HORARIO ESCOLAR

La Ciudad deja claro que la elección del doble turno de clases ha sido una decisión del MEFP

La Ciudad deja claro que la elección del doble turno de clases ha sido una decisión del MEFP
Guerrero, Bosco y Rontomé, en una imagen de archivo.
Guerrero, Bosco y Rontomé, en una imagen de archivo.  
Fuentes del Ejecutivo local niegan que sus responsables políticos o técnicos hayan decantado la elección del horario escolar por las sesiones de tres horas matutinas, que evitan los recreos como factor de riesgo de contagios, en detrimento de las jornadas completas alternas de asistencia a las aulas, que facilitarían hacer las tareas de limpieza y desinfección con más tiempo y no en solo 60 minutos entre grupos.

Una vez descartado, por falta de capacidad o voluntad de los Servicios Centrales del Ministerio, ampliar el cupo docente lo suficiente y disponer de otros espacios (bibliotecas, polideportivos...) al margen de los centros educativos para sostener con grupos reducidos a la mitad el mismo número de horas de clase presencial durante el curso 2020-2021, ¿doble turno matutino de 8.00 a 11.00 y de 12.00 a 15.00 o jornadas completas alternas de asistencia a las aulas?

En esa disyuntiva, el MEFP se ha inclinado por la primera opción y el Gobierno de la Ciudad ha querido dejar claro que no ha participado en la decisión última. Opinó, sí, pero en favor de la segunda alternativa, en la reunión con los directores del 25 de agosto. Hasta ahí.

Fuentes del Ejecutivo local han subrayado que “es una competencia del Ministerio de Educación y Formación Profesional en cuya adopción no han intervenido ni los responsables políticos ni los técnicos de las Consejerías de Educación o Sanidad de la Administración autonómica” para desmentir que el formato escogido fuese el recomendado por técnicos del departamento de Salud Pública local de común acuerdo con los del Estado.

Las fuentes sanitarias consultadas por Ceutaldia.com han explicado que “no se puede afirmar que un modelo sea mejor o peor que el otro en relación con la pandemia del coronavirus para prevenir y evitar contagios porque no hay datos ni en contra ni a favor y tampoco evidencias científicas o epidemiológicas”.

A grandes rasgos los defensores del doble turno lo consideran preferible porque evita los recreos, en los que podría ser más difícil garantizar la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros prescrita también para el entorno escolar. En contraposición, en el formato de asistencia a clase en días alternos se cree que sería más sencillo realizar los trabajos de limpieza y desinfección a fondo de las dependencias de colegios e institutos, algo que parece “muy difícil” en los 60 minutos que separarán el final de las clases de los más madrugadores de la entrada de los que se incorporarán  a las aulas a mediodía.

El protocolo establecido por la Consejería de Sanidad para arrancar el curso no dice nada sobre el formato de horarios escolares que sería deseable ni entra en las ratios de alumnado por grupo máximas que deberían respetarse, que también han sido fijadas por el Ministerio en un tope de 15.

Los representantes de la FAMPA Cuatro Culturas plantearon al director provincial de Educación y a la delegada del Gobierno que el modelo horario de colegios e institutos tendría que ser el mismo para facilitar la conciliación de sus horarios a las familias y apostaron por decantarse por el de jornadas alternas acudiendo un viernes a sus centros la mitad de los alumnos y el siguiente el resto.

Los directores de los institutos se habían inclinado durante el verano atendiendo a un criterio pedagógico que valoraba las ventajas de que los estudiantes de sus centros tuviesen todos los días clases presenciales por asumir el mismo formato de doble turno que desde el principio se planteó para los colegios de Infantil y Primaria, tal y como finalmente se ha decidido hacer con una incorporación escalonada del alumnado a las aulas.

La Ciudad planea aprobar durante los próximos días el Decreto de emergencia que permitirá incorporar personal sanitario de Cruz Roja a los centros hasta que entre en funcionamiento el Plan de Empleo de la Administración local (en octubre si nada falla), adquirir mascarillas e hidrogeles, reforzar el servicio de limpieza de los colegios y crear otro de desinfección para todos los centros, institutos incluidos pese a ser de entrada competencia del MEFP.

La Ciudad deja claro que la elección del doble turno de clases ha sido una decisión del MEFP