REFORMA LABORAL

Solidaridad, el sindicato que rechaza subir el SMI y cree que el ecologismo y la inmigración son el gran problema

Solidaridad, el sindicato que rechaza subir el SMI y cree que el ecologismo y la inmigración son el gran problema
Redondo posa frente a una lona de Solidaridad
Redondo posa frente a una lona de Solidaridad

El sindicato de Vox señala "los impuestos y la competencia desleal" como otros de los "problemas estructurales" del país y reivindica una reforma laboral “patriota” y pide la dimisión de Pedro Sánchez.


Solidaridad , el sindicato de nuevo cuño, creado al calor de Vox, ha desarrollado algo más su concepto de sindicalismo en su último comunicado, en el que rechaza la reforma laboral que ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Un comunicado en el que señalan “los problemas estructurales que padece España” y que son los verdaderos problemas de los trabajadores. A saber:  la competencia desleal, los impuestos, el ecologismo y la inmigración.

El sindicato señala “la desindustrialización provocada por la competencia desleal y el ecologismo moqueta (sic), la inmigración que acaba generando mano de obra barata y perjudicando las condiciones laborales de los trabajadores españoles, los impuestos abusivos, o el alto precio de la luz por el que ya se movilizó Solidaridad el pasado 19 de septiembre. Un Gobierno que mira única y exclusivamente por su interés, y unos sindicatos que miran  exclusivamente por las subvenciones, no van a mejorar en ningún caso la vida de los trabajadores”, asegura el sindicato. 

Solidaridad, que en Ceuta “coordina” el líder de Vox, Juan Sergio Redondo, advierte, tras las promesas de Sánchez de derogar la reforma laboral, de que “los cambios del PSOE acabarán con más paro y más empleos precarios”. El sindicato reclama elecciones generales en lugar de nuevas reformas que traigan “más desempleo” y recuerda que los socialistas “ya han demostrado con la ley Rider y la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que sus políticas tienen resultados nefastos”. 

Para Solidaridad, aunque todavía no se conozca la reforma laboral que pretende llevar a cabo el PSOE está será “mala” y señala a la ley Rider como ejemplo: el resultado “han sido miles de repartidores en paro", lamentan, al prohibirse a las empresas aprovecharse de falsos autónomos  Sobre la reforma del PP, el sindicato también lo tiene claro: “Los contratos temporales, los contratos a tiempo parcial, la suspensión de contrato o la reducción de contrato por diversas causas y la preeminencia del convenio de empresa con respecto al sectorial, por ejemplo, generan precariedad e impiden que los trabajadores puedan tener estabilidad, formar una familia o tener una vivienda en propiedad”. 

Por ello, Solidaridad insiste en que España “necesita un gobierno patriota, que emprenda las reformas estructurales que el país necesita, que proteja a los trabajadores y que dé prioridad a la economía nacional”. “Cuando esto suceda, será el momento de poner en marcha una verdadera reforma laboral”, posterga el sindicato.

Solidaridad, el sindicato que rechaza subir el SMI y cree que el ecologismo y la inmigración son el gran problema