PROTESTA

Los trabajadores del taxi claman a bocinazos ayudas al Ayuntamiento y amonestan a Yamal Dris

Los trabajadores del taxi claman a bocinazos ayudas al Ayuntamiento y amonestan a Yamal Dris
protesta taxi autonomos marzo22
Los trabajadores del taxi protestando frente al ayuntamiento este viernes.
Reclaman ayudas como las que han recibido los propietarios para paliar la crisis que padecen desde el cierre de la frontera por la pandemia y afean al consejero de Medio Ambiente que le dijera a un compañero que "no son nadie"

En el sector del taxi hay 121 propietarios y 200 trabajadores, “padres de familia”, como ha insitido en decir su portavoz, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi de Ceuta, Francisco Manuel Toledo. Los primeros han recibido ayudas, “hasta 20.000 euros” hasta hace poco, según Toledo, para paliar la crisis originada por el cierre fronterizo y la pandemia. Los segundos, los trabajadores, sólo 3.000 euros en un paquete de ayudas que fue en realidad el segundo habilitado contra la crisis por la Ciudad porque del primero fueron excluidos. La cosa está mal, sigue mal, y los trabajadores reclaman atenciones por parte del Gobierno de la Ciudad, como hasta ahora no parecen lograrlo, han dado un paso al frente para presionar a la Administración y este viernes se han concentrado con bocinas de mano frente al Ayuntamiento para reclamar atención en forma de ayudas, aunque no sólo.

“Nosotros necesitamos ayudas porque lo estamos pasando bastante mal. Que se dejen también la presión por parte de la Policía Local cuando vamos al baño y demás. Y las ordenanzas municipales ¿a qué están esperando para sacarlas? Porque nosotros estamos cansados de que siempre estén encima de nosotros y nos digan que no somos nada. Somos padres de familia, trabajadores”, ha explicado Toledo.

El gremio está molesto por la proliferación de multas, en algunos casos por ir al baño. “Las ordenanzas municipales que tenemos en la actualidad nos dicen taxativamente que está prohibido estacionar en la parada, abandonar el vehículo, para realizar cualquier gestión tanto profesional como personal; y en este caso, ir al baño, aquí interpretamos gestión. Gestión es ir a hacer un papeleo, pero ir al baño a realizar una cuestión fisiológica no es ninguna gestión, es una necesidad fisiológica y por eso nos están sancionando”, ha explicado uno de los trabajadores en la concentración a los medios de comunicación.

Si antes el gremio recibía entre 3 y 5 sanciones al año por parte de la Policía Local ahora sienten el aliento de la autoridad encima. “Unas pocas multas, ahora todas las semanas los tenemos circulando para ver qué infracción cometemos para sancionarnos. No sé quién los manda, pero ya está bien”, ha reclamado Toledo.

Respecto a las ordenanzas lo que más les interesa es que se actualicen las tarifas. Sin subida de la carrera mínima pero con el taxímetro corriendo desde antes que en la actualidad para que las carreras sean más rentables, algo vital en una ciudad en donde la mayoría de los servicios son tan cortos que se quedan en esa carrera mínima. “Dondermás barato es el taxi es en Ceuta”, ha defendido Toledo.

Yamal Dris

El gremio está además muy molesto con el consejero de Medio Ambiente y Servicios Urbanos, Yamal Dris. El motivo es que según han denunciado se ha dirigido de forma despreciativa a uno de los representantes de los trabajadores: “Las palabras del señor consejero, Yamal Dris, no son las apropiadas dirigiéndose a un gremio que somos personas diciéndonos que no somos nadie. Que se deje de engrandecerse delante de nosotros. Se dirigió a un compañero y le dijo que cancelásemos la concentración porque no somos nadie; y somos padres, hijos abuelos, somos una familia, para que se dirija de esa manera a nosotros,.Que no se olvide que es trabajador del Parque Marítimo poniendo sombrillas y está ahí gracias a la ciudadanía para ayudarnos y no para decirnos eso”, le ha afeado ante la prensa uno de los trabajadores del taxi visiblemente indignado.

No es el único disparo hacia el Gobierno. Toledo ha reprochado a la consejera de Economía, Kissy Chandiramani, que le tache de mentiroso al decir que no prometieron nada a los trabajadores. 

“Nos reunimos con la consejera, dijo que sí había dinero; había intención de darnos una ayuda pero no sabía el marco legal. Luego ha dicho que no nos había prometido ninguna ayuda. Vamos a ver señora consejera no me tache de mentiroso, yo estoy aquí para servir a los trabajadores y digo lo que ellos quieran que diga, hay personas que no me pueden tragar”, ha explicado Toledo.

A todo ese malestar suman que este jueves el Gobierno mantuvo una reunión con los propietarios del taxi, supuestamente para tratar entre otros asuntos las ayudas a sus empleados. Algo que no entienden. Dado que si se va a tratar su situación consideran que lo lógico es que se les escuchara, lo que no ha sucedido hasta la fecha.

De no arbitrarse medidas por parte del Gobierno Local no descartan seguir con más movilizaciones e incluso optar por la huelga.

Los trabajadores del taxi claman a bocinazos ayudas al Ayuntamiento y amonestan a Yamal Dris