"FISCALIDAD JUSTA"

La UE no cuestiona el marco fiscal de Ceuta para el juego en línea si respeta "una imposición mínima"

La UE no cuestiona el marco fiscal de Ceuta para el juego en línea si respeta "una imposición mínima"
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.
El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, responde a la eurodiputada Idoia Villanueva, que equiparó a las ciudades autónomas con "paraísos fiscales", que todos los territorios de la UE ya están "obligados a cumplir una serie de norma para reducir el riesgo de erosión de la base imponible y de traslado de beneficios” garantizando “un nivel mínimo de imposición” sobre las ganancias que en Ceuta y Melilla es del 10%.

El comisario de Economía de la Unión Europea (UE), Paolo Gentiloni, ha evitado entrar a la muleta que le puso la eurodiputada de Podemos Idoia Villanueva sobre los regímenes impositivos de regiones como Ceuta y Melilla y países como Irlanda o Países Bajos para el sector del juego en línea, que la política española equipara "de facto" a "paraísos fiscales", y ha señalado que lo que hay que garantizar es “una fiscalidad justa para los grandes grupos multinacionales que permita a las jurisdicciones gravar los beneficios obtenidos a través del valor creado en sus territorios” y “un nivel mínimo de imposición” de sus ganancias.

Villanueva recordó en octubre a Gentiloni que en España en 2018 el Gobierno del PP modificó la fiscalidad sobre las apuestas para los juegos en línea reduciendo las tasas del juego al 10% en las ciudades autónomas frente al 20 % del resto del territorio para ‘competir’ con Gibraltar” y le preguntó “qué planes tiene la Comisión para evitar que los operadores de casas de apuestas en línea tributen en territorios de la UE que ofrecen beneficios que, de facto, los convierten en paraísos fiscales”.

“La Comisión”, le ha respondido, “comparte la opinión de que todas las empresas, incluidas las que tienen actividades en el sector de los juegos de azar en línea, deben pagar su parte equitativa y ha adoptado medidas sin precedentes para promover una competencia fiscal leal y luchar contra la elusión fiscal”. Según su contestación, todos los Estados miembros ya están actualmente “obligados a cumplir una serie de normas de la UE e internacionales para reducir el riesgo de erosión de la base imponible y de traslado de beneficios”, por ejemplo las Directivas sobre cooperación administrativa y la de lucha contra la elusión fiscal.

Villanueva puso como ejemplo de las consecuencias de a entrada en vigor del nuevo marco fiscal favorable a Ceuta y Melilla el hecho de que “la empresa Codere, una de las casas de apuestas más invasivas en municipios y barrios de las ciudades de España, trasladó su sede social de Madrid a Melilla”. “También se han producido otras ‘mudanzas’ de empresas”, añadió la europarlamentaria, que sumó a las ciudades autónomas los casos de Irlanda y los Países Bajos como “otros ejemplos de tributación baja y legislación laxa en materia fiscal, por lo que atraen gran cantidad de inversiones extranjeras a costa de que otros países comunitarios recauden menos impuestos”.

Gentiloni ha indicado que los regímenes fiscales preferenciales “se están revisando durante los trabajos del Grupo ‘Código de Conducta’ (Fiscalidad de las Empresas)” y que, en el marco del Semestre Europeo, la Comisión también examina “la cuestión de las prácticas de planificación fiscal agresiva” y, “en caso necesario, formula recomendaciones”.

Además, "se ha hecho hincapié en esta cuestión en las orientaciones recientemente dirigidas a los Estados miembros sobre sus planes de recuperación y resiliencia”, ha completado en relación con los fondos dispuestos para facilitar la salida de la crisis tras la pandemia de la enfermedad del coronavirus. “En el contexto de la fiscalidad de servicios digitales, como los juegos de azar en línea, la Comisión participa activamente en los debates internacionales en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos sobre la reforma del marco del impuesto sobre Sociedades”, ha concluido el comisario.

La UE no cuestiona el marco fiscal de Ceuta para el juego en línea si respeta "una imposición mínima"