DEBATE PRESUPUESTARIO

VOX se jacta de eliminar partidas sociales por motivos ideológicos y el PP calla

VOX se jacta de eliminar partidas sociales por motivos ideológicos y el PP calla
verdugo verdejo 960
verdugo verdejo 960
El portavoz de VOX en el debate presupuetario del Pleno de la Asamblea, Carlos Verdejo, ha atribuido a su formación, sin tapujos, las bondades del presupuesto en forma de recortes a "chiringuitos ideológicos", repasando las maldades que aún quedan, prometiendo que a partir de enero se sentarán con el Gobierno para corregir esos defectos, censurando de forma implícita las políticas de 19 años del PP, sin obtener réplica alguna del Gobierno más allá del agradecimiento por el apoyo al texto presupuetario

VOX se ha hecho con la Asamblea y se podría decir que con el Gobierno al hilo de lo visto este lunes en el debate plenario para la aprobación de los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma para 2020. El portavoz de la formación Carlos Verdejo se ha jactado abiertamente desde la tribuna de ser responsable de todo lo bueno de los presupuestos haciendo hincapié en la eliminación de partidas de ámbito social por motivos ideológicos sin tan siquiera entrar a la labor que realizan las asociaciones que la reciben; le ha marcado las líneas a seguir en el futuro al Gobierno poniendo el tiro, entre otras partidas, en todo lo que tenga que ver con la prevención de la violencia de género, y no ha temblado en absoluto en hablar una y otra vez de “chiringuitos” (que según su discurso habría creado y alimentado el PP) y el portavoz popular y responsable de estos presupuestos, Alberto Gaitán no sólo no le ha dado réplica alguna sino que se ha limitado a darles las gracias a los diputados de VOX por su apoyo a los presupuestos validando con su silencio las tesis de Verdejo. Esto es: si el presupuesto es bueno lo es por VOX, no por el PP.

El discurso de Verdejo ha hecho perder los papeles a Mohamed Ali que ha recibido parte de los ataques de VOX y éste sí, no se ha callado, interrumpiendo al orador hasta ser llamado al orden por Vivas. Otro tanto ha sucedido con el diputado socialista, Eloy Verdugo, que ha llegado a mencionar al nazismo identificando a VOX con esa ideología. Verdugo visiblemente alterado ha sido reconducido fuera del Pleno por sus compañeros. El propio número dos socialista, Juan Gutiérrez, aludido de forma directa por Verdejo ha optado también por abandonar la sesión temporalmente para evitar soliviantarse. Su salida ha servido para que Verdejo sin tapujo alguno haya espetado: “Hemos conseguido lo que muchos quisiéramos y es que los diputados socialistas no estén en la asamblea, solo queda uno”, toda una declaración de intenciones sobre su visión de la sociedad, sólo caben los que comulguen con sus ideas.

Lejos de defender la pluralidad o algunos de los ataques recibidos el responsable presupuestario del PP, Gaitán, se ha limitado a darle las gracias a Verdejo; y Vivas, modulador de las intervenciones, le ha agraciado con más de 10 minutos extra de intervención por las interrupciones (que no habían llegado ni a los 3 minutos). Otro gesto.

De manera transversal, Verdejo se ha enorgullecido de la eliminación de “chiringuitos”. “La única caza es a los chiringuitos”, ha llegado a decir para rechazar las acusaciones de caza al rojo, lanzadas desde el PSOE. Y esos chiringuitos tienen nombre: Mujeres progresistas, otra oenegé que “trabaja en dar servicio a inmigrantes ilegales” y Enfermos Sin Fronteras: “los marroquíes en Marruecos a sus cosas. No tenemos ningún problema con ellos. Lo que ocurre es que esta demagogia barata no se la compra nadie (le ha dicho a Ali). LO que es una canallada es aumentar los tiempos de espera, y no invertir en la salud de los españoles y estar más preocupados por la salud de los extranjeros que en la de los españoles”. Esta afirmación ha alterado profundamente al de Caballas, que entre otras cosas cuenta en su historial con una lucha a fondo por lograr la unidad de radioterapia, por ejemplo.

En esa “caza a los chiringuitos”, Verdejo ha incluido “la eliminación de la Dirección General y los coordinadores de barriadas. Ayer mismo el PSOE denuncia la dejadez del Gobierno en el Polígono, y esto lo dice usted señor Gutiérrez. Llevamos meses aguantando una Dirección de Barriadas y el señor Guitérrez se queja que no se hace nada. Confirma que tenemos unos cargos que no hacen el trabajo que deberían hacer, porque son cargos para acomodar a los señores socialistas. Va a suponer una purificación del Gobierno”, ha defendido Verdejo desde el atril.

Y ha ejemplificado esa purificación con el caso de la vicepresidenta socialista, Cristina Pérez, con recorte de prensa incluido, por su VPO en Serrano Orive y el nombramiento de su  hermana como su asesora. “Esa vergüenza queda atrás. Insistimos, todos los cargos socialistas, ni uno”, ha apostillado Verdejo.

Verdejo además ha atribuido la no llegada a las arcas municipales de los 7,2 millones para la producción de agua y el hecho fronterizo en una “venganza” o “represalia” por la victoria de VOX el pasado 10 de noviembre.

Partida a partida

Verdejo se ha congratulado de que se prevea al fin la elaboración de la RPT, ha mostrado su punto de vista favorable a la gratuidad de los libros de texto, pero ligándolos al rendimiento académico. “NO puede ser que haya suspensos o alumnos que no van a clase y les seguimos regalando los libros sin incentivar que la gratuidad corresponda con un mínimo rendimiento académico. Al final es un despilfarro. No vemos bien que se congele esta partida, pero vemos bien otro enfoque”, ha avanzado Verdejo. Y ojo, su palabra parece ley.

Y es que Verdejo ha acabado su intervención y su turno de réplica prometiendo sentarse con el Gobierno ya en enero para trazar las líneas maestras del próximo presupuesto donde ha augurado una depuración mayor de partidas para seguir eliminando políticas con las que no están de acuerdo y acabar por hacer un “presupuesto perfecto”, el de 2020, no lo es, según su punto de vista, pero supone un primer paso en “eliminar esa serie de festivales de subvenciones y chiringuitos que tanto daño han hecho y poco a poco gracias a VOX no dejarán de hacer. Empieza una nueva etapa con unos presupuestos que atienden a lo que tantos ceutíes querían y nadie se atrevía a recortar, lo que ningún partido se atrevía a invertir”, ha aseverado Verdejo. 19 Presupuestos de la Ciudad del Gobierno Vivas censurados en una sola frase que no ha merecido réplica alguna por parte del PP, más allá de agradecer el apoyo a VOX.

Entre las medidas que se ha atribuido VOX está la plataforma para agilizar el pago de impuestos en las compras por internet a los particulares, aunque Verdejo ha prometido que su diputada trabajará por eliminar el DUA. La lucha contra los empadronamientos fraudulentos y el ánimo de sancionar a quienes los permiten en sus domicilios. La mejora en las dotaciones de vehículos para la Policía Local o el incremento en las ayudas que recibe Protección Civil, la inversión para adecentar la capilla de la Virgen del Carmen o la residencia de mayores Nuestra Señora de África, para lo que ha reconocido a su vez el esfuerzo a ese asunto del MDyC. La inversión para la reforma del Mercado de Terrones o la modernización del mercado central son partidas que están en el presupuesto por VOX, según Verdejo. Igual con el inventario de construcciones ilegales o el reciclaje efectivo de vidrio, el plan de reforestación, o la apuesta por mejorar el patrimonio histórico que está catalogado como Bien de Interés Cultural. También la partida al programa de detección precoz del cáncer de colon:

“Esto son cosas de sentido común, cuando hablamos de eliminar subvenciones a chiringuitos progresistas es para destinar más dinero a estas cosas, programas de detección del cáncer de colon, asuntos necesarios, no para que vivan cómodamente 4 individuos sin moverse del sofá”, ha apostillado Verdejo.

Futuros presupuestos

¿Con qué no está contento VOX y que planteará que se matice o se elimine en próximas ejercicios a partir de enero?

Pues además de los “chiringuitos” que aún quedan en el presupuesto subvencionados, Verdejo ha puesto el punto en la i en el Consejo de la Juventud, “controlado por sindicalistas comunistas y miembros declarados de las juventudes socialistas, a la hora de hacer este tipo de inversiones fomentamos ese clientelismo, esas sociedades pantalla, esos chiringuitos”, ha apuntillado el de VOX, que no ha entrado ni por un segundo a censurar de manera concreta el trabajo desarrollado por la entidad, tan sólo ha reparado en la ideología de sus dirigentes.

En esas subvenciones a lo que VOX considera chiringuitos ideológicos por supuesto está todo lo que tiene que ver con la prevención de la violencia de género. El portavoz de VOX ha citado explícitamente la partida destinada a la organización de las III Jornadas en ese ámbito. Ha citado también a Digmun, la oenegé que centra su trabajo en las mujeres transfronterizas y los menores y a Intercultura, que ha vinculado directamente con Caballas.

Igual que con la gratuidad de los libros, a VOX le parece bien que se construya una pista de motocross, pero no su ubicación: “No se respeta a los muertos”, ha abofeteado Verdejo al Gobierno en su discurso, de nuevo sin réplica.

El nuevo polifuncional para el Príncipe, del que Verdejo ha defendido que ni sus trabajadores ni los propios vecinos le ven utilidad está también en la agenda de cosas a replantear o eliminar.

Los 2 millones para publicidad institucional que recoge el presupuesto para 2020 tampoco le gustan a VOX, que mantiene desde todos los ámbitos del partido una lucha feroz con los medios de comunicación, máximos beneficiarios de esas partidas.

“Sospecha”, así lo ha dicho Verdejo, de la partida destinada a cambiar el ascensor de la Rivera. Sin decirlo ha dejado entrever que le parece demasiado abultada.

No le parece suficiente lo destinado a reinsertar a la tropa de más de 45 años que se queda en paro y ha ofrecido un dato que evidencia las carencias de la política del Gobierno, la reserva de un 20 por ciento en forma de cupo en las nuevas plazas de Policía Local. Cuando en los próximos años habrá 200 militares afectados de paro al cumplir los 45 años ese 20 por ciento supone 2 plazas. “Es engañar a los ciudadanos”, ha manifestado Verdejo, de nuevo sin defensa por parte del PP.

Tampoco le satisface al cien por cien la política de menores que sostiene el Gobierno. Para VOX pretender que otras regiones se hagan cargo de menores extranjeros que están en Ceuta “es pasar el marrón” no un ejemplo de solidaridad. El partido que apoya al PP en estos presupuestos quiere que los menores vuelvan a sus países de origen con sus familias judicializando cada caso que pueda ser judicializado.

El Gobierno plantea en ese sentido la petición de la cesión para usos sociales o culturales del antiguo penal de los Rosales. Y ahí de nuevo, Verdejo ha defendido su idea de que el centro sea un penal de menores en toda regla, “con muros bien altos” que dejen a los menores sin contacto con la sociedad y la calle extra muro, y “sirva de efecto disuasorio”. No está a favor VOX de gastar un euro en un nuevo centro de acogida ni en invertir en el CETI. “Si el Gobierno central quiere un centro para atender a inmigrantes ilegales que lo paguen ellos”, ha manifestado.

Añadiendo además  estas dos cuestiones la nota de color de la piscina con la que cuenta la cárcel nueva y negándola de cualquier inversión futura en instalaciones de este tipo.

VOX quiere invertir en mejorar el patrimonio y poner en valor la historia de Ceuta, pero sin complejos y alabando el vínculo de Ceuta con Portugal tras su conquista. “Pediría al gobierno que no se caiga en el miedo a lo que diga un señor y no se obvien elementos tan importantes como la conquista portuguesa de Ceuta. Vamos a dejar esos complejos, estamos orgullosos de nuestra historia y de nuestro pasado portugués; es importante que estemos orgullosos de nuestro pasado y no miremos a otro lado, pongamos la etapa portuguesa al igual que el resto de etapas de la historia ceutí y le demos importancia”, ha aseverado desde la tribuna.

Igualmente VOX está a favor del turismo marroquí, pero abogando por mejorar el puerto y las comunicaciones para no depender del “chantaje de Marruecos”.

VOX se jacta de eliminar partidas sociales por motivos ideológicos y el PP calla