El resto del sector tecnológico se espera que supere al juego on line en 2022

El resto del sector tecnológico se espera que supere al juego on line en 2022
Karim Bulaix, Luis Romeo y Kissy Chandiramani
Karim Bulaix, Luis Romeo y Kissy Chandiramani
Es sólo la primera muesca en un sector en el que el Gobierno de la Ciudad y los agentes económicos tienen puestas altas expectativas

Este viernes se presentaba la primera empresa de 'call center' que desembarcará en Ceuta, Gestlabor. 35 puestos de trabajo para arrancar con aspiración a llegar al centenar en unos meses. Captada por la Cámara de Comercio es sólo la primera muesca en un sector en el que el Gobierno de la Ciudad y los agentes económicos tienen puestas altas expectativas. Tanto que, a pesar de la debida confidencialidad que reclaman los propios responsables de las empresas, se estima que antes de que termine el año los call center instalados en la ciudad junto con otras empresas del sector tecnológico superen en generación de empleo al hasta ahora buque insignia de esa apuesta, el juego on line.

Para entonces quienes se han mostrado críticos y siguen haciéndolo aún con este modelo de desarrollo económico por el que ha apostado el Gobierno de la mano de los agentes económicos se quedarán sin argumentos. Ahora apenas unos años después de que la primera empresa de este sector de base tecnológica se instalara en la ciudad son pocas las voces críticas que se alzan, aunque siempre. Pero por el camino el los dardos han sido afilados. Prácticamente cada paso dado ha sido motivo de crítica: desde que los empleos que se generaban no eran para personas de Ceuta, hasta una supuesta vinculación de algunas empresas del juego on line con el blanqueo de capitales conectado nada menos que con el terrorismo yihadista y el espionaje. Por criticar se llegó a atacar que la Ciudad desplazara misiones comerciales a las ferias del sector del juego on line.

Estrategias de Integración de Ceuta y Melilla en la Unión Europea-23
Chandiramani, en Bruselas, durante la presentación del informe 'Estrategias de Integración de Ceuta y Melilla en la Unión Europea'

Pero en pocos meses se dejará de hablar del 'juego on line' para identificar la apuesta por el nuevo modelo económico para hacerlo a secas del sector tecnológico. Como ha repetido hasta la saciedad el propio Ejecutivo las empresas del juego on line han generado en la ciudad entorno a los 400 empleos y ocupan 6.000 metros cuadrados de oficinas. Para ello han necesitado de un proceso progresivo y pausado de asentamiento en la ciudad y un goteo constante en los últimos tres años de desembarco de marcas y sociedades. En sólo unos meses el call center aspira a superar esas cifras. No sólo, la ciberseguridad, los videojuegos o los proyectos acelerados en la incubadora del Ángulo, Ceuta Open Future, suman también a comenzar a dibujar un sector tecnológico potente que, además, ya no parece una apuesta en solitario del Gobierno de la Ciudad o de Ceuta. Se apoya en agentes como la Cámara de Comercio, empresas como Telefónica o en otras instituciones tecnológicas como el Polo digital de Málaga.

En proceso de llegar a la ciudad hay más empresas de call center como la presentada este viernes que dan servicios a grandes marcas del sector tecnológico que abarcan desde el entretenimiento, la educación o la propia tecnología. Marcas que cualquiera conoce y consume, pero que de momento ni el Gobierno ni las propias interesadas quieren dar a conocer.
“Esa es la idea. Siempre dijimos que el juego on line era una parte muy pequeñita de un todo más grande”, ha explicado la consejera de Hacienda y Economía, Kissy Chandiramani.

Todo es posible gracias a la buena reputación en el sector lograda en poco tiempo. “Algunas empresas ya ni hablan con nosotros. Saben el camino y contactan directamente con otros agentes y llegan a instalarse aquí por sí mismas, ya se saben el camino”, ha explicado Chandiramani. Colaboración y reformas

Para terminar de afianzar esa generación de un ecosistema tecnológico hacen falta aún algunos elementos. Por ejemplo, empieza a escasear el metro cuadrado de oficina. Aunque Chandiramani reconoce que ya hay empresarios ceutíes con espacio que directamente han contactado con el Gobierno para poner a disposición espacio para futuras nuevas empresas que quieran asentarse en la ciudad.

Ceuta_Open_Future_5
Chandiramani en el aniversario de Ceuta Open Future

La Cámara de Comercio, por ejemplo, ha puesto a disposición una nave para permitir el desembarco de esta nueva empresa.

Es una cuestión, pero no la única. Chandiramani considera fundamental modificar el artículo 33 del Impuesto de Sociedades. “Es muy importante”, ha apuntado. “Muchas grandes empresas están en Málaga en el Parque Tecnológico y si eso se modifica podrían trasladar aquí parte de sus servicios”, ha explicado.

Y ahí no sólo no hay competencia desleal con la capital costasoleña sino colaboración. La modificación de ese artículo 33 que ha demandado de forma insistente el Ejecutivo de la Ciudad al Nacional conllevaría que las empresas que se instalen en la ciudad no tengan necesidad de cerrar el ciclo mercantil completo en Ceuta para poder beneficiarse del ventajoso régimen fiscal ceutí. Se pide ampliar la posibilidad de que hasta los 200.000 euros se pueda bonificar ese ciclo y que se vincule esa bonificación directamente con la creación de puestos de trabajo en la ciudad. “Es muy poco dinero para el Estado”, ha subrayado Chandiramani.

En el pasado hubo visto bueno de todos. Y la modificación estuvo a punto, pero la batalla fiscal entre la Comunidad de Madrid y el Gobierno Central que llegó a acusar a Ayuso de Dumping Fiscal se cruzó en el camino y acabó por abortar la iniciativa. Ahora se espera que la reforma se incluya en el Plan Estratégico y se logre.

En el Parque Tecnológico de Málaga, según ha explicado Chandiramani, estarían contentos con la iniciativa. Permitiría ofrecer a sus clientes un paquete más completo, irían de la mano de la Ciudad. Allí ya no hay más sitio y ofrecer a las empresas que trasladen parte de sus servicios a Ceuta y de paso ganen por la vía de la fiscalidad reducida se considera un plus en el servicio que están ofreciendo a gigantes tecnológicos. Allí, en Málaga hay generados en ese parque ahora mismo 40.000 empleos.

“Todo esto nos podría servir para atraer talento. Para lograr que vuelvan los ceutíes que se fueron y retener y arraigar a la juventud”, ha apostillado Chandiramani.

Falta también tejer todo esto de la mano de Melilla y de forma consensuada. Pero el PSOE local está a favor y a Chandiramani le consta que ha presionado también en Madrid para lograr esa reforma. Incluso se ha llegado a hablar con Ciudadanos para que intente incluir como enmienda en algún proyecto de Ley. “Es el espaldarazo definitivo que nos hace falta”, ha explicado su importancia Chandiramani.

Para hacerse la idea de lo que viene, hay varias empresas de call center a punto de sumarse a la lista que abrió este viernes Gestlabor, la presentada por la Cámara y Hacienda. Sólo con dos de estos proyectos cuajando supondría la generación de 200 puestos de trabajo. Pero es que hay más buscando hueco.

jovenes talleres call center camara jul22
Alumnos de los talleres de call center de la Cámara de Comercio

A eso se suma que tanto Procesa como la Cámara han puesto a funcionar formación específica para tratar de dar satisfacción a la demanda de mano de obra que requiere todo el sector tecnológico. Y es que aunque puede ser que la ciudad aún no tenga un vivero de mano de obra experta en los puestos más cualificados del sector, lo cierto es que alguna que otra voz consultada por este medio y que conoce bien las dificultades de la juventud ceutí para encontrar empleo, apunta que no hay que perder de vista que uno de los grandes handicaps del desempleado ceutí es su falta de formación. Y en el paquete que conlleva el asentamiento de estas empresas hay puestos de trabajo que requieren una elevada cualificación (ingenieros informáticos, lo relacionado con el big data, etc), pero hay otros muchos, quizás lo más numeroso que no son tan exigentes, como el caso de los call center y que sí que podrían suponer un bocado enorme al desempleo local.

La Cámara también, pero a través de INCYDE se ha sumado con entusiasmo a la fiesta. Va a desarrollar dos proyectos que en total sumarán 7 millones de inversión: un vivero digital y un centro de transformación de conocimiento entre la universidad y la empresa que cuenta además con la participación de la Universidad de Granada. Una cuestión clave para tratar de retener el nicho de empleos de mayor cualificación también en la ciudad.

Por su parte desde Ceuta Open Future, están poniendo su granito de arena de la mano de Telefónica. 21 proyectos han pasado ya por el acelerador del Ángulo. Cuentan con sólo 2 fracasos hasta le fecha y consideran que de ese total unas 18 de las empresas que han usado sus servicios son proyectos que si no llegaron con sólo una idea, casi, es decir que han ayudado a su creación. Y la mayoría de ellos son locales. En la primera convocatoria hubo de todo, pero en las sucesivas se han impuesto los emprendedores y las ideas surgidas dentro de las costas de Ceuta.

“Entre todas las iniciativas hacen un conjunto esperanzador e ilusionante”, ha resumido Chandiramani.

El resto del sector tecnológico se espera que supere al juego on line en 2022