Los libreros no saben "nada" sobre cómo les afectará la reposición de material de texto de la Ciudad

Los libreros no saben "nada" sobre cómo les afectará la reposición de material de texto de la Ciudad
Deu ya se ha reunido con los libreros.
Deu ya se ha reunido con los libreros.

- Los establecimientos del sector encargan "la mitad" de libros que otros años sometidos, además, por las dificultades para devolver los no vendidos, al temor a tener que quedarse con un gran stock

- El presupuesto de la Ciudad cubrirá aproximadamente el 60% del gasto que deberían asumir los beneficiarios, que deberán adquirir el material de las materias no instrumentales


La Asociación de Libreros y Papeleros de Ceuta que preside Dayal Badammal está siguiendo desde “el más absoluto desconocimiento” la puesta en marcha del programa de reposición de libros en el que ha transformado la Ciudad Autónoma este verano con vistas al próximo año académico su anterior programa de ayudas económicas en forma de vales para la adquisición de material escolar.

“No se ha contado con nosotros y por lo tanto tenemos muy poco que decir al respecto porque no sabemos qué va a pasar”, ha apuntado Badammal sobre una campaña, la previa al inicio del curso en septiembre, que supone un buen porcentaje de las ventas y los beneficios de las papelerías y librerías de cualquier parte del país.

Aunque Deu aseguró el viernes pasado que los colegios recibirían a partir de esta semana las transferencias que les correspondiesen en función del número de becarios que tuviesen el curso pasado para proceder a la compra “donde prefieran” de los libros de texto de cuatro materias instrumentales (Lengua, Matemáticas, Ciencias Naturales o Sociales e idioma extranjero), Badammal explicó que “los libreros de Ceuta hemos encargado aproximadamente el 50% de los libros que habitualmente solíamos pedir por estas fechas”.

En primer lugar, porque la presunta apuesta de los trabajadores sociales de los centros por hacer las compras en las librerías locales y no directamente a las editoriales “no es más que un rumor para nosotros” y en segundo porque “seguimos sometidos a las enormes dificultades, cuando no a la imposibilidad, de devolver a la Península los excedentes, con los que nadie puede arriesgarse a traer en medio del desconocimiento existente sobre la campaña un gran volumen de libros que después tenga que depositar ‘sine die’ en sus almacenes”.

La Ciudad becará aproximadamente el 60% (unos 130 euros) del coste de todos los libros de texto (alrededor de 200 euros) a alrededor del 60% de los alumnos de todos los niveles de Educación Primaria y Secundaria.

 

Otros modelos

No en todas las Autonomías se ha dado libertad a los centros para comprar, con el dinero en sus manos, los libros donde prefieran. Según un estudio comparativo de los distintos programas de ayudas a la adquisición de material lectivo elaborado por CEAPA, en Castilla-La Mancha, pionera, las familias reciben del centro educativo un vale que canjean en las librerías por el lote de libros de texto que corresponda. Posteriormente las librerías reciben el dinero de los centros educativos. Al finalizar el curso el alumnado debe entregar los libros en el centro para que sean reutilizados por otras familias el siguiente curso escolar. Estos libros deben permanecer cuatro años en el centro.

El Gobierno de Cantabria entrega a las familias, a través de su centro educativo, un talonario de cheques-libro, canjeables por los libros de texto y materiales curriculares en las librerías y establecimientos comerciales autorizados. El importe del talonario era en el curso 2011/2012 de 120 euros para Educación Primaria y de 170 euros para ESO.

La administración autonómica riojana costea la gratuidad en los cuatros cursos de la ESO y en 3º, 4º, 5º y 6º de Primaria. Las familias compran los libros en cualquier librería que deseen y posteriormente la Consejería de Educación les abona el dinero correspondiente a través de los centros. Al finalizar el curso, los alumnos entregan los libros en el centro, libros que deben tener una duración máxima de cuatro años.

Lea también:

- El PSOE insta a Deu a poner recursos para ejecutar el programa de reposición de libros de texto

- Caballas opina que la Ciudad ha diseñado tarde y mal su programa de préstamo de libros de texto

- Colegios e IES comprarán hasta 4 libros por alumno becado con dinero de la Ciudad

- La Delegación niega "recortes" en las becas educativas porque este curso no gastó lo presupuestado

- El Ministerio aplica un drástico recorte a las becas de Primaria y Secundaria en Ceuta

Los libreros no saben "nada" sobre cómo les afectará la reposición de material de texto de la Ciudad