PAUTAS

La FAMPA celebra sus XX Jornadas reclamando mejor implicación de la familia y más recursos para la educación especial

La FAMPA celebra sus XX Jornadas reclamando mejor implicación de la familia y más recursos para la educación especial
De izquierda a derecha: Mustafa Mohamed, sabel Laura Palma, Rogervan Rubattino y Joaquín Guzmán.
De izquierda a derecha: Mustafa Mohamed, sabel Laura Palma, Rogervan Rubattino y Joaquín Guzmán.  
Las jornadas de la FAMPA repasan cuáles son las actitudes familiares que ayudan a configurar un alumnado de éxito

Todo un “clásico” del mundo educativo, como lo ha definido su máximo representante, Mustafa Mohamed, la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FAMPA) ha celebrado este sábado la vigésima edición de sus jornadas ‘¡Respetar es educar!’. Lo ha hecho repasando con una charla de Joaquín Guzmán ‘La importancia de la familia en la educación de los hijos’ y repasando la situación actual de la educación inclusiva y de alumnado con necesidades especiales.

En el primer caso, Guzmán ha repasado algunos datos que aconsejan que la implicación de las familias mejore y sea de un modo diferente al que está siendo. Entre los datos arrojados por el ponente los que hacen referencia a las quejas que han trasladado a su defensor los docentes están las agresiones de padres en un uno por ciento, el acoso y las amenazas de los padres en un 28 por ciento y las denuncias de los padres en un 19 por ciento. La violencia contra los docentes centra buena parte de las reclamaciones que tienen que ver con el propio alumnado también, un 27 por ciento de falta de respeto, falsas acusaciones un 22 por ciento, acoso y amenazas un 16 por ciento de las quejas, insultos, un 16 por ciento, agresiones (7 por ciento) y conductas agresivas de alumnos hacia sus compañeros (14 por ciento).

Guzmán ha concluido enseñando cuáles son las conductas familiares que configuran a un alumno de éxito: “No discuten ni se encuentran en conflicto permanente delante del niño; oyen al niño en la toma de decisiones con estilo democrático; fomentan en el niño la libertad, la creatividad e independencia; mantienen siempre relaciones respetuosas entre ellos, con los niños, los profesores y la Dirección de la Escuela y apoyan y colaboran con el alumno, el profesorado, el centro y el AMPA”.

Por su parte Rogervan Rubattino, psicólogo y orientador y la psicopedagoga, Isabel Laura Palma han expuesto la situación en la que se encuentra “la inclusión real del alumnado con necesidades especiales en Ceuta y aquellos que necesitan apoyo educativo específico”.

Ambos han comparado la situación de la ciudad con lo que pasa en otras autonomías, con la idea de saber dónde está Ceuta para a partir de ahí poder mejorar. “La situación es que ahora mismo hacen falta muchos recursos docentes que sean estables y especializados, hace falta mejor gestión de lo que tenemos, recursos humanos y materiales”, ha afirmado Rubattino.

La FAMPA celebra sus XX Jornadas reclamando mejor implicación de la familia y más recursos para la educación especial