SEGÚN EL SEPE

El sector del juego no ha sacado ni un ceutí del paro desde que Ceuta se convirtió en "paraíso fiscal"

El sector del juego no ha sacado ni un ceutí del paro desde que Ceuta se convirtió en "paraíso fiscal"
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.
La ciudad ha conseguido convencer a varias empresas para desplazar su domicilio fiscal al calor de las ventajas establecidas por el último Gobierno de Rajoy tras rebajar también al mínimo los impuestos indirectos locales, pero contra las "estimaciones" de creación de empleo del Ejecutivo local el Ministerio de Trabajo asegura que no ha recibido ni una oferta de trabajo del sector.

'Ceuta: la mejor fiscalidad de Europa en el Norte de África'. Los medios especializados se pirran por la ciudad desde hace casi dos años, cuando el ex ministro de Hacienda del PP, Cristóbal Montoro, decidió "crear un paraíso fiscal" para ese sector en las dos ciudades autónomas, según publicó 'El Confidencial', un medio al que los primeros señalaron explícitamente por "criticar" que los operadores españoles de juego por Internet trasladasen aquí sus sedes sociales al calor de las ventajas impositivas, que se traducen en nada en términos de creación de empleo, teóricamente el mayor problema local.

La Ciudad Autónoma, siguiendo el ejemplo del Ministerio, también renunció a casi cualquier ingreso vía IPSI con tal de atraer a esas compañías. El coste de la modificación de la Ordenanza que rebajó el tipo al 0,5% se cifró “en el peor de los supuestos” en 200.000 euros anuales.

En este tiempo, cada dos por tres, con base real o verbigracia de Google, se han difundido con fuegos artificiales supuestos nuevos aterrizajes o asentamientos de medianas, grandes y hasta mayúsculas empresas del juego en Ceuta, que empezó esta carrera con la idea de captar las fugas de Gibraltar y ha acabado atrayendo a sociedades radicadas en otros puntos del país (el gigante nacional, Codere, se fue a Melilla).

En ese contexto solo han ganado las empresas, que pagan menos impuestos a costa del bolsillo de todos los españoles por desplazar sus sedes dentro del territorio nacional a territorios que disfrutan de fiscalidades equiparables al Peñón o Malta, según la auditoría encargada por la Ciudad a 'EY'.

Hace nada, al calor de 'Bet On Ceuta', la gran fiesta congresual del juego en Ceuta organizada por la Ciudad, el consejero de Hacienda, Alberto Gaitán, fue todavía más allá que otros compañeros de Gobierno que auguraron que el juego cubriría el hueco en el PIB local (25%) que podría dejar la erradicación del comercio transfronterizo. Según en qué medio, el también portavoz del Ejecutivo aseguró que cada empresa (hablan de veinte o más) crea "de media" 10 empleos. O sea, 200 al menos. "Ya han creado más de cien", afirmó al término del cónclave.

¿En serio? Pese a tener a personal de la Administración o su sector periférico buscando locales para esas empresas, aún consintiendo su emplazamiento enfrente de colegios, la realidad oficial desmiente esas cifras, sobre las que el portavoz de Caballas, Mohamed Ali, reclamó sin éxito "pruebas" en la última reunión de la Comisión Informativa de Hacienda. El PP se refiere a "estimaciones", arguyó.

Para contrastarlo, Ceutaldia.com ha preguntado directamente al Ministerio de Trabajo cuántas ofertas de empleo han dirigido al Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) en Ceuta en lo que va de 2019 y todo 2018 las empresas de actividades de juegos de azar y apuestas (CNAE 9200). La respuesta de su Dirección General no ha podido ser más contundente, incluso ampliando el arco: "En el sector del juego, con el código 92, no se ha presentado en la Oficina de Empleo de Ceuta ninguna oferta en el periodo solicitado".

captura juego

Todo ello a pesar de que hasta ahora han aterrizado en Ceuta al calor de las ventajas fiscales empresas tan rimbombantes como la que gestiona el Casino, 'Luckia Games' (9ª del sector en España con más de 136 millones de euros de facturación anual), 'Serpa Inversiones', 'Casino Barcelona Interactivo', 'Suertia Interactiva', 'Ceutawin Sociedad Limitada', 'Codere Apuestas Ceuta' o 'Eurobox'.

Dado que el Ministerio de Hacienda exige para disfrutar del 'paraíso' que al menos un 50% del personal de la empresa en España esté radicado en Ceuta y que dicho personal suponga al menos el 50% de los costes de personal en nuestro país, o en la ciudad solo se radican sociedades instrumentales o todos sus trabajadores son desplazados o las contrataciones se mueven por otros conductos.

En paralelo, y pese a que la Ciudad también ha anunciado (sin ningún texto ni en borrador real) nuevas normas para limitar la actividad física en la calle del juego, el número de ceutíes apuntados en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ) del Ministerio de Hacienda, en el que se apuntan a petición propia o por resolución judicial quienes se quieren excluir de la participación en los juegos que requieran esta comprobación (presenciales o no) en toda España, ha crecido un 60% desde 2012, hasta 83 personas, según los últimos datos disponibles.

El sector del juego no ha sacado ni un ceutí del paro desde que Ceuta se convirtió en "paraíso fiscal"