LA SANIDAD, PRIORIDAD

El alumnado de los colegios se quedará en casa media mañana a diario y el de ESO, tres días por semana

El alumnado de los colegios se quedará en casa media mañana a diario y el de ESO, tres días por semana
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

Los equipos directivos de los colegios e IES de la ciudad, con los que el nuevo director provincial, Juan Bosco de Alba, se ha reunido esta semana, tienen dos semanas para elaborar planes de inicio del curso en septiembre en un escenario de “una pandemia no superada y sin vacuna en el que deberán seguir aplicándose las medidas de seguridad preventivas para la contención de los contagios”. Ni "total normalidad" ni todos los recursos necesarios a su disposición para garantizar la presencialidad total del alumnado. Los más pequeños se quedarán la mitad de cada mañana en casa de lunes a viernes y los mayores, tres días por semana.

El Ministerio ha decidido priorizar la asistencia diaria a los centros sobre el cumplimiento total del horario lectivo y ello obligará a todos los agentes de la comunidad educativa a hacer un esfuerzo para salir adelante en ese nuevo marco de difícil conciliación laboral y familiar expuesto, además, a la evolución de la crisis del coronavirus.

"La Educación quedará al servicio de la Sanidad", resume y da la razón a la Administración el presidente de la Junta Docente, Francisco Lobato. Desde el MEFP se apunta que "hay que primar la seguridad por encima de todo aún a sabiendas de que no habrá riesgo cero y para eso el camino es tratar de reducir la densidad de alumnos por aula junto con más medidas que se están analizando con detalle".

Los planes de contingencia de cada centro, han explicado distintos directores a Ceutaldia.com, deberán redactarse antes de que termine julio para que los valide la Consejería de Sanidad de Javier Guerrero partiendo de sus plantillas del curso pasado, ya que el MEFP todavía no ha concretado si en Ceuta se podrá disponer o no de más docentes, aunque la delegada le ha pedido a la ministra de Hacienda la mayor colaboración posible.

El modelo para Infantil y Primaria se basa en desdobles de grupos en dos turnos: de 8.30 a 11.30 y de 12.00 a 15.00 horas. A cada uno asistirá sólo la mitad y en el intervalo de 30 minutos hasta mediodía se desinfectarán los espacios utilizados. El tiempo dedicado al recreo desaparece y las aulas se reorganizarán para recibir a quince alumnos por sesión (veinte para la atención de estudiantes en situación de especial vulnerabilidad) manteniendo la distancia interpersonal de seguridad..

Cada plan de contingencia debe “garantizar que el horario de atención directa al alumnado no superará nunca las 23 horas recomendadas” por docente y solo si hubiera aumento del cupo (la Inspección ha estimado que bastaría con 200 más) cabría elevar a cuatro horas por día las franjas diarias de atención presencial alumnado.

Dos días de lunes a jueves en los IES

En los institutos la clave pasa por establecer alternancia entre enseñanza presencial y telemática con una división de grupos a la mitad para no superar en ningún momento el aforo de quince personas por aula más el docente. Los estudiantes irían a clase en jornadas alternas (lunes y miércoles o martes y jueves) y el viernes sería un día “de trabajo telemático para todo el alumnado y el profesorado”.

En función de “la disponibilidad de espacios y recursos humanos”, cada centro educativo siempre tendrá la posibilidad de “aumentar la atención presencial del alumnado y disminuir el trabajo autónomo del alumnado”.

Según los espacios de cada CEIP y “siempre que su uso no altere la aplicación de la ordenación escolar”, en cada colegio podrá habilitarse “un espacio para la conciliación” del que podría beneficiarse exclusivamente “el alumnado cuyos progenitores acrediten debidamente la necesidad del trabajo presencial”.

Para la organización de estas aulas de conciliación familiar habrán de aplicarse “las medidas higiénicas determinadas por las autoridades sanitarias para la puesta en marcha del curso académico 2020-2021”. El personal del próximo Plan de Empleo, que previsiblemente no echará a andar hasta finales de otoño, sería “el encargado de la organización y gestión de estos espacios que aliviarían la conciliación de la vida familiar y laboral”.

El alumnado de los colegios se quedará en casa media mañana a diario y el de ESO, tres días por semana