CORONAVIRUS

Delegación insiste en que la suspensión de clases no son vacaciones, pide quedarse en casa y estudiar

Delegación insiste en que la suspensión de clases no son vacaciones, pide quedarse en casa y estudiar

Delegación mantuvo contactos con los supermercados este jueves y les garantizó el suministro de productos. Del mismo modo, Mateos ha aclarado que no se prevén restricciones en el tráfico marítimo con la península

La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, y el director provincial de Educación, han comparecido este viernes a mediodía ante la prensa para oficializar el cierre de las aulas en todos los niveles educativos y de paso insistir al alumnado y a los padres en que en ningún caso se trata de vacaciones. En reiteradas ocasiones han hecho un llamamiento a que los y las escolares se queden en casa y a que sigan con su plan de estudios en la medida de lo posible.

El cierre de centros educativos se decretará este mismo viernes por un periodo de quince días que se sumará a la semana blanca y la semana santa. Si la situación para entonces no ha mejorado se evaluará qué hacer.

La decisión “responde a la necesidad de hacer frente a una emergencia sanitaria global. Se apela a la responsabilidad de los padres para que contribuyan a hacer efectiva esta medida preventiva del contagio por coronavirus que ya se ha cobrado 84 muertes en nuestro país y ha contagiado a más de 3.000 personas. De nada servirá la medida sin la imprescindible colaboración ciudadana para hacer frente a esta pandemia. Es un virus altamente contagioso que ha generado una de las alertas sanitarias más grave de las últimas décadas. Insto a la ciudadanía en general y al alumnado en particular a que permanezca en su domicilio como único modo de evitar el contagio y la propagación del virus”, ha insistido Mateos.

Para que el alumnado pueda seguir estudiando, Martínez ha aclarado que se tratará de potenciar y poner a disposición de todo el mundo la plataforma virtual SED, Sistema Educativo Digital, pero de forma especialmente prioritaria para profesores y alumnado de segundo de bachillerato que tienen a la vuelta de la esquina la temida Selectividad.

“A través de la misma podrán mantener contacto y proporcionar contenidos de las materias. El resto del profesorado en la medida que sea posible lo podrá hacer también”, ha explicado Martínez.

Pero que nadie tema. Todos los centros y toda la comunidad escolar en general podrán tener acceso, aunque Martínez ha reconocido “sabemos que es difícil porque no todo el mundo tiene acceso a internet o puede disponer del tiempo y medios necesarios para acceder, lógicamente no se avanzará en la materia aunque los profesores mantengan contactos con sus alumnos”, ha explicitado.

El procedimiento está verde debido a la premura de la decisión y a la evolución de la pandemia que la ha forzado, por eso Martínez ha pedido paciencia a la comunidad educativa y ha aclarado que en los próximos días se irá matizando la situación y aclarando dudas. Lo harán en contacto con los equipos directivos de los centros el mismo lunes.

Y es que aunque para el alumnado las aulas estarán cerradas los profesores tendrán que seguir acudiendo a los centros. Eso sí, por turnos para no coincidir y primando las videoconferencias para las reuniones que sea necesario mantener.

“E insistimos. Hacemos el mismo llamamiento que la delegada: El alumnado debe seguir en sus casas. En la medida de lo posible haciendo las tareas normales. Todos les podemos pedir a nuestros hijos e hijas que dediquen unas horas a repasar lecciones y hacer las cosas que se hacían en el colegio. NO es un periodo vacacional. Esperamos que en un sector tan sensible como el nuestro, que todo el alumnado no tengamos ninguna contrariedad y en la medida de lo posible permanezcan en sus casas. No es un periodo vacacional, que sigan haciendo sus tareas en sus casas”, ha insistido Martínez.

La delegada por su parte ha apelado a la responsabilidad individual para evitar hacer vida social y evitar la propagación del virus. Especialmente ha insistido en “los jóvenes tan inteligentes que tenemos” para que eviten esa vida social. Se prevé que se vigilen los botellones, por ejemplo.

Mateos inquirida directamente por los medios sanitarios cree que el hospital está preparado –cuenta con 15 camas de UCI- y ha aclarado que se han solicitado los kits para detección rápida del virus y se está a la espera de que lleguen.

Del mismo modo, Delegación mantuvo contactos este jueves con los supermercados que han garantizado el abastecimiento. Mateos ha recordado además que no hay restricciones, ni se prevén por el momento en las rutas marítimas. Sí se dio orden en la noche del jueves de que no se permitiera el embarque a viajeros cuyo destino fuera Marruecos por el cierre del Tarajal desde las 6 de la mañana de este viernes. Situación que no se ha controlado del todo. La propia Mateos ha reconocido que ahora se lidia con algunos viajeros que iban a Marruecos y están atrapados en la ciudad. “No se prevé que Marruecos abra la frontera para dejarlos pasar”, ha aclarado.

Delegación insiste en que la suspensión de clases no son vacaciones, pide quedarse en casa y estudiar