Reyes, Papa Noel, Año Nuevo, comidas familiares y de empresa con 17,7 millones de euros menos


Reyes, Papa Noel, Año Nuevo, comidas familiares y de empresa con 17,7 millones de euros menos

- Ningún trabajador del sector público en Ceuta cobra menos de 962 euros

- A los 4 millones de ahorro anunciados por el Gobierno Local se suman otros 13,7 del sector público que depende del Estado

- En total unos 10.700 empleados públicos residentes en Ceuta verán mermados sus ingresos en Navidad al no percibir la extra

La patronal ceutí, cuyo pilar fundamental sigue siendo el comercio al por menor tiene ante sí un panorama desolador. A la crisis que atraviesa el sector se sumará este año un sustancial recorte en el dinero disponible por los ceutíes para sus gastos en Navidades, justo la época del año en el que muchos tenderos hacen la caja más fuerte de todo el ejercicio, aproximadamente la mitad de la facturación de muchos comercios se realiza entre la época de Navidades y las rebajas de febrero. Este año afrontarán el impago de la paga extra de Navidad a los trabajadores del sector público decretada por el Gobierno de Mariano Rajoy la pasada semana.

El Gobierno de la Ciudad Autónoma ya anunció que el ahorro que le supondrá a las arcas municipales la medida del Gobierno central alcanzará la cifra de 4 millones de euros . En la Administración Local la medida recortará el poder adquisitivo de unos 2.300 trabajadores públicos, unos 1.400 dependientes directamente de la Ciudad Autónoma y otros 900 de las empresas municipales, según cálculos estimativos realizados por los sindicatos.

A esos 4 millones de euros y 2.300 afectados se sumarán los aproximadamente 8.300 empleados públicos que dependen de los distintos organismos que componen la Administración General del Estado, según el dato facilitado por la Delegación del Gobierno en Ceuta. 10.600 personas con menos dinero en el bolsillo para realizar las compras típicas de Navidad y Reyes y asumir la multiplicación de actos sociales propios de esas fechas: comidas familiares, de amigos o de compañeros de trabajo. Eso sin tener en cuenta que hay desplazamientos inevitables a la península para reunirse con la familia.

Delegación reconoce la dificultad de calcular con exactitud a cuánto alcanza el montante que el Estado dejará de pagar a los empleados públicos en la Ciudad y que se ahorrarán las arcas estatales, por la diversificación de departamentos ministeriales con sede en la ciudad. En esos 8.300 empleados públicos están incluidos los militares, el personal de Ingesa, el de los centros educativos, el personal propio de la Administración, policías nacionales, guardias civiles o el personal de Justicia, entre otros. Dando por bueno unos 1.650 euros de media por extra, la cifra que se arroja puede resultar definitiva para que muchos negocios acaben por echar el cierre: 13.695.000 euros que no circularán en Navidad. Si a esa cantidad se suma la calculada por el Gobierno Local el total es de 17,7 millones de euros aproximadamente.

Desde Comisiones Obreras tienen claro que la excepción recogida en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y recordada y clamada a los cuatro vientos por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el martes, no tendrá repercusión en Ceuta. En la ciudad, Comisiones Obreras no cree que haya ningún empleado público cuyo salario sea inferior a esos 962 euros que separan a los que sí cobrarán la extra en Navidad de los que no. Coincide en esa apreciación la Delegación del Gobierno. Si los hubiera, estima un agente sindical, sería poquísimos, “a lo mejor alguien del servicio de limpieza de algún convenio, pero aquí con el plus de residencia es muy difícil que un empleado público esté por debajo de esos 962 euros”, apunta un sindicalista.

Unas cifras salariales que no pillan por sorpresa a nadie, ya que durante los pasados años un argumento común a la hora de analizar la situación económica era el de que en Ceuta la situación no era tan crítica gracias al enorme peso del sector público que garantizaba el consumo. Lugar común de la radiografía económica de años atrás usado tanto por el Gobierno local, como por la Delegación del Gobierno regida por el PSOE como por la patronal y los sindicatos.

Según el Instituto Nacional de Estadística en Ceuta la Población Ocupada en el primer trimestre de este año era de 22.400 personas. De ellas, según los datos manejados por sindicatos y la propia administración 10.700 trabajan para la administración pública, son el 47,7 por ciento de la población con sueldo a fin de mes, casi la mitad, uno de cada dos, trabajadores residentes en Ceuta los que dejarán de percibir su extra en Navidad.

El peso del sector público es aún mayor si en lugar del dato obtenido mediante encuesta del Insituto Nacional de Estadística se atiende al personal dado de alta en la Seguridad Social en las distintas categorías. Según la propia Seguridad Social al cierre de junio de 2012, Ceuta contaba con 19.688 personas dadas de alta en la Seguridad Social, de ellas unos 10.700 son empleados públicos, el 54,34 por ciento del total, más de uno de cada dos.

UGT en una carta pública dirigida a la patronal de todo el país señalaba precisamente el efecto, que prevé devastador, que tendrá la subida del IVA y la supresión de la extra de Navidad en la cuenta de las pequeñas empresas y comercios de todo el país. Argumentos con los que pretende concienciar al pequeño empresario para que se sume a las movilizaciones convocadas para este jueves y las que vendrán. El sindicato les recordaba a los autónomos y pymes que además la patronal que parece secundar estas medidas de ajuste no les termina por representar, ya que la mayoría no están asociados a las organizaciones patronales que negocian en las altas esferas, cosa que no sucede con las plantillas de las empresas en las que todos los trabajadores afiliados o no a los sindicatos tienen derecho a voto para elegir a sus representantes. Aquí no hay IVA, pero también subirá el IPSI, una carga que se suma al recorte de la extra.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, responsable de la medida que pretende contribuir a sanear las arcas públicas y que todo parece indicar que mermará, como daño colateral, las de los comerciantes locales, lanzó un discurso en enero de 2011 en Sevilla durante la Convención Popular en presencia de Vivas e Imbroda en el que aseguró que “que haya más inversión, que haya más empleo, que se desarrolle más la actividad económica es lo que le conviene a Ceuta, a Melilla, a España y a todo el Norte de África”. Las palabras estaban contextualizadas en el claro apoyo del PP a la reforma del Régimen Económico y Fiscal de Ceuta y Melilla. Montoro también dijo aquel día que “cuando no hay dinero empieza la política de verdad”, señalando a Vivas y a Imbroda como buenos gestores. Tal vez también sin dinero en el bolsillo de los funcionarios locales pueda empezar la crisis de verdad.

Lea también:

- La Ciudad "ahorrará" los casi 4 millones de euros que no pagará a nadie por las extras de Navidad

- La patronal augura 230 despidos en el sector privado por la subida de impuestos de Vivas

- Los empresarios niegan la fiscalidad favorable del IPSI y exigen su reforma por "obsoleto"

- Una agresión sin precedentes (Carta de UGT a la patronal)

- UGT y CCOO, a los empleados públicos: "El jueves, a la calle a pedirle a Rajoy que se vaya"

- AUME anima a los militares a movilizarse "como personas y ciudadanos" contra los recortes de Rajoy

- CCOO y UGT avisan a los ceutíes de que sólo saliendo a la calle evitarán "que el PP arruine el país"

Reyes, Papa Noel, Año Nuevo, comidas familiares y de empresa con 17,7 millones de euros menos