decreto-Ley 8/2020 para facilitar acceso al crédito y liquidez para hacer frente al impacto económico y social de la enfermedad del coronavirus y hayan mantenido actividad durante el primer trimestre del presente ejercicio hasta el día 14 de marzo.

La cuantía a percibir por los beneficiarios de estas ayudas se calculará en función del coste financiero de las operaciones de crédito concertadas. El montante de la ayuda será igual al 80% de los intereses devengados por la operación de crédito a lo largo de todo el periodo de amortización de esta. En este caso se pagará “en un solo plazo” una vez se dicte la orden oportuna previo cumplimento de las obligaciones por parte del beneficiario.

Procesa inyectará 10 millones de euros de liquidez a cambio de no destruir empleo hasta fin de año